lunes, 27 de febrero de 2017

Jane Eyre (Charlotte Brontë)

TÍTULO: Jane Eyre
AUTOR: Charlotte Brontë
TÍTULO ORIGINAL: Jane Eyre
AÑO: 1847
EDICIÓN: Alba Editorial, 2012
GÉNERO: Romántica

RESUMEN: Jane Eyre no ha tenido una infancia fácil. Huérfana de padres, su tío la acoge en su casa pero al morir este, su tía y sus primos la desprecian y la maltratan. A los diez años su tía, deseando deshacerse de tan insoportable carga, la lleva a un colegio para niños huérfanos y pobres llamado Lowood, regido por el avaro señor Brocklehurst. Allí, Jane Eyre crece y se forma hasta que con 18 años decide ejercer de institutriz. Su primer empleo la llevará a Thornfield, donde conocerá al hosco señor Rochester, que la ha contratado para que eduque a la pequeña Adèle. Desde ese momento ambos se sienten atraídos el uno por el otro pero hay grandes impedimentos que los separan.

OPINIÓN PERSONAL: Otro libro que saco de mi lista de “eternos pendientes” gracias a un reto, el Reto Nos gustan los clásicos del blog Un lector indiscreto, y como además es una gran historia de amor ha sido un fantástico final para la Iniciativa Príncipe o Rana del blog No solo leo.

Charlotte publicó este libro bajo pseudónimo masculino, como también hubieron de hacer sus hermanas, por la discriminación social hacia la mujer en la época. Si Anne Brontë optó por el nombre de Acton Bell, y Emily Brontë por Ellis Bell, ella prefirió Currer Bell.

La obra tiene muchos rasgos autobiográficos, como el internado Lowood, inspirado en uno donde ella y sus hermanas vivieron un tiempo y en donde dos de sus hermanas (Elizabeth y María) murieron de tuberculosis; o el hecho de que la misma Charlotte ejerció de institutriz y fue criada por su tía durante un tiempo. 

Jane Eyre es una obra compleja con numerosas facetas, y que, al igual que una joya, según se va girando muestra unas u otras. 

Es una historia de crecimiento en la que la pequeña Jane va madurando y forjando su carácter a través de las personas que conoce y las penalidades por las que pasa. La parte psicológica está muy bien descrita, se entiende perfectamente cómo ha llegado a ser tal y como es, y cómo pueden afectar a una persona las situaciones a las que se ve sometida. 

La señora Reed se recuperó inmediatamente, me sacudió y me propinó dos sonoras bofetadas cerca de los oídos. Luego se fue sin decir una palabra más. Pero Bessie suplió luego ese silencio con un sermón de casi una hora, donde quedaba atestiguada sin vuelta de hoja que yo era la niña más pérfida y dejada de la mano de Dios que pudiera crecer bajo techado. Casi me convenció, porque realmente me di cuenta de que mi pecho solo albergaba deseos de mal”.

Pero a lo largo de la lectura la autora también representa la sociedad en la que vive. Retrata una sociedad hipócrita, rígida. Habla del maltrato o el acoso y lo hace de un modo natural, sin caer en la impostura o el fácil sarcasmo.

Entretanto, el señor Brocklehurst, inmóvil junto a la chimenea y con las manos a la espalda vigilaba con altivez soberana (…) Se volvió hacia la profesora, y en un tono más atolodrado que el usado hasta entonces preguntó:
—Señorita, señorita Temple, ¿Qué significa... qué hace aquí, quién esa esa niña llena de rizos? ¿Pelirroja y con rizos, señorita, con todo el pelo hecho un puro rizo?
—Es Julia Severn —respondió la señorita Temple con voz serena. 
—¡Julia Severn! ¿Y por qué lleva, ella o cualquier otra, el pelo rizado? ¿Por qué, desafiando todas las normas y preceptos de esta casa, se muestra tan descaradamente acorde con los usos mundanales (¡aquí en medio de esta caritativa y evangélica institución!) y convierte su pelo en una amalgama de rizos?
—Julia tiene el pelo rizado natural —contestó, aún más serena la señorita Temple.
—¡Natural! Pues bueno, no estamos dispuestos a ceder ante lo natural
. ¿A qué viene semejan te exceso”.

Y, adelantada a su tiempo, Charlotte también denuncia la falta de libertad de la mujer. Jane es una
Charlotte Brontë. Fuente de
imagen: Wikipedia
heroína fuerte y de carácter, no es una pusilánime y bella muchacha (de hecho queda bien claro que no es guapa) que espera que los hombres la salven y la colmen de riquezas, algo que queda remarcado en un final que afianza su independencia y su carácter.

Se da por supuesto que las mujeres son más tranquilas en general, pero ellas sienten lo mismo que los hombres; necesitan ejercitar y poner a prueba sus facultades, en un campo de acción tan preciso, para ellas como para sus hermanos. No pueden soportar represiones demasiado severas ni un estancamiento absoluto, igual que les pasa a ellos. Y supone una gran estrechez de miras por parte de algún ilustre congénere del sexo masculino opinar que la mujer debe limitarse a hacer repostería, tejer calcetines, tocar el piano y bordar bolsos. Condenarlas o reírse de ellas cuando pretenden aprender más cosas o dedicarse a tareas que se han declarado impropias de su sexo es fruto de la necedad”.

Además es una historia de misterio gótico, aunque probablemente en la actualidad este resulte bastante previsible. Y por supuesto, es una historia de amor.

No es de su raza. Creo que es de la mía, mejor dicho, estoy segura, lo siento totalmente afín a mí, entiendo el idioma de sus gestos y sus movimientos”.

Al igual que me sucedió con Cumbres Borrascosas (reseña aquí) el ambiente me embriagó, pues juega un papel muy importante e intensifica el relato de la joven huérfana. La atmósfera de la novela es oscura, fría y sombría. La soledad es un tema muy importante y queda patente en el frío que emanan las piedras... y las almas. 

Siempre metía la muñeca conmigo. Todos los seres humanos necesitan querer a alguien y yo, ante la escasez de personas merecedoras de mi amor, me las había ingeniado para encontrar placer en mimar y acariciar aquella imagen fantasmal y marchita, andrajosa como un minúsculo espantapájaros” .

Tanto aquella ventana como la larga galería a la que daban los dormitorios más sugería un ambiente de iglesia que de casa. Un aire frío, como de cripta, invadía la escalera y la galería, arrancando negros pensamientos de vacío y desamparo”.

La historia está narrada en primera persona por Jane, comenzado cuando tiene diez años y vive en casa de su tía, la señora Reed. Conoceremos a personajes adorables como Helen, una compañera de Lowood que la marcará para bien; y otros crueles y déspotas como la misma señora Reed o el señor Brocklehurst. También hay personajes poco definidos como el señor Rivers (admito que lo aborrecí, pero comparado con los anteriores…). Los diálogos están llenos de ingenio y agudeza, particularmente aquellos entre Eyre y el señor Rochester, que es buen contrapunto para la muchacha.

La mejor parte del libro es la primera mitad, que cuenta la niñez y juventud de Jane y su llegada a Thornfield. La segunda mitad se me hizo pesada y el final es un poco rocambolesco en alguna de sus partes, aunque por otro lado, sí me ha gustado el hecho, como dije, de que el desenlace remarque la fuerza del carácter de Jane así como su independencia.

¿LO RECOMENDARÍA?:
Sí.

VALORACIÓN:

34 comentarios:

  1. Qué buena recomendación nos traes hoy.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sé que es para matarme, pero aún no lo he leído.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Es un clásico y como tal creo que debe estar en las listas de todo el mundo, incluido en la mía :)

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo pendiente y creo que es imprescindible leerlo algún día.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Lo leí hace muchísimos años pero no me importaría hacer una relectura :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo pensé que este libro no me gustaría, como soy un poco especial con los clásicos, pero al final me terminó encantando.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Todo un novelón el de hoy, un clásico maravilloso. Sin embargo la película me dejó algo fría, qué pena.


    Un beso
    Yolanda.

    ResponderEliminar
  8. También es otro de mis eternos pendientes, a ver cuando lo rescato
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!
    Es uno de mi eternos pendientes. Genial reseña. Besotes

    ResponderEliminar
  10. Es uno de mis libros favoritos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola.

    Este libro también es otro de mis eternos pendientes, me lo regaló mi hermano hace ya años en una versión que me encanta, tengo que darle una oportunidad, me gusta todo lo que comentas, la libertad de la mujer en aquella época, y sobre todo esa atmósfera oscura con misterio, aunque sea algo predecible, tengo que hacerle un hueco como sea.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. A mí me parece un clásico imprescindible.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Atalanta sí estoy de acuerdo con todo lo que comentas, a mí me ha gustado un poco más, excepto la estancia en las tierras del páramo, lo demás me ha gustado muchísimo. Incluso el final que como tú dices afianza la personalidad de Jane, y todo por lo que ha luchado en su vida. Sin duda una historia maravillosa y ha sido fantástico leerla contigo y con Adella. Espero que volvamos a repetir, y me alegro que hayas terminado el #PríncipeRana con tan buen sabor de boca así te volverás a animar para el próximo año. Gracias por esta experiencia tan grata y me alegro que lo hayas disfrutado tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he disfrutado mucho y más con vosotras. El año que viene repetimos :-)
      Besos.

      Eliminar
  14. Es una obra maestra, sin duda.
    Charlotte Brontë tenía mucho talento, y más que algo, yo diría que estaba muy adelantada al tiempo que le tocó vivir.
    Buena reseña.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tines toda la razón, es más que algo, sobra ese adverbio :-)
      Un saludo

      Eliminar
  15. Hola!
    Lo leí hace muchos años y se que me gustó mucho aunque ahora mismo poco te podría contar de esta historia... Hace días que me voy cruzando con reseñas (parece que os habéis puesto de acuerdo ^^) y no descarto releerlo y ver que me parece ahora.. Aunque creo que si siendo mucho más jovencita me encantó ahora lo disfrutaré mucho más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Es un clásico que siempre recomiendo y que releeré en breve porque lo tenemos en mi club de lecturas. Besos

    ResponderEliminar
  17. A mí me da vergüencita decirlo pero lo he intentado unas cuantas veces y no ha habido forma con esta novela. Y sé que a todo el mundo le encanta (reconozco que me ha aliviado leer la palabra "pesada" en tu reseña, aunque sea refiriéndote sólo a una de las partes) pero conmigo no hay forma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Qué buena reseña has hecho! Una novela que tengo que releer, que me encantó cuando la leí.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Hola^^
    Pues creo que me podria gustar :)
    No descarto leerlo ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  20. A mí me gustó mucho y coincido en todo lo que comentas en la reseña. Esa trama de personaje me gusta.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola. Lo que me gusta de estos libros es que te transladan a la epoca. Besos.

    ResponderEliminar
  22. A mi Jane Eyre me resultó muy entretenido. Lo leí hace muchísimo tiempo y recuerdo que fue el primer libro en que pensé que la protagonista no me caía especialmente bien ¡y por aquel entonces creía que esas cosas no pasaban!
    Lo recomiendo

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  23. Me gustó mucho este libro, lo leí el año pasado y fue posiblemente una de las mejores lecturas del año. También como tú destacaría el ingenio de los diálogos. Está deliciosamente escrito.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. Soy más de la otra hermana, la verdad, pero aún así me parece una gran lectura
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Me encanta...y su adaptación cinematográfica clásica...sin palabras. Un beso!

    ResponderEliminar
  26. TAnto esta escritora como su hermana, me encantan ambas!!!!

    ResponderEliminar
  27. Mi eterno pendiente!!!sólo he leído a la otra herman! a ver si me animo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  28. Hola!
    Leí esta historia hace varios años atrás, fue una lectura obligatoria del colegio pero aun así disfrute muchisimo con la trama. Me parece que la autora hizo un trabajo magnifico relatándonos todo el asunto social de esa época, cosa que nos hace conocer el papel que tenía la mujer en aquel entonces y por ende este personaje se vuelve tan importante porque se cuestiona esas imposiciones, es algo que como mujer nos hace apreciar y encariñarnos con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Me encanta la portada de esta edición, es preciosa.
    No creo que lo lea a corto plazo. Vi la película en su día y, aunque ya hace tiempo, aún tengo la historia fresca en mi cabeza. Puede que me lance antes con otro de la autora, Cumbres borrascosas quizá.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cumbres Borrascosas es de la hermana, Emily Brontë. A mí me gustó más :-)
      Besos, Ray.

      Eliminar
  30. Las hermanas Brönte son mis eternas pendientes, nunca encuentro el momento adecuado para ponerme con ellas. Ahora tras leer tu reseña quizás las de un pequeño empujón y me anime con ellas. ;)
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que son unas novelas que pueden gustarte. Ya me dirás si te animas ;-)
      Besos, Susurros.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.