lunes, 7 de julio de 2014

El Quijote. Reto. (Capítulos 14-26)

 Capítulo 26
 
Ya intuía yo que la cosa se podía complicar para el Caballero de la Triste Figura. Y parece que así va a ser.

Tras ser enviado Sancho por don Quijote a hablar con su dama, nuestro escudero se encuentra con el cura y con el barbero y les cuenta las aventuras de don Quijote, incluso les da a conocer su propio deseo de heredar el gobierno de un país, pero sin ínsulas.

"Dijo también como su señor, en trayendo que le trujese buen despacho de la señora Dulcinea del Toboso, se había de poner en camino a procurar cómo ser emperador, o, por lo menos, monarca; que así lo tenían concertado entre los dos, y era cosa muy fácil venir a serlo, según el valor de la persona y la fuerza de su brazo; y que, siéndolo, le había de casar a él, porque ya sería viudo, que no podía ser menos, y le había de dar por mujer a una docella de la emperatriz, heredera de un rico y grande estado de tierra firme, sin ínsulos ni ínsulas, que ya no las quería".

Ante semejantes disparates, el cura y el barbero planean un ardid con el que engañar a don Quijote para traerlo de vuelta a su hogar y curarlo de su locura, aprovechándose de su buena voluntad. Uno se vestirá de doncella y el otro de escudero y de ese modo le pedirán ayuda. Si tienen o no suerte es algo que sabremos próximamente.

 Capítulo 25

Parece que nos vamos a quedar sin saber qué le pasó a nuestro loco de Sierra Morena, porque en este capítulo la aventura va a transcurrir por otros caminos. Don Quijote, exaltado por su encuentro, se pone celoso de algunas aventuras que sucenden a los más grandes caballeros de todos los tiempos, y decide que ha de volverse loco de amor él también. Así que, mientras él permanece en la sierra desnudo y dándose de cabezazos contra las peñas, manda a Sancho a hablar con su Dulcinea del Toboso para que ella le declare su amor y pueda recuperar nuevamente su cordura.

Me parece que la cosa no tiene visos de salir bien...

 Capítulo 24

Nada. Nos quedamos con la intriga. El cabrero, Sancho y don Quijote empiezan a escuchar de los labios del loco su historia de amor, pero nuestro caballero no tiene mejor idea que interrumpirle y tras esto se quedan sin saber el final y el loco les abandona. Pero nuestros amigos continuarán buscándole y seguro que conoceremos el motivo de la tristeza y la locura de este hombre.


Capítulo 23

Este capítulo abre una historia de lo más intrigante.
Tras la última desventura que sufrieron don Quijote y Sancho, este último le da unos consejos a su señor para no terminar por los suelos tan a menudo, y esta vez, el hidalgo promete tenerlos en cuenta. Continuan su camino por Sierra Morena y adentrándose en los montes se topan con una bolsa vieja con dinero, Sancho se pone muy contento con el hallazgo y se hace con él. Pero don Quijote quiere indagar un poco más sobre su dueño. Tras encontrar un diario y hablar con un cabrero llegan a la conclusión de que el dueño es un joven de familia acomodada que se ha adentrado en el bosque y que vive allí solo, pidiendo comida a los pastores o robándosela, y que está un poco loco e incluso a veces es un poco agresivo.

Pero la historia continuará y para resolver los interrogantes habrá que esperar un poquito más.

Capítulo 22

Ya eran demasiadas aventuras sin que nuestro hidalgo y su amigo recibieran unos cuantos palos...
Don Quijote se encuentra con unos presos que están siendo conducidos a galeras. Tal esclavitud no le parece nada bien al Caballero de la Triste Figura, así que los libera valientemente. Pero los reos son bastante desagredecidos y acaban dándole una tunda a él y a su escudero. ¡Qué injusticia!

Capítulo 21

Don Quijote y Sancho Panza prosiguen en este capítulo con sus aventuras, en las que en esta ocasión despojan a un pobre barbero de su bacía y de sus alforjas. Aunque lo que más me ha llamado la atención es un resumen, el cual realiza don Quijote relatándoselo a su escudero, de aquello que ha de acontecer a un caballero, compendio de todo lo que ha leído en las novelas de caballerías, y que muestra como las aventuras de los cabelleros son predecibles y siempren ocurren del mismo modo.


Capítulo 20

En este capítulo tenemos un poco de todo. Un poco de humor escatológico para empezar. Pero también conoceremos un cuento sin final que nos relata Sancho, y que bien podría ser una versión temprana del "Cuento de la Buena Pipa". Además, nuestos amigos también pasan algo de miedo (sobre todo el escudero, como ya os imaginareís), cuando oyen unos ruidos terribles en medio de la noche oscura. A la mañana siguiente, don Quijote acude todo envalentonado a hacer frente a esos peligrosos ruidos, pero cuando descubren que no son más que unos batanes, Sancho se ríe de mala manera de su señor, que no se toma muy bien eso de que se rían de él.


 Capítulo 19

Con este capítulo me he reido bastante, ya que nuestro hidalgo tiene unas réplicas muy graciosas en la boca. 

A don Quijote y a Sancho les pilla la noche haciendo camino cuando empiezan a ver unas luces que se les acercan. Sancho tiembla solo de pensar que puedan ser fantasmas, mas al acercarse comprueban que son hombres que escoltan una litera con un muerto. Don Quijote acaba peleándose con esta singular comitiva que él toma por hombres de armas pero que, en verdad, son clérigos. En la escaramuza, un pobre bachiller acaba con la pierna rota y cuando don Quijote le confiesa que su oficio es "andar por el mundo enderezando tuertos y desfaciendo agravios", el muchacho le contesta que no sabe cómo será eso posible "pues a mí de derecho me habéis vuelto tuerto, dejándome una pierna quebrada, la cual no se verá derecha en todos los días de su vida; y el agravio que en mí habéis deshecho, ha sido dejarme agraviado de manera que me quedaré agraviado para siempre; y harta desventura ha sido para vos, que vais buscando aventuras". Pero don Quijote le replica que la culpa ha sido de él: "El daño estuvo, señor bachiller Alonso López, en venir, como veníades, de noche, vestidos con aquellas sobrepilledes, con las hachas encendidas, rezando, cubiertos de lutos, que propiamente semejábades cosa mala y del otro mundo; y así no puede dejar de cumplir con mi obligación acometiéndoos".

Antes de irse el bachiller dijo a don Quijote que estaba "...descomulgado por haber puesto las manos violentamente en cosa sagrada". Pero el caballero le asegura que no será así, pues el sabe que jamás le puso las manos encima ni a él ni a nada que lo acompañara: ..."mas yo se bien no puse las manos, sino este lanzón".

Además, don Quijote se pone a sí mismo un sobrenombre: el Caballero de la Triste Figura.


Capítulo 18

Tras marcharse de la "venta encantada", don Quijote se encuentra con un rebaño de ovejas y carneros y en él cree ver a dos ejércitos en guerra, incluso en su ciega locura llega a distingir varios personajes que toman parte en la contienda. Desoyendo, como siempre, las advertencias del fiel Sancho, acude presto a la supuesta batalla que allí se libra. Pero al final resulta malparado y con varios dientes menos. Ante tamañas desgracias Sancho empieza a plantearse dejar la empresa en la que se ha embarcado y volver a su hogar.


Capítulo 17

Continuamos con la aventura de la venta, que sigue siendo muy cómica: don Quijote ha creído que estaba en un castillo encantado:

"(...)-Púedeslo creer ansí, sin duda -respondió don Quijote-, porque, o yo sé poco, o este castillo es encantado. Porque has de saber... Mas, esto que ahora quiero decirte hasme de jurar que lo tendrás secreto haste después de mi muerte.
-Sí juro-respondió Sancho.
-Dígolo -replicó don Quijote-, porque soy enemigo de que se quite la honra a nadie.
-Digo que sí juro -tornó a decir Sancho- que lo calleré hasta después de los días de vuestra merced, y plega a Dios que lo pueda descubrir mañana.
-¿Tan malas obras te hago, Sancho -respondió don Quijote-, que me querrías ver muerto con tanta brevedad?
-No es por eso-respondió Sancho, sino porque soy enemigo de guardar mucho las cosas, y no querría que se pudriese de guardadas".

El pobre Sancho en este capítulo lo pasa bastante mal. Se bebe un remedio, igual que don Quijote, para curarse de los golpes que han venido llevando, y aunque parece que al hidalgo el compuesto le va bien, él por su parte a punto está de morirse.

"Yo creo, Sancho, que todo este mal te viene de no ser armado caballero, porque tengo para mí que este licor no debe de aprovechar a los que no lo son".


Capítulo 16

Este capítulo es bastante divertido, a pesar de que Sancho y don Quijote acaban recibiendo unos buenos golpes.

Tras lo mal parados que acabaron nuestros amigos anteriormente, se acercan a una venta a recuperarse, aunque para don Quijote no se trata de una venta sino de un castillo. El problema surge cuando una sirvienta asturiana acude a una cita con uno de los huéspedes, un arriero. Don Quijote cree que acude a sus brazos y el arriero, todo celoso, empieza una pelea en la que acaban metidos, además de ellos dos, Sancho, la moza y el ventero, y todos dándose golpes los unos a los otros:

"Y así como suele decirse: el gato al rato, el rato a la cuerda, la cuerda al palo, daba el arriero a Sancho, Sancho a la moza, la moza a él, el ventero a la moza, y todos menudeaban con tanta priesa que no se daban punto de reposo; y fue lo bueno que al ventero se le apagó el candil, y, como quedaron ascuras, dábanse tan sin compasión todos a bulto que, a donquiera que ponían la mano, no dejaban cosa sana".

Capítulo 15

¡Pobres aventureros! ¡En este capítulo acaban todos zurrados de lo lindo! Hasta el caballo que, en verdad, no tiene culpa de nada. Todo empieza cuando Rocinante se va detrás de unas jacas y sus dueños no se lo toman bien y le dan una tunda. Don Quijote, como no podía ser de otro modo, va en ayuda de su fiel corcél junto con Sancho. Los tres acaban por los suelos sin apenas poder levantarse.

Finalmente retoman su camino y llegan a una venta que don Quijote toma por un castillo. De lo que allí suceda todavía no tenemos pistas.


Capítulo 14

Este capítulo del Quijote me ha gustado especialmente. En él se pone fin a la historia de la pastora Marcela y del estudiante Grisóstomo. Lo interesante de este capítulo es la reinvidicación de Marcela de su libertad.

Marcela acude al entierro del estudiante y allí, después de que se leyeran unos versos en honor del muerto, la pastora deja muy claro un par de cosas a través de un monólogo lleno de fuerza y atrevimiento. Da su versión del desamor de Grisóstomo y explica que nada tiene que ver con su muerte pues siempre fue sincera con él. Además proclama su derecho a amar o no a quien ella quiera y el que nadie puede obligarla a ello, y declara que, ante todo, es libre y libre quiere seguir siendo, no necesita ni quiere marido: solo ansía conservar su libertad. Los hombres, que habían acudido al entierro y que no debían de estar acostumbrados a tales reinvindicaciones y razones en una mujer, se quedan atónitos (y enamorados) al oirla hablar así. Incluso a mí me ha dejado Marcela boquiabierta con ese discurso tan "feminista" que puso Cervantes en boca de una muchacha de su siglo. ¡Olé por Marcela! (y por Cervantes, claro).

"Yo conozco, con el natural entendimiento que Dios me ha dado, que todo lo hermoso es amable; mas no alcanzo que, por razón de ser amado, esté obligado lo que es amado por hermoso a amar a quien le ama (...) Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos. Los árboles destas montañas son mi compañia, las claras aguas destos arroyos mis espejos.

Con este capítulo nos adentramos en el segundo cuarto del libro. Todavía nos quedan muchas aventuras quijotescas que vivir.
 

61 comentarios:

  1. Hola Atalanta ya veo que estás disfrutando mucho las aventuras Quijotescas, me alegro mucho. Gracias por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que estoy disfrutando, sobre todo de este capítulo :-) Dentro de unos días a por el siguiente :-)
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Coincido contigo en que es muy interesante el discurso que se pone en boca de Marcela, especialmente teniendo en cuenta la época en que se escribió esta novela.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un discurso el que da Marcela :-) A ver que más sorpresas nos tiene preparadas Cervantes :-)
      Un beso!

      Eliminar
  3. Hola Atalanta, ya veo por el extracto que has puesto que con el capítulo 16 te has reído de lo lindo. A seguir disfrutando de las aventuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me reí un rato imaginándomelos, pero la verdad es que don Quijote no acaba nada bien, el pobre...

      Eliminar
  4. Hay muchas partes de esta obra que te provocaban una carcajada!
    Me alegro de que estés disfrutando!
    Besitos, Place of Dreams^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aunque casi todas son agridulces. Pocas veces salen bien parados del todo...
      Besos, Estefanía!

      Eliminar
  5. Hola Atalanta, veo que continuas disfrutando con las aventuras, y el pobre Sancho como casi siempre a sufrir porque es el que está en la realidad. A continuar con el siguiente capítulo y a disfrutarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, sí, la verdad es que casi sale el peor parado que don Quijote de las aventurillas :-)
      Un beso!

      Eliminar
  6. Oye, va viento en popa y Sancho tocando corazonitos de lectores :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viento en popa a toda vela :-)
      Sancho se va a ganar el cielo con todo lo que está pasando, el pobre...
      Besos!

      Eliminar
  7. Espero que sigas disfrutando de Don Quijote y sus andanzas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Con este capítulo la verdad es que me reido un montón!
      Un beso!

      Eliminar
  8. Va viento en popa la lectura y menudo repaso le has metido. Lo cierto es que estoy disfrutando con vuestra conjunta recordando cuando lo leí yo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy deseando saber qué más le pasa a don Quijote y Sancho jeje
      Besos!

      Eliminar
  9. Hola Atalanta, pobre del que se encuentre en el camino del Quijote, no deja títere con cabeza. Continúa disfrutando de la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que por donde pasa, las lía pardas XD
      Besos, Lecturina!

      Eliminar
  10. Me gusta seguir recordando el Quijote gracias a tus entradas!
    Besitos, Place of dreams^^

    ResponderEliminar
  11. Hola Atalanta, me imagino la cara de Don Quijote cuando se ríen de él. ¿Habrá venganza por esa afrenta???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo, hubo venganza :-) Le cayo algún golpecito con el lanzón. Se ve que don Quijote lleva muy mal eso de que rian de él :-)
      Besos!

      Eliminar
  12. ¡Que recuerdos! ¡Me alegra que disfrutes con las aventuras de Quijote!

    1beso *Place of Dreams*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré con don Quijote y a Sancho, a ver que les sucede :-)
      Besos

      Eliminar
  13. Hola! Este clásico no es de los míos, pero muchos agradecerán que subas estas entradas.
    ¡Bien por vos!
    Saludos♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chloe. La verdad es que lo cogí con cierta reticiencia, pero me está gustando :-)
      Besos!

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola! Ahí seguimos capítulo a capítulo, cada vez cuesta menos meterse en su lenguaje y argot, ¿verdad?
    ¿Conoces los premios Liebster, verdad? Te he nominado...
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Hola^^
    Que recuerdos, la verdad es que El Quijote es un libro genial *^*
    Te sigo y te invito a pasarte por mi blog:3
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!
      Desde luego, El Quijote tiene unos personajes muy entrañables y me está gustando mucho :-)

      Eliminar
  17. Hola Atalanta, parece que en esta ocasión Don Quijote se pone filosófico, o muy didáctico. Continúa disfrutando de las aventuras.

    ResponderEliminar
  18. La verdad es que estás en la parte más divertida, y es cierto que cobran de lo lindo, pero se me hizo entretenidísima!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que continue así muchos capítulos más, que cuando se les tuercen mucho las cosas me dan mucha penita ... :-)
      Un beso!

      Eliminar
  19. Creo que o me apunto a un reto como este el año que viene o nunca leeré El Quijote, y es una pena la verdad, porque me gustaría hacerlo.

    Me quedo en tu blog que me ha gustado. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, sí la verdad es que a veces da pereza ponerse con este tipo de libros, pero luego no es para tanto.
      Un beso, y bienvenida :-)

      Eliminar
  20. Lo tuyo más que una lectura es una verdadera disección
    Me encanta que la compartas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mientras Leo :-) Todavía quedan más de la mitad de capítulos, pero se está haciendo cortito :-)
      Besos

      Eliminar
  21. Hola Atalanta si es que el Quijote se mete en cada lío, y el pobre Sancho es el que acaba casi siempre en peor estado. Parece que vas de afrenta en afrenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que vaya dos... y las que les quedarán por pasar... :-)
      Besos!

      Eliminar
  22. Y tanto que te quedan aventuras, yo soy de las raras a las que enamoró la segunda última parte
    Besos

    ResponderEliminar
  23. A mí me está gustando más según pasan los capítulos :-)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  24. Me gustó mucho esa reivindicación de la pastora Marcela.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el capítulo de la pastora Marcela es de los que más me ha gustado hasta ahora .
      Besos, Sara!

      Eliminar
  25. Hola Atalanta qué bueno Sancho y Don Quijote se meten a detectives. Ya nos contarás en que acaba todo. Que continúes disfrutando el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sea de buena manera y sin palos para don Quijote y Sancho :-)
      Un abrazo!

      Eliminar
  26. Hola Atalanta, hasta la intriga tiene cabida en esta historia. Un libro muy completo. Espero que pronto descubras el misterio.

    ResponderEliminar
  27. Eso espero, no quiero quedarme a medias jejejje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  28. Pues gracias por un capítulo más, cómo estáis disfrutando de la iniciativa :-) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Meg. Sí que se disfruta, es que este don Quijote tiene cada idea... :-)
      Besos!

      Eliminar
  29. Hola Atalanta, o sea que para recuperar la cordura Don Quijote necesita que "su" dama le declare su amor; si es que este caballero es único, todos dicen que el amor da cierto punto de locura y éste va al revés, muy divertido, ya nos dirás en que termina esta idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temblando estoy ante semejante locura, seguro que se lía parda...

      Eliminar
  30. Me arrepiento de no haberme apuntado a este reto, aunque no sé de dónde sacaría tiempo. El Quijote es mi gran clásico pendiente.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el reto está muy bien, por eso de leer un capítulo a la semana, que no lleva mucho tiempo, y evita que el castellano antiguo pueda llegar a hacerse pesado.
      Besos, Lady!

      Eliminar
  31. :O que reto tan genial, adoro El Quijote
    me quedo por tu blog
    besitoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Cris! Yo estoy descubriendo El Quijote poco a poco, y me está gustando mucho más de lo que esperaba :-)
      Besos!

      Eliminar
  32. Perdona que no me haya pasado por aquí desde hace días, pero es que no se me actualizan tus entradas en mi blogroll :)
    Yo no sigo el reto del Quijote, pero me gusta leer vuestras entradas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!
      No te preocupes, es que esta entrada no se actualiza en el Blogroll porque hago una actualización semanal sobre la misma reseña.
      Besos!

      Eliminar
  33. Hola Atalanta pobre Don Quijote, ahora además de su imaginación tiene que soportar las bromas de sus "amigos" si es que no gana para sustos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este don Quijote... a ver en que acaba toda esta locura...
      Besos!

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.