lunes, 27 de julio de 2015

El Quijote. 2ª parte. (Capítulos 50-59). Reto

Capítulo 59

En este capítulo la desesperación de don Quijote empieza a ser importante. Tras el episodio de los toros está muy triste y es incapaz de comer, pero Sancho no muestra este remilgo y además le incita a no desesperarse, a comer y a dormir.

 “Yo, Sancho, nací para vivir muriendo y tú para morir comiendo”. 

Continuando rumbo a Zaragoza, ven una venta y paran a comer allí, pero al contrario de lo que es habitual, don Quijote no la confunde con un castillo, sino que la ve tal cual es, una simple venta. ¿Por qué será? ¿Acaso estará recobrando el juicio?

En esta venta tiene lugar un episodio de los que más me han hecho reír:

Llegóse la hora del cenar; recogiéronse a su estancia; preguntó Sancho al huésped que qué tenía para darles de cenar. A lo que el huésped respondió que su boca sería medida; y así, que pidiese lo que quisiese: que de las pajaricas del aire, de las aves de la tierra y de los pescados del mar estaba proveída aquella venta. 
-No es menester tanto -respondió Sancho-, que con un par de pollos que nos asen tendremos lo suficiente, porque mi señor es delicado y come poco, y yo no soy tragantón en demasía.
Respondióle el huésped que no tenía pollos, porque los milanos los tenían asolados. 
-Pues mande el señor huésped -dijo Sancho- asar una polla que sea tierna.
-¿Polla? ¡Mi padre! -respondió el huésped-. En verdad que envié ayer a la ciudad a vender más de cincuenta; pero, fuera de pollas, pida vuestra merced lo que quisiere.
-Desa manera -dijo Sancho-, no faltará ternera o cabrito. 
-En casa, por ahora -respondió el huésped-, no lo hay, porque se ha acabado; pero la semana que viene lo habrá de sobra. 
-¡Medrados estamos con eso! -respondió Sancho-. Yo pondré que se vienen a resumirse todas estas faltas en las sobras que debe de haber de tocino y huevos. 
-¡Por Dios -respondió el huésped-, que es gentil relente el que mi huésped tiene!, pues hele dicho que ni tengo pollas ni gallinas, y ¿quiere que tenga huevos? Discurra, si quisiere, por otras delicadezas, y déjese de pedir gallinas. 
-Resolvámonos, cuerpo de mí -dijo Sancho-, y dígame finalmente lo que tiene, y déjese de descurrimientos, señor huésped. 
Dijo el ventero: 
-Lo que real y verdaderamente tengo son dos uñas de vaca que parecen manos de ternera, o dos manos de ternera que parecen uñas de vaca; están cocidas con sus garbanzos, cebollas y tocino, y la hora de ahora están diciendo: ''¡Coméme! ¡Coméme!'' 
-Por mías las marco desde aquí -dijo Sancho-; y nadie las toque”

No se irán de la venta sin que Sancho le diga al ventero que “alabase menos la provisión de su venta, o la tuviese más proveída.”

En este capítulo Cervantes se despacha contra el Qujote de Avellaneda. Después de cenar, don Quijote y Sancho Panza tienen conocimiento de que alguien ha escrito la segunda parte de las hazañas del valeroso don Quijote de la Mancha, entre las que se dice que el caballero se desenamora de Dulcinea o que Sancho es un borracho. Don Quijote, todo ofendido, cuando sabe que también se asegura en esa falsa historia que entrará en Zaragoza, decide cambiar de rumbo y jura no poner un pie en esa ciudad.

-Por el mismo caso -respondió don Quijote-, no pondré los pies en Zaragoza, y así sacaré a la plaza del mundo la mentira dese historiador moderno, y echarán de ver las gentes como yo no soy el don Quijote que él dice. 
-Hará muy bien -dijo don Jerónimo-; y otras justas hay en Barcelona, donde podrá el señor don Quijote mostrar su valor. 
-Así lo pienso hacer -dijo don Quijote-”.

 Capítulo 58

Tras haber dejado a los duques, don Quijote y Sancho ponen rumbo a Zaragoza mientras hablan de diversos temas, como la libertad y el amor. De la libertad opina Cervantes (a través de don Quijote) que: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres”. Cervantes debía de saber bien lo que era la falta de libertad pues había estado cautivo cuatro años en Argel.

Del amor opina que: "(...) ni mira respetos ni guarda términos de razón en sus discursos, y tiene la misma condición que la muerte, que así acomete los altos alcázares de los reyes como las humildes chozas de los pastores, y cuando toma entera posesión de un alma, lo primero que hace es quitarle el temor y la vergüenza”.

Cambiando de tema, Sancho le confiesa que lo que a él le intriga es saber cómo es posible que Altisidora se hubiera podido enamorar de su señor, pues don Quijote tiene “más cosas para espantar que para enamorar”.  ¡Ay! Este Sancho…

Siguiendo su camino se encuentran con unas muchachas que con unos amigos estaban intentando recrear el ambiente pastoril de una nueva Arcadia. Y aquí tenemos una aventura de la que el Caballero de los Leones vuelve a salir mal parado ya que cuando se pone en medio de un camino a proclamar la belleza de estas zagalas le pasa (y a Sancho, y a sus dos monturas) una manada de toros por encima…

Capítulo 57

Este capítulo es muy cortito, y en él se cuenta cómo don Qujote abandona junto a Sancho el castillo de los duques cansado de tanta holgazanería, y pone rumbo a Zaragoza.

  Capítulo 56

Llega el día en que ha de luchar don Quijote en buena lid contra el supuesto caballero que había deshonrado a la hija de la Rodríguez, pero cuando el farsante ve a la muchacha se enamora de ella, se niega a luchar y accede a casarse. Al quitarse el casco todos ven que no se trata del burlador, pero don Quijote les aclara que eso será cosa del encantandor que le persigue, que gusta de mudar a las personas en otras como hizo con Dulcinea y con el bachiller Carrasco. El duque, algo enfadado por cómo se han desarrollado los acontecimientos, lejos de lo que él había querido, decide encerrarlo quince días antes de que pueda casarse con la muchacha.


 Capítulo 55

Cuando cae la noche, Sancho se aparta del camino para descansar, pero con tan mala fortuna que cae junto con su burro por una sima de la que no puede salir. Dándose por muerto le pide perdón a su amigo de cuatro patas y le promete que si salen de esa le dará piensos doblados y le pondrá una corona de laurel. Compara con tristeza su mala suerte con la de don Quijote en la cueva de Montesinos donde todo le fue bien. Entonces encuentra un agujero que se abre a una galería en la profundidad y caminando por él empieza a pedir socorro. Don Quijote, que estaba entrenando para su liza, le oye y acude a socorrrele tras buscar ayuda y sogas en el castillo. Cuando, una vez fuera, le preguntan por su gobierno, Sancho se empieza a quejar de su mala experiencia y de que no pudo ni comer ni enriquecerse, a lo que don Quijote le responde que:

 " - (...) Si el gobernador sale rico de su gobierno, dicen dél que ha sido un ladrón, y si sale pobre, que ha sido un para poco y un mentecato.
-A buen seguro -respondió Sancho- que por esta vez antes me han de tener por tonto que por ladrón".

 Capítulo 54

Mientras don Quijote espera que tenga lugar su duelo contra el chico que engañó a la hija de la Rodriguez, sin saber que finalmente este duelo será con un falso contricante, pues "Resolviéronse el duque y la duquesa de que el desafío que don Quijote hizo a su vasallo, por la causa ya referida, pasase adelante; y puesto que el mozo estaba en Flandes, adonde había ido huyendo por no tener por suegra a doña Rodriguez, ordenaron de poner en su lugar a un lacayo gascón, que se llamaba Tosolinos", Sancho emprende el camino de vuelta con su amo tras dejar el gobierno de la ínsula. 
Por el camino el exgobernador de Barataria se encuentra con seis peregrinos entre los que resulta que él conoce a un viejo amigo, el morisco Ricote, expulsado de España al igual que todos los de su nación. Aquí Cervantes expresa su acuerdo con tal resolución del rey (tal vez por convicción, tal vez porque no había otra que estar de acuerdo), y también habla del dolor del destierro de los que fueron expulsados. 
Ricote le dice a Sancho que ha vuelto a España para desenterrar un tesoro, y cuando le ofrece 200 escudos por ayudarle a recuperarlo, este se niega pues le dice que eso sería traicionar a su rey y además no es codicioso. 
Después se separan para continuar cada uno su camino.

 Capítulo 53

En este capítulo se acaba el gobierno de Sancho en su ínsula.

Sancho se depierta en plena noche por unos ruidos. Cuando se asoma a ver qué pasa, ve un montón de hombres corriendo y le dicen que en la ínsula han entrado enemigos y que hay que luchar. Le colocan entre dos paveses (escudos oblongos que cubren casi todo el cuerpo) y lo dejan encerrado como si fuera un galápago. Se cae al suelo y no puede levantarse ni tomar parte en la batalla que, tras un tiempo, sus burladores le aseguran haber ganado. Tras acabar esa supuesta batalla, Sancho se viste y se va con su rucio y dándole un beso en la frente le habla de la infelicidad que puede traer la ambición:

"-Venid vos acá, compañero mío y amigo mío, y conllevador de mis trabajos y miserias: cuando yo me avenía con vos y no tenía otros pensamientos que los que me daban los cuidados de remedar vuestros aparejos y de sustenar vuestro corpezuelo, dichosas eran mis horas, mis días y mis años; pero, después que os dejé y me subía sobre las torres de la ambición y de la soberbia, se me han entrado por el alma adentro mil miserias, mil trabajos y cuatro mil desasosiegos".

Después se dirige a los que había con él y les dice que deja el gobierno y que se va a vivir en paz:

 "-... dejadme que vaya a buscar la vida pasada, para que me resucite de esta muerte presente".

Capítulo 52

Don Quijote está preocupado por la vida ociosa y despreocupada que lleva en el castillo de los duques, tan alejada de la vida de los caballeros andantes, así que toma la decisión de irse cuanto antes. Sin embargo, antes de que llegue a hacerlo la dueña Rodríguez y su hija acuden a él recordándole la promesa que había hecho de ayudar a que el hijo del labrador se casase con la hija. Don Quijote reta en duelo al muchacho y el duque se compromete a obligarlo a aceptar el duelo, que se realizará de ahí en seis días.

También llegan dos cartas de Teresa Panza, una para la duquesa y otra para su marido, cartas que muestran el lenguaje campesino de la mujer. Los duques leen y disfrutan entre risas de estas cartas.

 Capítulo 51

Sancho vuelve a sufrir los regímenes del doctor Recio, quuien le convence para comer poco asegurándole que eso aumenta el ingenio.

"Con esa sofistería padecía hambre Sancho, y tal, que en su secreto maldecía el gobierno y aun a quien se le había dado".

El primer caso que ha de juzgar ese día Sancho es casi un acertijo:

"Señor, un caudaloso río dividía dos términos de un mesmo señorío (...), sobre este río estaba una puente, y al cabo della, una horca y una como casa de audiencia, en la cual de ordinario había cuatro jueces que juzgaban la ley que puso el dueño del río, de la puente y del señorío, que era en esta forma: «Si alguno pasare por esta puente de una parte a otra, ha de jurar primero adónde y a qué va; y si jurare verdad, déjenle pasar; y si dijere mentira, muera por ello ahorcado en la horca que allí se muestra, sin remisión alguna». Sabida esta ley y la rigurosa condición della, pasaban muchos, y luego en lo que juraban se echaba de ver que decían verdad, y los jueces los dejaban pasar libremente. Sucedió, pues, que, tomando juramento a un hombre, juró y dijo que para el juramento que hacía, que iba a morir en aquella horca que allí estaba, y no a otra cosa. Repararon los jueces en el juramento y dijeron  «Si a este hombre le dejamos pasar libremente, mintió en su juramento, y, conforme a la ley, debe morir; y si le ahorcamos, él juró que iba a morir en aquella horca, y, habiendo jurado verdad, por la misa ley debe ser libre». Pídese a vuesa merced, señor gobernador, qué harán los jueces de tal hombre".

Tras darle intricadas vueltas Sancho, y no habiendo un juicio claro, acaba sentenciando que lo dejen pasar libremente porque entre los consejos que le dio don Quijote estaba que "cuando la justicia estuviese en duda, me decantase y acogiese a la misericordia ".

Al doctor le parece tan acertado su juicio que le dice que puede comer lo que quiera. Después le llega a Sancho una carta de don Quijote donde le sigue dando consejos sobre el buen gobierno. Sancho toma buena nota de ellos y después de contestarle con otra carta, dedica la tarde a hacer algunas ordenanzas, como por ejemplo: moderar el precio del calzado, poner tasa en los salarios,... y a todos les parecen tan buenas que "hasta hoy se guardan en aquel lugar, y se nombran. Las constituciones del gran gobernador Sancho Panza".

Capítulo 50

Lo primero que sabemos en este capítulo es quiénes fueron los fantasmas que golpearon a don Quijote y a la dueña Rodríguez. No fueron fantasmas, como ya esperábamos, sino la duquesa y Altisidora que estaban espiando la conversación de la dueña con el caballero. Cuando la duquesa oyó que la Rodríguez revelaba su secreto (que tenía fuentes en las piernas -que, por lo que he encontrado, parece que significa que tenía llagas en las extremidades-), entró con Altisidora para vengarse de la dueña.

Después de esta revelación vamos hasta el pueblo de la mujer de Sancho, Teresa Panza, y de su hija, Sanchita, donde un paje les entrega una carta de la duquesa, que les confirma que Sancho es por fin gobernador de la  ínsula de Barataria y en la que pide que Sanchita acuda a su castillo. Además les entrega un collar de coral y un fino traje de Sancho, y les pide de regalo simplemente unas bellotas. La humildad de la duquesa asombra a las Panza, que la comparan con la desmesurada arrogancia de las hidalgas de su pueblo. Mujer e hija están muy contentas con los acontecimientos y lo demuestran regalando una gran sarta de refranes tal y como suele hacer Sancho Panza (se ve que es cosa de familia). Le enseñan la carta al cura y al bachiller Carrasco quienes se huelen que hay algo que no cuadra en esa historia. El cura invita al paje a comer su casa.



64 comentarios:

  1. Ni me acordaba de vuestro reto. Veo que me he perdido mucho este mes. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje sí, aquí seguimos con el reto, sin abandonar. Esta segunda parte está muy chula :-)
      Besos!

      Eliminar
  2. Veo que seguís tan entusiasmadas con El Quijote :) Yo no tendría tanta paciencia, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esta segunda parte esta muy entretenida, a veces me dan ganas de leer un montón de capítulos seguidos :-)
      Besos!

      Eliminar
  3. Venga que ya queda poquito. Uff yo no podría jajaja
    Un beso<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya solo queda como un cuarto de la novela, al final la voy la echar de menos y todo :-)
      Besos!

      Eliminar
  4. Vas a buen ritmo... pronto superas el reto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que este reto lo supero este año :-)
      Besos!

      Eliminar
  5. Estos capítulos están siendo muy buenos!
    Besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he reído un montón, y además están muy interesantes. Espero que siga así hasta el final
      Besos!

      Eliminar
  6. Hola Atalanta estos dos capítulos parecen muy interesantes, ya veo que las ganas de comer agudizan el ingenio de Sancho, muy buena la respuesta. Me alegro que estés disfrutando tanto de las aventuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están genial, me están gustando mucho :-)
      Un beso!

      Eliminar
  7. Hola Atalanta siguen los problemas de Don Quijote y Sancho, los pobres no ganan para disgustos, parece que todo el mundo se quiere burlar de ellos. Continúa disfrutando de la historia. Disfruta del domingo y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos ahora Sancho dejó el "gobierno" de Barataria y podrá comer todo lo que quiera XD
      Feliz semana, Lecturina!
      Un beso!

      Eliminar
  8. Pues me alegro ver como vas avanzando >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ya casi no queda nada :-)
      Besos!

      Eliminar
  9. Ayer terminé justo un libro sobre Cervantes y me acordé de ti y la lectura que estas haciendo del Quijote hehehe. Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ya nos contarás que tal el libro de Cervantes, el Quijote por mi parte lo recomiendo :-D
      Besos!

      Eliminar
  10. No desistas¡¡ lo llevas genial¡¡¡ un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francis! No desistiré :-)
      Un beso!

      Eliminar
  11. Yo tengo al Quijote como reto.....pero aixxxx, aunque leyendo lo que vas publicando parece menos mmm......
    Un besoooo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La segunda parte se lee sola, está muy entretenida, ánimo!
      Besos!

      Eliminar
  12. Ay, cuando veo entradas como esta me dan ganas de ponerme a leerlo. He leído capítulos sueltos, pero la verdad es que nunca he podido terminarlo xD

    ¡Un besote!

    PD: Me quedo por aquí, que no te seguía :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te animo a ponerte con él. Poquito a poco se lee enseguida :-)
      Besos! Y bienvenida!

      Eliminar
  13. Ay no entiendo, pone que esta entrada es del 5 de julio pero yo he comentado el 30 ._. no entiendo jajajaja
    Bueno, la verdad es que yo no podría con este reto yff
    Un beso<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cuando empecé con este reto no tenía claro como actualizar las entradas, así que es la misma entrada que actualizo todos los lunes o domingos añadiendo los nuevos capítulos semanales :-) Un poco lioso quizá, la próxima vez no lo haré así
      Un beso grande!

      Eliminar
  14. Hola!
    Muy buen reto, es increíble, te admiro por ello, ya te queda muy poquito, animo :)
    Besos, nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya queda poco, al final lo voy a echar de menos... XD
      Besos!

      Eliminar
  15. ¡¡Hola!!
    Como creo que ya te he dicho, tienes que tener mucha fuerza de voluntad para leerte esta gran (en todos los sentidos) obre. Así que te admiro. Venga que ya te queda menos y es bastante curioso las entradas que haces sobre tu reto.
    Nos leemos:)

    Un abrazo,
    Raxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raxx. Poquito a poquito se lee bien, y la verdad es que estos últimos capítulos están genial, mucho mejor que la primera parte :-)
      Os seguiré contando :-)
      Besos!

      Eliminar
  16. ¡Qué valiente me pareces con este reto! Olé , Olé y Olé ^^
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Amy. La verdad es que con un par de capítulos a la semana se lleva bien, se hace hasta corto XD
      Besos!

      Eliminar
  17. Ya te queda poco, y yo me he puesto con la revisión de Trapiello de El quijote
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo bastante curiosidad con ese libro. A ver qué te parece a ti.
      Un beso!

      Eliminar
    2. "Llegó la hora de cenar, se recogieron en su estancia; preguntó Sancho al ventero qué tenía para darles de cenar, a lo que este respondió que pidieran por esa boca, que de las pajaricas del aire, de las aves de tierra y de los pescados del mar estaba provista la venta"
      A modo de ejemplo y contraste con tu párrafo

      Eliminar
    3. Pues me parece que está muy bien. Y cómo me ha gustado El Quijote creo que en un futuro probaré :-)
      Gracias!

      Eliminar
  18. Animo! Ya mismo acabas, valor el tuyo de empezarlo :)
    Un besooo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! No es tanto como parece XD Entre aventura y aventura se pasan rápido las páginas
      Un beso!

      Eliminar
  19. Veo que vas avanzando en la lectura :) Felicidades por ser tan constante, yo creo que lo hubiera dejado ya.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo, sigo :-) Que no se diga que dejo las cosas a medias :-)
      Besos!

      Eliminar
  20. Ya sé que siempre te digo lo mismo jaja pero uff, yo no podría.
    Venga que ya queda poquito^^
    Un beso<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 15 capítulos y se acaba El Quijote :-)
      Besos!

      Eliminar
  21. Muchas gracias por compartirla :D
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotr@s por pasaros a animarme :-)
      Un besito!

      Eliminar
  22. Qué bien que continueis con el reto!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poquito a poco pero sin dejarlo :-)
      Besos!

      Eliminar
  23. Muy buen análisis!!! Gracias por compartirlo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ti por pasarte, Happiness! :-)
      Besos!

      Eliminar
  24. ¡Hola!
    Vaya tela, como te lo curras. Me ha gustado mucho.
    Me quedo por aquí y un besote muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Bienvenida! Te sigo desde hace tiempo ;-)
      Un besito :-)

      Eliminar
  25. Sin duda todo un reto. Ya no te queda nada. A ver la resolucion final general que tal. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento lo que sí te digo es que la segunda parte está mucho mejor que la primera, en mi opinión
      Un beso!

      Eliminar
  26. Respuestas
    1. Al final echaréis de menos estas entradas, ya verás :-)
      Besos!

      Eliminar
  27. Hooola ! Sin duda uno de los retos mas difíciles que he visto por los blogs! Animo que ya estas en la recta final :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos de 15 capítulos para el final! :-)
      Un beso!

      Eliminar
  28. Hola :) vais a tope, ya no queda nada. Yo nunca lo he leído, solo típicos fragmentos en el instituto, y me esta pareciendo curioso seguir la historia a través de vuestro reto. Un besin^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en el instituto no recuerdo haber leído nada más que el comienzo, pero me está gustando más de lo que esperaba :-)
      Besos!

      Eliminar
  29. ¡Hola!

    Ya te va quedando menos para acabarlo.

    Algún día lo leeré completo.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se leer mejor de lo que parece, sobre todo esta segunda parte
      Besos!

      Eliminar
  30. Respuestas
    1. La verdad es que este capítulo ha sido muy gracioso! :-)
      Besos!

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.