lunes, 29 de diciembre de 2014

El Quijote. Reto. (Capítulos 42-52)

Capítulo 52

En este último capítulo del Quijote, El Caballero de la Triste Figura llega junto con su escudero (no sin antes recibir un par de buenas tundas) al pueblo, donde se reencuentran con sus familiares. Sancho le habla a su mujer de ínsulas y condados y de sus aventuras asegurándole que:

 "Sólo te sabré decir, así de paso, que no hay cosa más gustosa en el mundo que ser un hombre honrado escudero de un caballero andante buscador de aventuras. Bien es verdad que las más que se hallan no salen tan a gusto como el hombre querría, porque de ciento que se encuentran, las noventa y nueve suelen salir aviesas y torcidas. Sélo yo de experiencia, porque de algunas he salido manteado, y de otras molido".
 
Acabamos el libro asegurándonos Cervantes que la tercera vez que salió el Quijote en busca de aventuras fue hasta Zaragoza "donde se halló en unas famosas justas que en aquella ciudad hicieron, y allí le pasaron cosas dignas de su valor y de su buen entendimiento".

Y como guinda final encontramos algunos sonetos y epitafios a este caballero, su caballo y su escudero:

"Aquí yace el caballero, 
bien molido y mal andante, 
a quien llevó Rocinante 
por uno y otro sendero.
Sancho Panza el majadero
yace también junto a él,
escudero el más fiel 
que vio el trato de escudero"

Y así  he acabado el Reto en 2014 leemos El Quijote, libro del que he disfrutado mucho más de lo que me esperaba. En breve espero traeros un resumen general de mis impresiones :-)

Capítulo 51

Conocemos la historia del cabrero, de la que resulta que él es el protagonista. Pero no me ha gustado mucho. Es muy similar a otras del libro: un joven muy bueno y digno que busca el amor de una joven (hermosísima, por supuesto) pero al que ella ignora malamente...


Capítulo 50

Siguen don Quijote y el canónigo su discusión sobre la realidad o no de los libros de caballerías, y de ello hablando, asegura don Quijote que él le dará al final de sus aventuras un condado al buen Sancho pero que en verdad no sabe si el escudero sabrá gobernarlo. Esto lo oye Sancho y dice que sí sabrá gobernar ¡faltaría más! y añade:

"(...) sólo sé que tan presto tuviese yo el condado como sabría regirle; que tanta alma tengo yo como otro, y tanto cuerpo como el que más, y tan rey sería yo de mi estado como cada uno del suyo; y, siéndolo, haría lo que quisiese; y, haciendo lo que quisiese, haría mi gusto; y haciendo mi gusto, estaría contento; y, en estando uno contento, no tiene más que desear; y, no teniendo más que desear, acabóse; y el estado venga, y a Dios veámonos, como dijo un ciego a otro".

Pero al final del capítulo, sin que don Quijote convenciera al canónigo de otra cosa que no fuera de su locura, llega un cabrero al que invitan a comer y éste se pone a contar una historia que conoceremos en el siguiente capítulo, supongo.


Capítulo 49

En este capítulo don Quijote y el cura se enzarzan en una discusión sobre si los libros de caballerías son o no reales, y asistimos a una retaíla de personajes ficticios mezclados con otros reales. Don Quijote, muy juicioso, acaba por alegar que si no existieron Amadis de Gaula y otros ¿acaso habrá de existir el Cid Campeador?

En estas disquisiciones lo dejamos, pero al menos, liberado de su jaula. 

Capítulo 48

Siguiendo el cura y el canónigo la discusión sobre las obras que se publican, Cervantes nos deja alguna idea sobre la calidad de algunas de ellas, y sobre la falta de libertad que había, pues publicar en contra de los poderosos podía tener graves consecuencias.

 "(...) y de toda imposiblilidad es imposible dejar de alegrar y entretener, satisfacer y contentar, la comedia que todas estas partes tuviere mucho más que aquella que careciere dellas, como por la mayor parte carecen estas que de ordinario agora se reperesentan. (...) ; pero, como las comedias se han hecho mercadería vendible, dicen, y dicen verdad, que los representantes no se las comprarían si no fuesen de aquel jaez; y así, el poeta procura acomodarse con lo que el representante que le ha de pagar su obra le pide."

"Otros las componen tan sin mirar lo que hacen, que después de representadas tienen necesidad los recitantes de huirse y ausentarse, temerosos de ser castigados, como lo han sido muchas veces por haber representado cosa en perjuicio de algunos reyes y en deshonra de algunos linajes".

Mientras, Sancho decide que ya es hora de que su señor espabile y se dé cuenta de que no está encantado, y le dice que son el barbero y el cura de su pueblo los que le tienen prisionero, y que la mayor prueba que tiene de que no está encantado es que ¡ningún caballero bajo encantamiento tendría ganas de hacer aguas mayores o menores!

Capítulo 47

Se extraña don Quijote de ir encerrado y en carreta, pero llega a la conclusión de que los tiempos cambian y que habrá que adaptarse. Sancho que es muy pícaro se da cuenta de que todo es un engaño para su amo, pero sus avisos no van a ningún sitio.

Lo mejor de este capítulo es una pequeña disertación sobre si los libros han de entretener o enseñar ¿o mejor las dos cosas a la vez?:
 
"Verdaderamente, señor cura, yo hallo por mi cuenta que son perjudiciales en la república estos que llaman libros de caballerías, y, aunque he leído, llevado de un ocioso y falso gusto, casi el principio de todos los más que hay impresos, jamás me he podido acomodar a leer ninguno del principio al cabo, porque me parece que, cuál más, cuál menos, todos ellos son una mesma cosa, y no tiene más éste que aquél, ni estotro que el otro. Y, según, a mí me parece, este género de escritura y composición cae debajo de aquel de las fábulas que llaman milesias, que son cuentos disparatados, que atienden solamente a deleitar, y no a enseñar: al contario de lo que hacen las fábulas apólogas, que deleitan y enseñan juntamente. Y, puesto que el principal intento de semejantes libros sea el deleitar, no sé yo como puedan conseguirle, yendo llenos de tanto y tan desaforados disparates; que el deleite que en el alma se concibe ha de ser de la hermosura y concordancia que vee o contempla en las cosas que la vista o la imaginación le ponen delante; (...) (Los libros de caballerías son)... finalmente, ajenos de todo discreto artificio, y por esto dignos de ser desterrados de la república cristiana, como a gente inútil".

Además, Cervantes se hace uno de esos guiños a sí mimo que parece que tanto le gustan, nombrando su narración Rinconete y Cortadillo (uno de los doce relatos incluidos en Novelas ejemplares).


Capítulo 46

¡Por fin salimos de la venta! Aunque vaya como salimos, ¡con don Quijote atado de pies y manos y enjaulado! ¿Qué os parece? ¡Y el tan contento!
 
Capítulo 45

Ya está de vuelta Don Quijote, y nos vuelve a regalar unas cuantas risas. Continuando la discusión que sobre si es yelmo o bacía el casco que usa nuestro hidalgo, se empieza una pelea en la que se ven envueltos todos los que se encuentran en la venta. Don Quijote manda el alto, pues la razón le dice que tanta gente honrada peléandose de esa forma no puede ser sino cosa de encantamiento de algún brujo que quiere hacerle mal a tan afamado caballero. Pero cuando parece que todo se va a solucionar, una cuadrilla de la Santa Hermandad intenta apresar al Caballero de la Triste Figura por haber liberado a unos presos (unos cuantos capítulos atrás) :-) Y claro, se vuelve a liar parda.

Sancho, que muchas veces muestra una ingenua lucidez, ya lo dice:
"-¡Vive el Señor, que es verdad cuanto mi amo dice de los encantos deste castillo, pues no es posible vivir una hora con quietud en él!"


Capítulo 44

Siguen las historias paralelas de Cervantes, copando más protagonismo que nuestro Quijote. Aún así en este capítulo nos regalan unos buenos ratos tanto él como su escudero.
Para empezar hay bastante jaleo en la venta y todos ignoran a nuestro hidalgo; se ve queeste  tiene bastante orgullo porque esto no le sienta bien.
 
Dos huéspedes pretenden irse sin pagar, y llegan incluso a apalear al dueño. Piden ayuda a don Quijote, que se niega a participar, pues no es noble la lucha si no es ante otros caballeros, por lo cual le encomienda la misión a su escudero. Pero finalmente les convence de que paguen.
 
También llega a la venta (aquí ya hay mucha gente) el barbero pidiendo de vuelta su bacía. Ni que decir tiene que don Quijote defiende a capa y espada su "yelmo" ganado con honor en la batalla.


Capítulo 43

Llegan más personas a la venta, y siguen apareciendo historias paralelas que se entrecruzan. Al menos en este capítulo don Qujote nos regala una pequeña andanza en la que se mete y de la que vuelve a salir escaldado (aunque no mucho).


Capítulo 42

A la venta llega el oidor y allí se encuentra con su hermano, el capitán cautivo, a quien recibe con lágrimas y abrazos.

No conocía el significado de la palabra oidor. Se trata de, según la RAE, el ministro togado que en las audiencias del reino oía y sentenciaba las causas y pleitos.

Vemos cómo en aquella época (bueno, y en esta) tener un rango era sinónimo de tener privilegios, pues cuando el oidor llega a la venta, los dueños le dejan sus propios dormitorios para descansar.

Don Quijote sigue sin entrar en la historia más que de refilón.
 


38 comentarios:

  1. Veo que no os está gustando tanto cuándo no aparece Don Quijote :) Por cierto, me encanta tu fantasmita!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Espero no tener que convertirme en cazafantasmas para sacarlo del blog después de Halloween XD

      La verdad es que se le echa de menos, y además toda esta historia del cautivo se me hace un poco pesada :-(

      Eliminar
  2. Respeto a todo aquel que se haya apuntado a el Reto del Quijote, yo nunca he podido terminar ese libro. Tú ya casi lo terminas que bueno.

    PD: A mi también me encanta el fantasmita.
    Besos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya queda poquito, esta parte es la más pesada. El resto me gustó bastante

      Es un fantasma muy educado y está muy enseñado: no se mueve de su esquinita jejejeje XD

      Besos!

      Eliminar
  3. Yo leí hace años el Quijote y creo que hasta pasados bastantes años, muchos más no lo volveré a coger. Saludos! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que dejarlo descansar un poquito :-)
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Esperemos que el Quijote coja ya más protagonismo a partir del siguiente capítulo, que a mí también me ha costado esta parte de la novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que nuestro Caballero de la Triste Figura es inigualable :-)
      un beso!

      Eliminar
  5. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog así que me quedo por aquí :) He leído este libro hace tiempo y me gustó mucho la verdad y no me importaría volver a leerlo si tuviera un poco más de tiempo. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Marya!
      El Quijote está mejor de lo que me esperaba, excepto esta parte con la que estamos ahora.
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. ¡Hola! ^^
    Pues lo leí hace cuatro años y se me hizo pesado en algunas partes, pero la verdad es que no me arrepiento de haberlo leído. :)
    Por cierto, ya te sigo y me voy pasando.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me arrepiento de estar leyendolo y seguramente leeré la segunda parte :-)
      Bienvenida! :-)

      Eliminar
  7. Hola Atalanta ya veo que estás en tu salsa, entrando en tu blog si que da la sensación de que Halloween se acerca. Me encanta como te ha quedado. Bueno y hablando de El Quijote, ya veo que te está resultando pesado, lo tendrás que llevar a alguna fiesta de Halloween para que se anime :) bueno espero que el siguiente capítulo sea más entretenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lecturina! Me alegro de que te hay gustado :-)
      No es mala idea eso de llevámelo de Halloween jejeje
      Un beso!

      Eliminar
    2. Hola Atalanta pues sería digno de ver, seguro que lo pasarías genial, claro que tal vez te metiera en algún lío, :)

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    Tienes todo mis respeto y admiración por leer el Quijote. Quizá fue por ser lectura obligada en el instituto, la manía que le tengo. Pero no puedo con él no creo que pueda darle una oportunidad.
    Por cierto tienes nueva seguidora.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!
      Lo de la manía es normal, suele pasar con la cosas que nos obligan a hacer... :-)
      Un beso!

      Eliminar
  9. La verdad es que a estas alturas yo ya tenía ganas de recuperar a Quijote, se me hacía un poquito pesado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por lo veo andamos tod@s igual, deseando que se acabe esta parte y vuelvan don Quijote y Sancho...
      Un beso!

      Eliminar
  10. Hola Atalanta ya veo que te has reencontrado con tu caballero de la armadura :) pues a seguir disfrutando, porque supongo que ya no os quedará mucho, qué estaréis en el tramo final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero ha sido un reencuentro muy pequeño :-(
      Sí que queda porquito, ya solo nueve capítulos :-)
      Besos!

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!

    No he leído "El Quijote", pero he visto opiniones muy dispares de él y la verdad es que no me animo aún. Quizá más adelante le dé una oportunidad. Me alegra que te esté gustando :)

    Saludos, me quedo por aquí ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!
      Sinceramente esta última parte de El Quijote me está costando :-)
      Besos!

      Eliminar
  13. Hola Atalanta ya veo que este capítulo ha estado bastante animado. Ya quedan menos para finalizar, seguro que luego los echarás de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, este capítulo está mejor, pero estoy deseando que salgan de esa venta de una vez, pero no hace más que llegar gente.. ;-)
      Besos, Lecturina!

      Eliminar
  14. Parece que remontas, pero a estas alturas ya hay ganas de que Quijote retome las riendas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, espero que a partir de aquí don Quijote no vuelva a "desaparecer" XD
      Un beso!

      Eliminar
  15. Hola Atalanta por lo que nos cuentas es llegar Don Quijote y ya anda metido en líos, menudo personaje. Espero que continúes disfrutando con las aventuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje sí, este don Quijote las lía pardas, y Sancho le ayuda :-)
      Un beso!

      Eliminar
  16. Hola Atalanta ya veo Cervantes tenía bastante sentido del humor al poner en duda el beneficio de leer un libro de caballería. Ya queda menos para el final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poquito, poquito:-) Habrá que ver que nos tiene preparadado Cervantes :-)
      Un beso!

      Eliminar
  17. Hola Atalanta me ha hecho gracia lo de Sancho, si ya veo que tiene los pies en la tierra y muy lógico su razonamiento. A disfrutar de lo poco que os queda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me hizo mucha gracia. Es que Sancho sabe mucho más de lo que parece :-) Un beso!

      Eliminar
  18. Hola Atalanta, pobre Sancho, espero que no se haga muchas ilusiones sobre su condado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Creo que deben de ser enormes, espero que se recupere pronto de la desilusión cuando se entere...

      Eliminar
  19. Hola Atalanta me alegro que hayas disfrutado del libro, a veces los que nos sorprenden gratamente son los que más se quedan en el recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Lecturina, El Quijote me ha sorprendido gratamente, porque siempre creí que sería bastante aburrido, y menos alguna parte, no ha sido así, así que sigo con la segunda parte :-)
      Os iré contando :-)

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.