jueves, 10 de marzo de 2016

Guerras climáticas (Gwynne Dyer)

TÍTULO: Guerras climáticas. La lucha por sobrevivir en un mundo que se calienta
AUTOR: Gwynne Dyer
TÍTULO ORIGINAL: Climate Wars:The fight survival as the world overheats
AÑO: 2010
EDICIÓN: Librooks, 2014
GÉNERO: Ensayo

RESUMEN: Dyer hace un análisis geopolítico del presente y del futuro próximo, afectados ya por la inevitabilidad del cambio climático, desgranando los datos con los que trabajan científicos y analistas militares.

OPINIÓN PERSONAL: En la línea del libro Seis grados (M. Lynas) que reseñé aquí hace unos días, me traigo hoy otro libro que toca también el tema del cambio climático pero desde una perspectiva diferente, ya que se centra más en la visión política, y yo diría que también tecnológica. Gran parte de la base del libro son las numerosas entrevistas que ha mantenido el autor con científicos, soldados y políticos.

El libro consta de 8 secciones (más la introducción y los agradecimientos) que se subdividen en dos partes. La primera parte, que se denomina Escenario, es una especie de ejercicio de especulación del autor de lo que podría acontecer a las sociedades humanas como consecuencia de no frenar el cambio climático. Por ejemplo, en el escenario titulado Norte de la India, 2036, se nos presentan las consecuencias de una guerra nuclear entre India y Pakistán originada por la falta de agua debida a la futura sequía de esa región. Estos ejercicios imaginativos, similares a pequeños relatos de ciencia-ficción, no son en absoluto aleatorios y parecen bien fundamentados. Como el libro es del 2010 y estamos en 2016, Dyer ha imaginado hechos que no han ocurrido. La mayoría de esas especulaciones son tan terribles que espero que Dyer se equivoque totalmente y no haya simplemente errado la fecha de sus ejercicios imaginativos. Me dio repelús cuando leí su suposición de que, en el futuro, debido a la presión migratoria de refugiados climáticos, la UE se disolvería: estaba viendo en la televisión cómo se comporta Europa con los refugiados de Siria y cómo se hablaba de la anulación del Acuerdo de Schengen…  y la idea de Dyer no me pareció tan descabellada… 

Desde que las tensiones ocasionadas por la inmigración masiva de los países del sur hacía los del norte acarrearan la desaparición definitiva de la Unión Europea en el año 2036, la reconfigurada Unión del Norte (Francia, Benelux, Alemania, Escandinavia, Polonia y los viejos dominios de los Habsburgo en el centro de Europa) ha sido capaz de cerrar sus fronteras a los refugiados procedentes de los países mediterráneos, asolados por el hambre”.

La segunda parte de cada sección, denominada propiamente Capítulo, ya no es especulativa, y trata diversos aspectos del cambio climático, aportando datos y tratando múltiples facetas. Por ejemplo, algo que desconocía totalmente, y que ni siquiera se me había pasado por la cabeza: el hecho de que desde hace tiempo los militares de varios países estén trabajando para controlar (a su manera) los efectos conflictivos del cambio climático, ya que prevén que aumenten las guerras y los saqueos según disminuyan los recursos.

Los militares profesionales, especialmente los de las grandes potencias más establecidas, son profundamente pesimistas sobre las posibilidades de que los países y las personas se comporten de forma correcta en situaciones de tensión. (…) En el Reino Unido, los estamentos oficiales llevan mucho tiempo tomándose en serio el cambio climático, y las fuerzas armadas británicas son libres de discutir todos los escenarios que quieran”. 

También he de decir que me ha cabreado bastante ver cómo las decisiones importantes parecen estar en manos de niños grandes llamados políticos. Parte de lo que cuenta Dyer que ocurrió en la gran conferencia de Copenhague de finales de 2009 recuerda a lo que pasaría en un patio de colegio. Pero la cuestión era tan importante como nuestro planeta.

El último día de Copenhague se produjo una especie de tiroteo entre países que no habían realizado ningún compromiso de limitar sus emisiones durante la conferencia, y lo único que quedó en pie cuando acabaron fue el patético «acuerdo de Copenhague», que en ciertos aspectos era un paso atrás respecto al menospreciado acuerdo de Tokio. Los miles de personas del Bella Center que habían trabajado durante dos años para producir un resultado más justo y efectivo (…) ni siquiera supieron que los americanos y los chinos habían abandonado el proceso y pactado un acuerdo paralelo”.

Aunque una idea muy interesante, y en cierta manera esperanzadora, es la que Dyer expone a lo largo de todo el libro. Pensándolo bien la única manera de luchar contra el cambio climático es a través de la cooperación de todos los  países y de toda la ciudadanía. Y este es el mejor momento para que eso ocurra: un tiempo medianamente propicio en el que los países confían, más o menos, los unos en los otros. Esa cooperación no sería posible en medio de guerras y tiempos de crecientes tensiones. El problema de la cooperación es que es una situación muy frágil pues tenemos cierta tendencia hacia el egoísmo.

El cambio climático es algo único. Plantea un enorme número de graves problemas de seguridad, y no tiene ninguna solución segura. De hecho, la única solución posible es la cooperación”.

El aire contaminado de Pekin, impide incluso una correcta
visibilidad. Fuente de imagen: Elsol

Las cuestiones que más me han interesado, quizá por ser las que más desconocía, son todas aquellas relacionadas con la geoingeniería. Por si no somos capaces de frenar el cambio climático a tiempo, se están estudiando medidas de último recurso (ya que la mayoría de ellas podrían tener consecuencias imprevistas y poco deseables) contra el aumento de la temperatura. También me ha parecido de lo más interesante la exposición de todas las soluciones que ya existen para cambiar nuestra dependencia de las energías fósiles (sí, ya existen) pero que no acaban de despegar por culpa de la falta de voluntad y de las presiones de grupos importantes.

Algunas de las nuevas tecnologías ya están preparadas para ser comercializadas, y a otras solo les queda un paso para estarlo. La idea de generar energía en el desierto del Sáhara y vendérsela a Europa a través  de cables de alto voltaje que cruzarían bajo el Mediterráneo, por ejemplo, se trasladó al mundo en 2009”.

En cuanto a la conclusión final del libro he de decir que estoy en casi total desacuerdo con las ideas del autor, pero eso no quita que sea igualmente un interesante debate el que abre y, al que desde aquí, os animo a uniros.

Muchas gracias a la editorial Librooks por el envío del ejemplar.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, sobre todo a quienes estén interesados en política o medioambiente.

VALORACIÓN:

24 comentarios:

  1. Desde luego, un tema muy interesante, pero en estos momentos no me atrae leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo la política la toco desde lejos, y el tema de medioambiente tampoco me llama especialmente, lo reconozco. Creo que este no es para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues aunque suena muy bien no me apetece en estos momentos una lectura así. Gracias por tu reseña.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. En esta ocasión no me lo llevo, pero gracias por tu reseña.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. A pesar de tu excelente reseña, no es un libro que me atraiga, Atalanta. Estoy asqueada de la política y leer sobre este tema me pone histérica.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Me cuesta muchísimo ponerme con el ensayo, y eso que en la tienda tengo una estantería enorme... pero de momento no me decido :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. No descarto leerlo más adelante porque el tema es interesante, pero ahora mismo no es el tipo de libro que más me apetece.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que la primera vez que lo veo, pero ... no me llama ahora mismo.
    BEsos

    ResponderEliminar
  9. Me parece un tema interesante, aunque no es algo que me apetezca leer ahora mismo.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    En un principio no me ha atraído hasta que he leído tu reseña, me gusta que se centre tanto en política.
    Además, me gustaría leer sus conclusiones para descubrir por qué no estás de acuerdo.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. El medioambiente me interesa, pero la política... Besos.

    ResponderEliminar
  12. Lo que más me ha llamado la atención es que dices que no compartes del todo las conclusiones del autor. Me despierta la curiosidad y me gustaría que ahondaras en ese aspecto, pero entiendo que en la reseña no quieras extenderte más. El libro parece muy interesante aunque tal vez demasiado técnico para los que no sabemos demasiado del problema (aunque todos lo sufrimos, porque a ver quien es capaz de negar que el clima ya no es el que era).
    Un beso y gracias por traernos este libro.

    ResponderEliminar
  13. ¡Buenas!

    Creo que me interesó más "Seis grados" que este. Pese a lo que dices en tu reseña, me parece un poco deprimente... no me malentiendas, la situación es la que es, pero no me apetece leer más profecías de catástrofes realistas, bastantes hay ya .____. Últimamente no estoy mucho por la labor de leer este tipo de obras, como creo que ya te dije, me frustran un poco porque siento que no puedo hacer nada, es como que te digan que mañana te mueres sí o sí y se dediquen a explicarte cómo será y qué podrías haber hecho hace diez años y qué podrían hacer otras personas (que no harán nada) por ti.

    ¡Qué negativa estoy! XD Creo que es un tema interesante y sé que no tengo apenas información, pero a pesar de eso, lo dejo pasar, al menos por ahora. Eso sí, agradecida de que traigas libros de no ficción interesantes, que no se ven mucho :]

    ¡Saludillos y abrazotes! ♪

    ResponderEliminar
  14. Se ve bien, pero la verdad es que no me atrae.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Parece una lectura interesante pero ahora mismo no es el tipo de libro que me apetece leer
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola, el debate en sí me parece interesante, pero despues de leer la reseña creo que no disfrutaría de este libro así que lo dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola :) Veo que te atrae mucho el tema de la política medioambiental, ya por otras lecturas que has puesto por el blog. A mi no me termina de llamar para una lectura, pero si que lo veo un tema de interesante debate para una charla. Un besin^^

    ResponderEliminar
  18. Me parece muy interesante el tema sobre el que versa, pero no tanto como para leer un libro dedicado a ello.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Hola.
    Me interesa mucho lo del cambio climático y la verdad es que me pone de los nervios que hagan lo mínimo o nada. Aunque sea así no se si llegaré a leerlo, tanto por la política como que me cabrea todo cuanto están haciendo.
    Muchos besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  20. Me preocupa mucho la realidad medioambiental que vivímos¡¡ apuntaré este libro para futuras lecturas¡¡ gracias por reseñar estos libros¡¡¡ lo tendré en cuenta¡¡ un beso¡¡¡

    ResponderEliminar
  21. Hola! parece muy interesante. Es curioso lo que me pasa con tu blog, me muestras libros que seguramente yo nunca habría mirado dos veces jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  22. La verdad es que no es de mi interés xD Aunque me alegro de que te haya gustado tanto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Muy interesante, da miedo mirar al futuro tal como están las cosas. Es penoso que habiendo ya alternativas viables sigamos tirando del petróleo.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  24. Hola Atalanta parece interesante aunque más que un ensayo parece una novela de terror. Vamos a terminar con nuestro planeta y todo por egoísmo; aunque supongo que no habrá que perder la esperanza y poniendo cada uno su granito de arena, concienciarnos y mejorar la situación. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.