jueves, 28 de septiembre de 2017

Neverwhere (Neil Gaiman)

TÍTULO: Neverwhere
AUTOR: Neil Gaiman
TÍTULO ORIGINAL: Neverwhere
AÑO: 1996
EDICIÓN: Roca Bolsillo, 2016
GÉNERO: Fantasía

RESUMEN: Richard es un joven tranquilo con una vida anodina que transcurre entre un trabajo aburrido y una novia controladora. Pero un día, una muchacha herida que parece una persona sin hogar, se cruza en su camino suplicando ayuda. Desde ese momento, la realidad no será la misma para Richard. Descubrirá que su ciudad, Londres, es mucho más grande y más enigmática de lo que creía. Bajo sus pies, existe una ciudad peligrosa, mágica y desconocida.

OPINIÓN PERSONAL: A veces solo necesitamos un libro para saber que un autor acaba de atraparnos para siempre entre sus redes. A mí me sucedió con El océano al final del camino (reseña aquí). Supe que, desde ese momento, Gaiman iba a ser vital en mis lecturas y, por tanto, en mi vida.

Neil Gaiman es un creador, pero no solo de historias, no. Él es un Creador. Alumbra mundos, mundos que se hacen reales para aquel que los descubre. Y en esta ocasión he descubierto "Londres de Abajo".

Se preguntó cómo era posible que existiera algo así, bajo la ciudad de Londres, sin que nadie supiera de su existencia”.

Mi vehículo para llegar a este oculto universo londinense ha sido una edición de Neverwhere que contiene una carta del autor a los lectores en castellano y un cuento extra titulado De cómo el Marqués recuperó su abrigo, protagonizado por uno de los personajes de Neverwhere, el Marqués de Carabás. Además cuenta con un prólogo del autor en el que explica que esta edición es la versión resultante de la fusión de otras versiones anteriores de la novela.

(…) una nueva —y definitiva, espero— versión de Neverwhere, y de paso un quebradero de cabeza para los bibliógrafos”.

La historia del mágico Neverwhere comenzó cuando le pidieron al autor un guión para una serie de la BBC sobre personas sin hogar. Gaiman aceptó el encargo pero abordando la historia bajo el prisma de la fantasía.

 “Y también quería hablar de las personas que caen en la marginalidad, de los desposeídos (sirviéndome del espejo de la fantasía, que a veces consigue mostrarnos cosas que hemos visto tantas veces que ya nos pasan completamente desapercibidas) desde una óptica del todo nueva”.

Y así surgió este hermoso cuento, profundo y de matices oscuros, que muchos catalogan de juvenil pero que en mi opinión no tiene edad, narrado con su personal estilo ensoñador y vital, y con un ligero humor que endulza la lectura.

Richard había llegado a la conclusión de que los acontecimientos eran unos cobardes: no sucedían de  uno en uno, no, tendían a encadenarse y a venírsele encima todos a la vez”.

Todo comienza cuando, el bonachón y algo pusilánime, Richard se ve arrastrado a un nuevo mundo, y una vez que está en él se vuelve invisible para la sociedad. La gente no le ve, no le oye, no le presta atención… Podría morirse delante de ellos y nadie le ayudaría porque él no está ahí; ni siquiera notarían su ausencia. Su única salida es intentar ayudar a una joven tan invisible para la gente como él es ahora. Tal vez si lo logra pueda recuperar su vida, salir del abismo en que ha caído, y volver a ser una persona normal.

Tras bajar a ese mundo subterráneo... aparece ante el lector la posibilidad de que exista un universo furtivo con gente invisible a sus ojos ciegos y la eventualidad de que un día pueda él mismo quedar atrapado en ese lugar donde ser ignorado.

—Joven—le dijo—, hay algo que debes entender: hay dos Londres. Está Londres de Arriba, que es donde tú vivías, y luego está Londres de Abajo, el Lado Subterráneo, habitado por seres marginales. Ahora tú eres uno de esos seres marginales. Buenas noches”.

Richard y Puerta son los protagonistas pero, como sucede a menudo, los personajes secundarios les hacen sombra. En este caso es el Marqués de Carabás (¿os suena el nombre? ¿no? Pista: El gato con botas), un tramposo, ladino y astuto mercader de favores que guarda muchos ases en la manga (o en los bolsillos de su particular abrigo del color de una noche mojada a medianoche). Los principales villanos, los señores Vandemar y Croup, tampoco tienen desperdicio.

El Marqués alzó una ceja: era distante, displicente, un ser hecho de pura ironía”.

Y con todos ellos y muchos otros descendemos al Londres de Abajo, donde todo tiene un sentido profundo. Un lugar donde las alcantarillas, los vagones de metro, los túneles… todo, guarda mucho más de lo que parece. Un lugar donde se esconden bestias, quizá caimanes gigantes, quizá monstruos más peligrosos incluso, puede que vagones medievales.

Actores de la adaptación radiofónica de Neverwhere en la BBC saludando
a Gaiman "desde Londres de Abajo". Fuente de imagen: DenofGeek

Tras bajar a este mundo subterráneo... a uno le asalta la curiosidad y se pregunta qué ocultará la ciudad en la que vive en sus insondables entrañas.

Daba la sensación de que no eran las luces las que se apagaban, sino que era la oscuridad la que se encendía. Richard parpadeó, deslumbrado por la noche”.

Claro que Neverwhere es real. Es mágico, y es real. Solo hay que abrir una puerta, un libro tal vez, y la magia más poderosa que es capaz de urdir el ser humano nos llevará hasta allí. 

Solo hay que tener valor para entrar.

—Tienes buen corazón. A veces eso es suficiente para mantenerte a salvo allá donde vayas, (…) Pero por lo general no”.

¿LO RECOMENDARÍA?:

VALORACIÓN:

lunes, 25 de septiembre de 2017

Reto Halloween junto al fuego

Se acerca Halloween, la fiesta más terrorífica del año, y para celebrarlo ya está aquí el reto Halloween  junto al fuego (sí, este año lo he rebautizado, pero el reto sigue siendo el mismo).

Una iniciativa para disfrutar del momento más sobrenatural del año, ese en que la frontera entre la vida y la muerte se difumina y cualquier cosa puede ocurrir; el momento en que las historias de miedo contadas junto a una hoguera pueden cobrar vida en manos de un buen narrador.

 ¿En qué consiste la iniciativa? En leer un libro (o un relato) de terror entre los días 1 y 31 de octubre y publicar la reseña antes del 31 de octubre a las 23.59. La única condición es que ese libro tiene que haber sido adaptado cinematográficamente (para cine o televisión). Lo mínimo es leer un libro (o relato), pero no hay máximo, cuantos más mejor, más ideas para pasar miedo. Como véis es muy fácil de cumplir.

Si os sentís valientes y no teméis a los espíritus que rondan la noche de brujas, el reto tiene otra parte opcional, que es ver la adaptación de ese libro y contarnos qué ha resultado más aterrador: ¿el libro o la película?

¿El terror os impone mucho? Entonces mi recomendación son los libros de estilo gótico o los clásicos, auténticas joyas  siempre placenteras de leer (como Drácula, de Bram Stoker). 

El día 1 de noviembre (si sobrevivo a la noche de brujas, claro), publicaré una entrada recopilatoria con todas las lecturas de los incautos que nos hemos apuntado a un octubre turbador y tenebroso.

Si queréis uniros a la iniciativa solo tenéis que dejarme un comentario diciendo que participáis, y después ir dejándome también los enlaces de vuestras entradas (para facilitarme la posterior recopilación). Si además os lleváis el banner a vuestro blog sería estupendo. Si os apetece comentar por Twitter todas las experiencias escalofríantes que os están regalando vuestras lecturas y películas podemos hacerlo con el hashtag #Halloweenjuntoalfuego

Por si os faltan ideas para pasar un Halloween aterrador aquí os dejo las lecturas de los participantes de años anteriores, hay para todos los gustos: http://unlibrojuntoalfuego.blogspot.com.es/2015/11/lecturas-terrorificas-con-halloween-de.html y http://unlibrojuntoalfuego.blogspot.com.es/2016/11/lecturas-terrorificas-de-halloween-de.html.

Por mi parte, este año leeré el relato de H. P. Lovecraft  Herbert West, Reanimador  en el que se basó la película de 1980 Re-Animator, y me adentraré en el terror juvenil de la mano de uno de mis escritores favoritos, Neil Gaiman, con su novela Coraline.

¿Os apetece acompañarme en un Halloween de libros y pelis terroríficas?

miércoles, 20 de septiembre de 2017

El guerrero a la sombra del cerezo (David B. Gil)

TÍTULO: El guerrero a la sombra del cerezo
AUTOR: David B. Gil
AÑO: 2014
EDICIÓN: Kindle, 2014
GÉNERO: Ficción histórica

RESUMEN: El clan Ikeda, regente de las tierras de Izumo, ha sido víctima de una conspiración y, tras haber sido sorprendidos en medio de la noche, todos sus miembros hallan la muerte. Solo escapa el pequeño Seizô, protegido por el leal samurái Kenzaburô. A partir de ese momento el joven huérfano deberá esconder su verdadera identidad y viajar al lado de su tutor y mentor, el propio Kenzaburô. Por otro lado, el médico Ekei, un hombre curioso e inteligente, se ve involucrado en intereses políticos que poco tienen que ver con el arte de sanar, pero de él dependerá que se evite una cruel guerra entre clanes.

OPINIÓN PERSONAL: Hace poco comentaba de la novela Elantris, de Brandon Sanderson, (reseña aquí) lo mucho que me había sorprendido que una primera novela pudiera estar tan bien escrita y tan bien urdida teniendo en cuenta la complejidad de la historia narrada. Con El guerrero a la sombra del cerezo me repito: es la primera novela del autor (David B. Gil), pero este hecho no se nota a pesar de su complejidad y su longitud (yo la he leído en formato electrónico pero en la versión en papel supera las 700 páginas). Prueba de la maestría con que está escrita es que ganó el premio Hislibris de novela histórica (siendo la única novela autopublicada que lo ha hecho) y quedó finalista del premio Fernando Lara. En un principio, como he dicho, fue autopublicada por su autor pero ahora ha salido a la venta bajo el sello de la editorial Suma.

La opera prima de David B. Gil invita a viajar el Japón feudal de principios del periodo Edo (siglo XVII en nuestro calendario). Últimamente leo bastante literatura japonesa (creo que el culpable de esto ha sido Seishi Yokomizo con su novela Gokumon-To -reseña aquí-), y las buenas opiniones sobre esta novela junto con su interesante argumento hicieron que me decantara por su lectura. Aunque es cierto que me costó decidirme por dos motivos: no suelo leer novela histórica y uno de los ejes del libro son los samuráis, figuras que me parece que están demasiado idealizadas y no me atraen tanto como a otros lectores. Pero finalmente decidí resguardarme a la sombra del cerezo y la verdad es que no he podido pasar mejores atardeceres.

El autor nos sumerge de lleno en el Japón feudal, en lo que queda patente que ha sido una labor de documentación extraordinaria y ante la cual me quito el sombrero. A lo largo de la historia nos encontramos muchos términos en japonés que hacen referencia a conceptos, mitología o costumbres del país del sol naciente, perfectamente explicados en las notas y sin que supongan un lastre en la lectura.

David B. Gil. Fuente de imagen: Blog 20 minutos

El libro cuenta dos historias que se van alternando y que no transcurren paralelas en el tiempo. Por un lado la historia de Seizô Ikeda, hijo pequeño de un señor feudal, huérfano a los nueve años cuando su familia es traicionada y asesinada. Se salva de una muerte segura gracias a Kenzaburô Arima, leal samurái de su padre. Esta es una historia de aprendizaje en la que veremos madurar al joven Ikeda. Seizô crecerá principalmente bajo la tutela de Kenzaburô, quien lo adiestrará en el honor y la justicia, así como en las técnicas samuráis para convertirlo en un gran guerrero que pueda afrontar con éxito su destino: vengar a su familia dando muerte a los conspiradores que acabaron con ella.

La otra historia es la del doctor Ekei Inafune, un médico amable, rebelde y curioso, que viéndose envuelto en una conspiración, se infiltrará en el clan de los poderosos Yamada para intentar frenar la que parece una guerra inevitable entre clanes.

(…) quizás la única victoria posible en una guerra que no puedes ganar es evitar que esta dé comienzo”.

De la dos historias mi preferida fue sin duda la del doctor Inafune, tanto por su personalidad como por los personajes que lo acompañan, entre los que destacaría a la médica O-Ine Itoo y a Asaemon Hikura, un samurái no tan honorable como otros. La primera parte de la vida del pequeño Ikeda sí que se me hizo un poquito lenta en ocasiones.

(…) los que se inmiscuyen en los juegos de los poderosos suelen acabar aplastados por un puño enguantado en hierro”.

A través de estos dos personajes (Ekei e Ikeda) vamos conociendo el Japón de la época, sus costumbres, su vestimenta, su sociedad, y todo ello de una forma natural, nada forzada ni excesiva. La historia fluye como un río a finales de primavera.

El guerrero a la sombra del cerezo no es un libro trepidante que no te deja tiempo ni para coger aire, aunque tampoco diría que es lento. Es una lectura que se saborea perdiéndose en sus descripciones, en su delicado y elegante ritmo, marcado por un cuidado lenguaje que invita a la imaginación a viajar hasta la época Edo. Además, hay un par de buenas sorpresas en la historia que el autor ha preparado de forma honesta, aportando antes suficientes datos a lo largo de la trama.

No sabría decir qué es lo mejor de la novela: los personajes reales y creíbles, con sus contradicciones y preocupaciones; la ambientación, engrandecida por la elegante narración; los múltiples temas, desde la venganza a la redención...

Cuando una piedra golpea la superficie de un estanque sereno, provoca ondas que llegan hasta la más lejana orilla”.

Tokugawa, regente del periodo
Edo. Fuente de imagen: Wikipedia


Parándome ahora un poco más en los personajes, las cuestiones más interesantes posiblemente sean las que rondan a Seizô Ikeda como el honor, la venganza, la justicia, el destino, la libertad. Seizô es un niño de buen corazón que pronto se queda huérfano y al cuidado del noble pero rígido Kenzaburô. Sin embargo, su sed de venganza no es tan fuerte como la de su maestro y tutor. ¿Debe consagrar su vida a arrebatar otras y hacerse frío como el pedernal? ¿Debe matar o morir en el intento para restaurar el honor de los Ikeda? ¿Sería un hombre de honor si no actuara así? Preguntas importantes que acosan a Ikeda a lo largo de su crecimiento.

 “Seizô, eres lo que queda del ejército de los Ikeda y tu brazo debe ejecutar una larga venganza”.

Deber, honor… son conceptos vacíos a los que algunos pretenden dotar de más valor que a la misma vida. Un hombre muerto con honor siempre valdrá menos que uno vivo. ¿O acaso durante estos años te ha consolado el sacrificio de tu padre y tu hermano? ¿No preferirías tenerlos contigo?

El doctor Ekei, por otro lado, es un médico curioso y sabio que no sigue al pie de la letra la tradición. Estudió métodos de medicina occidental, lo que en ocasiones le acarrea el desprecio de sus compañeros, pero él cree que ante todo está el bienestar del paciente y no desdeñará ningún conocimiento que pueda  ayudar a un enfermo. Su carácter,  su curiosidad, su valor y cierta impertinencia se ganan al lector con gran facilidad.

no padecía enfermedad alguna, si acaso, una rara forma de un mal largamente diagnosticado como curiosidad, contra el que no había más cura que dejar observar”.

Seizô y Ekei son los protagonistas, pero entre los personajes secundarios destacaría a Asaemon y a Fuyumaru.

Fuyumaru, un maestro del joven Seizô, es un shinobi, un maestro en el arte del sigilo y el espionaje, un ninja. Su aparición me ha parecido especialmente interesante pues se acerca a un aspecto bastante desconocido de los samuráis y del que yo tuve conocimiento hace poco a través de un documental: los samuráis a veces acudían a los ninjas para que colaboraran en sus misiones pero, puesto que estos usaban técnicas que los samuráis consideraban poco honorables, escondían su contratación.  

Asaemon es un descarado, descreído y soez samurái marcado por las consecuencias que le ha traído un, en mi opinión, honor malentendido, pero también es valiente y justo.

Reclamo un spin-off para Asaemon y Fuyumaru :-)

Fuyumaru, El que camina contra el viento, Hermano de Zorros, Ala de Cuervo, y otros nombres menos poéticos”.

Kenzaburô, por su parte, es todo lo contrario de Asaemon. Encarna todo aquello que debe ser un samurái. Se rige por el honor y el bushido, es justo, noble, y plantará cara a cualquier problema con tal de preservar el legado de los Ikeda.

En cuanto a las mujeres presentes en la historia, aunque no sean un elemento fundamental en la misma, son notables, tanto Yukie como O-Ine Itoo. Ambas, gracias a su inteligencia y su dedicación, han logrado hacerse un hueco en un mundo de hombres, la primera como samurái y la segunda como médico del señor Yamada. Sin embargo, las dos sufren las consecuencias de un sistema patriarcal que limita sus decisiones y su futuro.

El guerrero a la sombra del cerezo es una novela de venganza y aventuras, de  intrigas, misterio, redención y traición, una novela histórica y un poco costumbrista, pero ante todo es una lectura preciosa. Por su historia, por su narración, por sus personajes, por su ambientación. Una historia perfecta.

Solo aquellos en los que confiamos tienen la capacidad de traicionarnos”.

Si tras terminar la lectura, sois reticentes a abandonar al enigmático Ekei Inafume, es posible indagar un poquito más en su vida gracias al pequeño relato de David B. Gil, titulado Shokunin, que recomiendo también. Es un relato independiente, detectivesco, corto, escrito con un estilo menos evocador y más sencillo, ligero, rápido y entretenido. Aunque al ser independiente puede leerse sin conocer la novela, mi recomendación particular es hacerlo después de El guerrero a la sombra del cerezo.

¿LO RECOMENDARÍA?: Por supuesto.

VALORACIÓN:

lunes, 18 de septiembre de 2017

Reto 5 Líneas: Septiembre 2017

¡He vuelto de las vacaciones! Espero que todos hayáis disfrutado mucho del verano. Ahora toca disfrutar del otoño, de las castañas y las nueces... no hay mal que por bien no venga :-)

Después de que el mes pasado no participara en este reto, dejándome llevar por la pereza vacacional, vuelvo con el Reto 5 Líneas de Adella Brac (más información aquí): un relato de un máximo de cinco líneas que debe contener tres palabras elegidas al azar, que este mes han resultado ser: castillo, nerviosos y astucia. En cuanto vi "astucia" supe lo que quería escribir, pues para mí es un concepto que va siempre unido a uno de los grandes mitos:

"Trece años hace que dejé mi reino, pequeño y sin castillo. Abandoné a mi fiel esposa junto a su telar, hilando como una desesperada araña, y a mi perro, gimiendo apenado. Decenas de islas y mares he conocido, incluso he aprendido el ronco hablar de los nerviosos charranes. Y lloro. Lloro porque trece años errando son muchos para un mortal desterrado, pero pocos para aplacar la ira de un dios. Mas soy hijo de la astucia y hallaré el modo de regresar".

Ulises en la cueva de Polifemo, Jacob Jordaens. Fuente: Wikipedia