miércoles, 20 de septiembre de 2017

El guerrero a la sombra del cerezo (David B. Gil)

TÍTULO: El guerrero a la sombra del cerezo
AUTOR: David B. Gil
AÑO: 2014
EDICIÓN: Kindle, 2014
GÉNERO: Ficción histórica

RESUMEN: El clan Ikeda, regente de las tierras de Izumo, ha sido víctima de una conspiración y, tras haber sido sorprendidos en medio de la noche, todos sus miembros hallan la muerte. Solo escapa el pequeño Seizô, protegido por el leal samurái Kenzaburô. A partir de ese momento el joven huérfano deberá esconder su verdadera identidad y viajar al lado de su tutor y mentor, el propio Kenzaburô. Por otro lado, el médico Ekei, un hombre curioso e inteligente, se ve involucrado en intereses políticos que poco tienen que ver con el arte de sanar, pero de él dependerá que se evite una cruel guerra entre clanes.

OPINIÓN PERSONAL: Hace poco comentaba de la novela Elantris, de Brandon Sanderson, (reseña aquí) lo mucho que me había sorprendido que una primera novela pudiera estar tan bien escrita y tan bien urdida teniendo en cuenta la complejidad de la historia narrada. Con El guerrero a la sombra del cerezo me repito: es la primera novela del autor (David B. Gil), pero este hecho no se nota a pesar de su complejidad y su longitud (yo la he leído en formato electrónico pero en la versión en papel supera las 700 páginas). Prueba de la maestría con que está escrita es que ganó el premio Hislibris de novela histórica (siendo la única novela autopublicada que lo ha hecho) y quedó finalista del premio Fernando Lara. En un principio, como he dicho, fue autopublicada por su autor pero ahora ha salido a la venta bajo el sello de la editorial Suma.

La opera prima de David B. Gil invita a viajar el Japón feudal de principios del periodo Edo (siglo XVII en nuestro calendario). Últimamente leo bastante literatura japonesa (creo que el culpable de esto ha sido Seishi Yokomizo con su novela Gokumon-To -reseña aquí-), y las buenas opiniones sobre esta novela junto con su interesante argumento hicieron que me decantara por su lectura. Aunque es cierto que me costó decidirme por dos motivos: no suelo leer novela histórica y uno de los ejes del libro son los samuráis, figuras que me parece que están demasiado idealizadas y no me atraen tanto como a otros lectores. Pero finalmente decidí resguardarme a la sombra del cerezo y la verdad es que no he podido pasar mejores atardeceres.

El autor nos sumerge de lleno en el Japón feudal, en lo que queda patente que ha sido una labor de documentación extraordinaria y ante la cual me quito el sombrero. A lo largo de la historia nos encontramos muchos términos en japonés que hacen referencia a conceptos, mitología o costumbres del país del sol naciente, perfectamente explicados en las notas y sin que supongan un lastre en la lectura.

David B. Gil. Fuente de imagen: Blog 20 minutos

El libro cuenta dos historias que se van alternando y que no transcurren paralelas en el tiempo. Por un lado la historia de Seizô Ikeda, hijo pequeño de un señor feudal, huérfano a los nueve años cuando su familia es traicionada y asesinada. Se salva de una muerte segura gracias a Kenzaburô Arima, leal samurái de su padre. Esta es una historia de aprendizaje en la que veremos madurar al joven Ikeda. Seizô crecerá principalmente bajo la tutela de Kenzaburô, quien lo adiestrará en el honor y la justicia, así como en las técnicas samuráis para convertirlo en un gran guerrero que pueda afrontar con éxito su destino: vengar a su familia dando muerte a los conspiradores que acabaron con ella.

La otra historia es la del doctor Ekei Inafune, un médico amable, rebelde y curioso, que viéndose envuelto en una conspiración, se infiltrará en el clan de los poderosos Yamada para intentar frenar la que parece una guerra inevitable entre clanes.

(…) quizás la única victoria posible en una guerra que no puedes ganar es evitar que esta dé comienzo”.

De la dos historias mi preferida fue sin duda la del doctor Inafune, tanto por su personalidad como por los personajes que lo acompañan, entre los que destacaría a la médica O-Ine Itoo y a Asaemon Hikura, un samurái no tan honorable como otros. La primera parte de la vida del pequeño Ikeda sí que se me hizo un poquito lenta en ocasiones.

(…) los que se inmiscuyen en los juegos de los poderosos suelen acabar aplastados por un puño enguantado en hierro”.

A través de estos dos personajes (Ekei e Ikeda) vamos conociendo el Japón de la época, sus costumbres, su vestimenta, su sociedad, y todo ello de una forma natural, nada forzada ni excesiva. La historia fluye como un río a finales de primavera.

El guerrero a la sombra del cerezo no es un libro trepidante que no te deja tiempo ni para coger aire, aunque tampoco diría que es lento. Es una lectura que se saborea perdiéndose en sus descripciones, en su delicado y elegante ritmo, marcado por un cuidado lenguaje que invita a la imaginación a viajar hasta la época Edo. Además, hay un par de buenas sorpresas en la historia que el autor ha preparado de forma honesta, aportando antes suficientes datos a lo largo de la trama.

No sabría decir qué es lo mejor de la novela: los personajes reales y creíbles, con sus contradicciones y preocupaciones; la ambientación, engrandecida por la elegante narración; los múltiples temas, desde la venganza a la redención...

Cuando una piedra golpea la superficie de un estanque sereno, provoca ondas que llegan hasta la más lejana orilla”.

Tokugawa, regente del periodo
Edo. Fuente de imagen: Wikipedia


Parándome ahora un poco más en los personajes, las cuestiones más interesantes posiblemente sean las que rondan a Seizô Ikeda como el honor, la venganza, la justicia, el destino, la libertad. Seizô es un niño de buen corazón que pronto se queda huérfano y al cuidado del noble pero rígido Kenzaburô. Sin embargo, su sed de venganza no es tan fuerte como la de su maestro y tutor. ¿Debe consagrar su vida a arrebatar otras y hacerse frío como el pedernal? ¿Debe matar o morir en el intento para restaurar el honor de los Ikeda? ¿Sería un hombre de honor si no actuara así? Preguntas importantes que acosan a Ikeda a lo largo de su crecimiento.

 “Seizô, eres lo que queda del ejército de los Ikeda y tu brazo debe ejecutar una larga venganza”.

Deber, honor… son conceptos vacíos a los que algunos pretenden dotar de más valor que a la misma vida. Un hombre muerto con honor siempre valdrá menos que uno vivo. ¿O acaso durante estos años te ha consolado el sacrificio de tu padre y tu hermano? ¿No preferirías tenerlos contigo?

El doctor Ekei, por otro lado, es un médico curioso y sabio que no sigue al pie de la letra la tradición. Estudió métodos de medicina occidental, lo que en ocasiones le acarrea el desprecio de sus compañeros, pero él cree que ante todo está el bienestar del paciente y no desdeñará ningún conocimiento que pueda  ayudar a un enfermo. Su carácter,  su curiosidad, su valor y cierta impertinencia se ganan al lector con gran facilidad.

no padecía enfermedad alguna, si acaso, una rara forma de un mal largamente diagnosticado como curiosidad, contra el que no había más cura que dejar observar”.

Seizô y Ekei son los protagonistas, pero entre los personajes secundarios destacaría a Asaemon y a Fuyumaru.

Fuyumaru, un maestro del joven Seizô, es un shinobi, un maestro en el arte del sigilo y el espionaje, un ninja. Su aparición me ha parecido especialmente interesante pues se acerca a un aspecto bastante desconocido de los samuráis y del que yo tuve conocimiento hace poco a través de un documental: los samuráis a veces acudían a los ninjas para que colaboraran en sus misiones pero, puesto que estos usaban técnicas que los samuráis consideraban poco honorables, escondían su contratación.  

Asaemon es un descarado, descreído y soez samurái marcado por las consecuencias que le ha traído un, en mi opinión, honor malentendido, pero también es valiente y justo.

Reclamo un spin-off para Asaemon y Fuyumaru :-)

Fuyumaru, El que camina contra el viento, Hermano de Zorros, Ala de Cuervo, y otros nombres menos poéticos”.

Kenzaburô, por su parte, es todo lo contrario de Asaemon. Encarna todo aquello que debe ser un samurái. Se rige por el honor y el bushido, es justo, noble, y plantará cara a cualquier problema con tal de preservar el legado de los Ikeda.

En cuanto a las mujeres presentes en la historia, aunque no sean un elemento fundamental en la misma, son notables, tanto Yukie como O-Ine Itoo. Ambas, gracias a su inteligencia y su dedicación, han logrado hacerse un hueco en un mundo de hombres, la primera como samurái y la segunda como médico del señor Yamada. Sin embargo, las dos sufren las consecuencias de un sistema patriarcal que limita sus decisiones y su futuro.

El guerrero a la sombra del cerezo es una novela de venganza y aventuras, de  intrigas, misterio, redención y traición, una novela histórica y un poco costumbrista, pero ante todo es una lectura preciosa. Por su historia, por su narración, por sus personajes, por su ambientación. Una historia perfecta.

Solo aquellos en los que confiamos tienen la capacidad de traicionarnos”.

Si tras terminar la lectura, sois reticentes a abandonar al enigmático Ekei Inafume, es posible indagar un poquito más en su vida gracias al pequeño relato de David B. Gil, titulado Shokunin, que recomiendo también. Es un relato independiente, detectivesco, corto, escrito con un estilo menos evocador y más sencillo, ligero, rápido y entretenido. Aunque al ser independiente puede leerse sin conocer la novela, mi recomendación particular es hacerlo después de El guerrero a la sombra del cerezo.

¿LO RECOMENDARÍA?: Por supuesto.

VALORACIÓN:

24 comentarios:

  1. Comparto tus impresiones, para mi también ha sido todo un descubrimiento el autor y la novela es, por ahora, una de mis mejores lecturas del año. Besos

    ResponderEliminar
  2. A pesar de las buenas impresiones de esta novela que estoy viendo por las redes, el entorno feudal japonés no es un tema que me apasione, por lo que con tanto pendiente la voy a dejar pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya nota, Atalanta! La he visto mucho por la redes y hasta ahora no he podido leer ninguna reseña. Le daré su oportunidad, ¿por qué no? Besitos

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    Solo leo cosas buenas de esta novela. Me suele gustar todo lo relacionado con el mundo asiático pero me pasa un poco como a ti lo de los samuráis me frena. No sé, la apuntaré por si acaso pero ahora mismo no creo que me anime.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. A pesar de las magníficas opiniones que sigo leyendo sobre esta novela no acabo de animarme, pero quién sabe, igual un día lo veo y viene para casa porque yo hago mucho ese tipo de cosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. El tema no me termina de convencer, pero vaya reseñón, me alegro de que lo hayas disfrutado tanto :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa, menuda nota!! para tener en cuenta,jeje... La verdad es que leo muy buenas reseñas de esta novela, y voy a tener que hacerme con ella. Ya que el mundo japonés, los samurais, etc. me llaman mucho la atención.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! ^^
    La historia y la ambientación no me atraen tanto como para plantearme leerlo. No me van las historias ambientadas en Japón, y menos en la era feudal. Si no puedo con las películas de este estilo, tampoco me gustaría el libro, así que lo descarto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Se me hace la boca agua leyendo tu reseña, pues de hecho me apunté a un sorteo del libro no hace mucho (el único sorteo al que estoy apuntado, a decir verdad). Crucemos los dedos. A mí sí me gusta todo ese rollo samurái y las ambientaciones en ese Japón feudal (ya lo sabes tú, en mis dos libros saco a relucir algo). En mi estantería tengo todavía el de Gokumon-to, al que después de leerte me volvieron las ganas. Ayys, si es que son tantos los libros interesantes que no doy abasto.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo contigo, coincidimos casi en todo. Me parece un libro delicioso, que si fuera comestible me lo comería y todo. Un libro maravilloso.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Me gustan los ingredientes de esta novela que nos traes, aventura, emoción, intriga y me atrae mucho la ambientación. La voy a tener en cuenta para próximas lecturas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Buenas!
    La portada y el título (preciosos, por cierto ♥) me suenan, no sé si de haberlos visto antes en tu blog (¿quizá en uno de los laterales?) o en otro lugar, pero no sabía de qué iba la novela y la verdad es que con tu reseña y las citas que nos dejas me han dado muchas ganas de leerla. Cuando pueda la compraré y le echaré unas horas de lectura :]

    Me interesan los temas de los que trata, no sólo el estar ambientado en esa época y lugar, ni por incluir samurái y ninja (tampoco sabía lo de su colaboración, por cierto), sino por todos los temas que mencionas como la venganza, el sentido del honor, la curiosidad de Ekei, etc.

    Desde luego, parece que me puede gustar mucho .u.


    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
  13. Pues con esta reseña y esta valoración no tengo más remedio que apuntármelo. Aunque sea más adelante.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  14. Parece una lectura muy interesante, parecida a las que suelo leer de sagas familiares, interesante descubrimiento.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  15. Me sorprendió mucho todo lo que rodea a esta novela aunque conozco casos así , de primeras novelas autopublicadas incluso que son verdaderas joyas. Esta me atrae mucho su parte exótica y el periodo histórico tan desconocido para nosotros.

    ResponderEliminar
  16. Pues estoy viendo muy buenas opiniones de esta novela y no la descarto para más adelante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Está gustando mucho este libro. No me importaría nada leerlo si tropiezo con él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. La portada me parece muy bonita, pero el libro no me atrae.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  19. No dejo de leer buenas opiniones de este libro pero a mí la verdad es que no termina de atraerme, es una ambientación que me cuesta bastante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Se nota cuando un libro gusta tanto en reseñas como la que tu has escrito. Me alegra saber que lo has disfrutado tanto, yo de momento no creo que me anime.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  21. En su día tuve mis dudas, me picaba la curiosidad, pero no es un tema sobre el que me apetezca leer ahora mismo una novela, aunque no lo perderé de vista tras leer tu reseña. Un besote!

    ResponderEliminar
  22. Buenaas! mira que adoro todo lo que tenga que ver con la cultura asiática, pero en este caso no creo que vaya a leerlo <3

    ResponderEliminar
  23. Hola!
    Empiezo diciéndote que he hecho un barrido de la reseña y solo con su extensión ya he sabido que el libro te ha encantado xD Creo que ya te lo he comentado alguna vez, me encanta Japón pero no suelo leer literatura japonesa, a pesar de tener mil títulos apuntados... pero este libro en concreto... creo que de verdad me va a encantar así que me lo llevo apuntado (espero que caiga para navidad xD).
    Un beso!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.