jueves, 26 de septiembre de 2013

Dune: El universo de Frank Herbert

Acabo de terminar el último libro que forma la saga Dune y quiero hablaros de ella, algo que va a ser complicado debido a la complejidad de la obra y su importancia en el mundo de la ciencia-ficción.

Descubrí Dune hace algunos años ya. El primer libro, titulado simplemente Dune, es tan extraordinario que me cautivó, y no he podido dejar de leer los avatares de ese fascinante planeta y el universo en el que está imbuido.

Dune es el título de la primera novela de la saga creada por Frank Herbert, a la cual seguirían otras cinco más escritas por él, para años después de su muerte ser continuada por su hijo Brian Herbert en colaboración con Kevin J. Anderson. Sin embargo, Dune es la mejor novela de todas las que conforman la serie (especialmente si se compara con las escritas por B. Herbert y KJ Anderson) estando considerada al mismo nivel que Fundación de Isaac Asimov, y habiendo siendo elegida en varias ocasiones por los lectores de Locus Magazine como la mejor novela de ciencia-ficción de la historia. Ahí es nada. Además es la saga del género más vendida.

Fran Herbert publica Dune en el año 1965 ganando un premio Nebúla ese mismo año y un premio Hugo en 1966. Después publicaría El mesias de Dune, Hijos de Dune, Dios emperador de Dune, Herejes de Dune, y Casa Capitular de Dune. Estos libros forman lo que se conoce habitualmente como Las Crónicas de Dune. El último libro acaba en un cliffhanger que pretendía tener su continuación en un nuevo libro que el escritor no pudo dejar escrito antes de su muerte en el 1986. 





Años después del fatal acontecimiento parece ser que Brian Herbert encuentra dos cajas fuertes que son abiertas ante notario. Según asegura dichas cajas albergaban notas escritas por su padre sobre el cierre de la saga y sobre el Duneverso. Así que con este material su hijo, que ya tenía decidido continuar con la saga, cierra el final inacabado de las Crónicas de Dune con dos libros más: Cazadores de Dune y Gusanos de arena de Dune. Así mismo escribe dos trilogías a modo de precuelas: Leyendas de Dune (La yihad butleriana, La cruzada de las máquinas, La batalla de Corrin) y  Preludios a Dune (La casa Atreides, La casa Harkonnen, La casa Corrino).




 

 
No quiero hacer sangre con las novelas escritas por BH y KJA, pero es obvio e innegable que la calidad es muy inferior a las de Frank Herbert, cuyo estilo es inimitable, denso, complejo, rico y sinuoso. Estás “nuevas” novelas son mucho más simples y tienen la acción como principal objetivo, sin afilados pensamientos filosóficos ni ahondamientos en el Duneverso, con una prosa sencilla, excesivamente directa, y diálogos sin profundidad... En cuanto a las famosas cajas en la que se basan sus escritos, son muchos los que dudan de su existencia.

Paul Atreides Muad´Did, interpretado
por Kyle MacLachlan en el film Dune
Pero volviendo a Dune, ¿cuál es el argumento de esta novela tan alabada? Nos situamos miles de años después de nuestro presente en un universo gobernado por grandes Casas, estando al mando el emperador de la casa Corrino. Es por orden del emperador que la casa Atreides ha de dejar su planeta natal, Caladan, para acudir a administrar Arrakis, el planeta conocido como Dune, único lugar donde es posible hallar melange, la especia más cara. Se trata de una sustancia única, fuertemente adictiva, producida por los gigantescos y peligrosos gusanos de arena, la cual permite alargar la vida y en determinadas condiciones lograr cierta presciencia. Así el jefe de los Atreides, el duque Leto, acude a Dune con su familia y su guardia. Pero todo es una trampa urdida por la casa Harkonnen, sus enemigos mortales. Será en Dune donde el hijo del duque Leto, Paul Atreides, descubrirá su verdadera naturaleza y sus profundos poderes, se unirá a los fremen, guerreros del desierto, recibiendo el sobrenombre de Muad´Did (ratón del desierto), convertiéndose en un héroe (y algo más) en su lucha contra los Harkonnen.

El resto de las novelas continúan narrando la vida de los descendientes de Paul, así como los cambios en el Duneverso a lo largo de milenios.

Uno de los principales logros de la novela Dune (y de las siguientes) consiste en crear una realidad completa y compleja que vamos conociendo y abordando sin darnos cuenta. De ella se dice que es a la ciencia-ficción lo que El señor de los anillos es a la fantasía.

Frank Herbert nos traslada a un mundo árido y de claras connotaciones árabes. De hecho, el personaje principal, Paul Atreides, ha sido y es comparado muchas veces con Lawrence de Arabia, algo fácilmente entendible cuando se lee la novela. Los fremen recuerdan a los tuareg y muchos términos vocales resuenan a la lengua árabe.

Permitidme que os destaque otros aspectos de Dune que la hacen grande:

Naturalmente si hay que destacar algo es el villano: Vladimir Harkonnen. Un héroe sólo puede ser grande si se enfrenta a un gran villano (pensemos en Moriarty, Sauron, Voldemort, Richeleau… ) Y Vladimir Harkonnen es uno de los mejores (es decir, de los peores) de cuantos he conocido. Cruel, astuto, taimado, sádico… Sólo por conocerlo merece la pena leer el libro.

Gusano de arena de Dune. ¿No os recuerda a los amiguitos de la película Temblores (Ron Underwood, 1990)? Fuente de imagen: DuneWiki
La melange y los gusanos de arena se enganchan a nuestra conciencia y profundizan en nuestra imaginación. Casi puedo oler el aroma a canela de la melange. Casi puedo ver a los gusanos, seres kilométricos y peligrosos que comen cualquier cosa que cae en su boca llena de dientes. Sólo los fremen saben caminar entre ellos sin ser devorados.

La Hermandad Bene Gesserit, constituida por unas mujeres muy especiales, luchadoras y diplomáticas, que han logrado el máximo control de su cuerpo y su mente

Y por supuesto el mismo Dune, un lugar tan árido que el máximo honor que pueden hacerte es escupir, pues “comparten su agua”.
 

Con estas premisas los temas que subyacen en la novela son tantos que explorarlos daría para un post cada uno. El mesianismo, el fanatismo y el heroísmo, la eugenesia y la ecología...

Podría seguir, pero la entrada está siendo ya muy larga y el universo de Frank Herbert es inabarcable, así que sólo me queda recomendaros a todos, los amantes de la ciencia-ficción y los que no lo sois, que leáis Dune. No os dejéis asustar por los que dicen que el estilo de F. Herbert es demasiado denso. Es una particularidad que solo se nota a partir de Los hijos de Dune (Dune 3). Disfrutaréis de un libro autoconclusivo (con lo que no tendréis que seguir leyendo si no queréis -lo dudo-), con diálogos afilados y una apasionante historia épica de ciencia-ficción, aventuras y fantasía, repleta de intriga, traiciones, amor y acción. ¿Se puede pedir algo más? Luego podréis decidir cuánto queréis seguir indagando en el Duneverso. Los libros de BH y KJA son sólo aptos para los más adictos.

Por último, comentar que hay una adaptación cinematográfica dirigida por David Lynch y protagonizada por Kyle MacLachlan titulada Dune del año 1984. En su momento ni fue bien recibida ni cosechó éxito en taquilla, pero en la actualidad se ha convertido en película de culto. Posiblemente hable de ella en algún momento, pero por ahora deciros que lo peor de ella es que le falta metraje para poder desarrollar la historia en toda la profundidad que necesita, y que lo mejor son los actores y la atmósfera que este director tan particular ha conseguido captar e imprimir.
 
Alia, hermana de Paul Atreides, interpretada por Alicia Witt en el film Dune. Luce unos ojos completamente de color azul profundo, efecto secundario de la adicción a la especia. En sus manos, la aguja con el gom jabbar, un veneno mortal.



"No conoceré al miedo. El miedo mata la mente. El miedo es la pequeña muerte que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mí y a través de mí. Y cuando haya pasado, volveré mi ojo interior para escrutar su camino. Allá donde haya pasado el miedo ya no habrá nada. Solo estaré yo". 
Letania del miedo Bene Gesserit

9 comentarios:

  1. ¡Toma! Me ha encantado tu entrada, completísima :)

    Aún no me he adentrado con la saga literaria. Sí que vi la peli no hace demasiado, porque Lynch me encanta (aunque no es su mejor peli) pero sí que se adivina que tras ella hay toda una trama bastante más compleja y profunda.

    Tengo que animarme poco a poco con Herbert :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por tu comentario! La verdad es que me llevó su trabajillo... :-)

    Por supuesto, te animo a que leas Dune: no te decepcionará.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Este libro es bien distinto a los habituales. Y pensar que fue escrito en los 60... Al principio resulta dificil su compresión, pero ¡tranquilos! sólo al principio, porque tras las páginas primeras entras en síntonía con el estilo de la redacción.

    Fue esta crítica, la que me motivó a leerla. No se si podreis encontrar una crítica más completa y fiel al libro que esta, pues me trasladó en su día a lo que más tarde descubrí con su lectura.

    Como dice la autora de la crítica "No te decepcionará".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu opinión! Efectivamente el estilo de F. H. es muy peculiar y eso es parte del encanto de las novelas.
      Dune es una de esas novelas que merecen ser leídas, al menos, dos veces en la vida :-)
      Saludos!

      Eliminar
    2. Ahora que he leído el segundo libro de Dune, y que he empezado el tercero paso por aquí otra vez... El segundo es más corto (y menos mal) porque es peor, o eso me ha parecido. El tercero lo empecé tras la decepción del segundo, porque no tenía a mano otra cosa para leer: Este ya vuelve a recuperar un poco la particularidad del primer libro... aunque aún no lo he acabado. Ya os contaré si me animo o no a seguir con otro más cuando lo acabe.

      Eliminar
  4. Soy yo otra vez... Ahora voy con el cuarto libro. Me gustaba cuando lo empecé, porque lo entendía todo (o casi)... probablemente lo entendiera todo. Ahora me encuentro en la segunda mitad, muchas expresiones no les encuentro un sentido... lo cual no me pasaba al comenzar la lectura. ¿Se habrá cansado la traductora? Pienso que es el libro más complicado de traducir que he leído y que hasta el libro 4 no lo han sabido traducir bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese libro es muy denso... Te recomiendo que lo acabes para que luego sigas con el 5 que está muy bien :-)
      Saludos!

      Eliminar
  5. Seria interesante sugerir a NETFLIX realizar una serie .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, espero que en algún momento se lo piensen. Aunque parece que Denis Villeneuve está preparando un remake... Espero que no quede en solo un proyecto.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.