jueves, 29 de mayo de 2014

El coleccionista de huesos (Jeffery Deaver)

AUTOR: Jeffery Deaver
TÍTULO ORIGINAL: The bone collector
GÉNERO: Novela policiaca
AÑO: 1997

RESUMEN: Lincoln Rhyme es un criminalista de Nueva York que tras un accidente se ha queda tetrapléjico. Justo cuando está decidido a suicidarse, sus antiguos compañeros acuden a él en busca de ayuda. Un asesino está actuando en medio de una conferencia de la ONU. Ante la imposibilidad de Rhyme de estudiar por sí mismo las escenas de los crímenes, la agente Sachs será sus ojos, piernas, brazos y nariz para intentar atrapar al asesino, el cual siente una extraña fascinación por los huesos.

TEMAS:
A través de Rhyme sentimos y conocemos parte de la dura vida de las personas que sufren una parálisis tan extensa. El dolor y la frustración de no poder hacer nada solo, ni las acciones más cotidianas, sencillas e íntimas como peinarse o lavarse; el sufrimiento de no poder rascarse un picor o incluso tener que renunciar a ciertas comidas por las molestias que pudieran ocasionar.

…Rhyme pulsó varias teclas y bajó el aire acondicionado. Tendía a no malgastar la escasa capacidad de control que aún le quedaba en cosas como la calefacción o el aire acondicionado (…). Pero cuando la habitación estaba demasiado fría le goteaba la nariz. Y eso era una insoportable tortura para un tetrapléjico”.

La eutanasia, el derecho a morir versus la obligación de vivir, son sometidas a debate en la novela a través de varios argumentos. ¿Tenemos derecho a morir? ¿Tenemos obligación de vivir? ¿Tienen derecho otros a elegir por nosotros?

—¿Quieres que lo discutamos Sach? ¿Quieres? Cobardía dices, pues bien, eso nos remonta hasta sir Thomas Browne «Cuando la vida es más terrible que la muerte, el valor consiste en vivir.» Valor frente a una adversidad insuperable… Un argumento clásico a favor de la vida. Muy bien, si eso es cierto, ¿por qué se anestesia a los pacientes antes de someterlos a una operación? ¿Por qué se venden aspirinas? ¿Por qué se cura un hueso roto? ¿Por qué el Prozac es el medicamento más consumido en Estados Unidos? Lo siento, pero no hay nada intrínsecamente bueno en el dolor.
—Pero tú no sientes dolor.
—¿Cómo definirías el dolor, Sachs? Yo creo que a la ausencia de toda sensación también podría llamársela dolor
”.

OPINIÓN PERSONAL: El coleccionista de huesos es la primera de una serie de novelas (once hasta la fecha) protagonizadas por Lincoln Rhyme. Nuestro héroe no es el típico héroe, guapo y simpático, y aunque quizá se acerque, tampoco puede decirse que sea un antihéroe detectivesco arquetípico, alcohólico y cínico. Es un hombre de brillante inteligencia (como han sido descritos muchos detectives desde S. Holmes), algo frío y cuya principal particularidad es que es tetrapléjico. Esto da a la novela un enfoque diferente al de otras pertenecientes al mismo género.

El libro es de ritmo rápido, toda la acción trascurre en tres días. No hay un momento de descanso en la acción desde que abrimos la primera página de la novela hasta que llegamos a la última. Desde que lo cogí no lo pude soltar. El rompecabezas que nos propone J. Deaver es muy interesante. En esta clase de novelas, me encanta jugar a descubrir al asesino y el móvil (como a todos los que gustan del género, supongo, o al menos a la mayoría), pero no lo conseguí.

En el libro, el autor nos traslada a Nueva York y nos hace recorrer la gran manzana de arriba abajo, y
J. Deaver. Fuente de imagen: Wikipedia
no solo la actual, sino también el Nueva York histórico. En este sentido he echado en falta un plano (como a veces se suele poner en las primeras páginas) que indicara un poco la situación geográfica de las zonas de las que se hablan: los que no somos de Nueva York no tenemos tanto dominio del callejero de la ciudad que nunca duerme.

El autor trata con prodigalidad muchas de las técnicas forenses y procesos de actuación de los criminalistas de forma muy concreta y específica. Para no perdernos demasiado con los tecnicismos que abundan en la narración, al final hayamos un glosario que explica los conceptos expuestos. Aunque creo que en la actualidad, a muchos de nosotros dichas palabrejas nos serán más reconocibles gracias a series como CSI. Es muy interesante, en este sentido, la forma detallada en que se van estudiando las escenas y pistas del crimen.

—Ahora lo repetiremos usando el arsenal pesado, solo para asegurarnos —propuso Rhyme, y se puso a dar instrucciones a Cooper—: aplica DFO o Ninhidrina. Luego dale un pase por el nit-yag.
—¿El qué?
—El neodimio: láser granate de itrio aluminio
”.

En cuanto a los personajes, me han parecido muy buenos. Rhyme es ácido, frío, pero no tanto como aparenta, y capaz de sacar deducciones acertadas de las pistas más ínfimas. La agente Sachs es una mujer de carácter y aunque guapa, tampoco es perfecta, sufre artritis y tiene manías autodestructivas. Son unos personajes atractivos que pueden dar para mucho en las siguientes novelas. Y los secundarios también están bien construidos. De hecho, creo que mi personaje preferido es uno de estos secundarios, el sufrido enfermero de Rhyme, Thom, que se ha ganado el cielo con tanta paciencia…

La novela me ha dejado muy buen sabor de boca por lo que seguro que continuaré adentrándome en la resolución de los casos a los que se enfrente este equipo tan particular.

¿LO RECOMENDARÍA?
: Sí.

VALORACIÓN:


jueves, 22 de mayo de 2014

De cine: Carrie 2013 (remake)


En 1974 se publicaba la primera novela de Stephen King, Carrie, la historia de una joven con poderes telequinéticos y con una madre con graves problemas mentales. En el año 1976 se llevaría al cine en un film dirigido por Brian de Palma y con Sissy Spacek y Piper Laurie como protagonistas, conviertiéndose en película de culto y por la que ambas estuvieron nominadas al óscar como mejor actriz principal y mejor actriz secundaria respectivamente.

En el 2013 se estrenó una nueva versión de la historia, dirigida por Kimberly Peirce y protagonizada por Chloë Grace Moretz en el papel de Carrie White, y por Julianne Moore en el papel de Margaret White.

Este largometraje pretende aproximar a nuestros días la novela del maestro del terror contemporáneo, actualizarla para hacerla más cercana al público actual. En este sentido, se produce una vuelta de tuerca a las agresiones y vejaciones que sufre Carrie en su instituto: las nuevas tecnologías y las redes sociales recrudecen el mobbing que sufre la adolescente con poderes telequinéticos. Así, la escena del baile y la vergüenza de Carrie tras el episodio de la ducha se convierten en situaciones aun más crueles.

En cuanto a las interpretaciones he de decir que Julianne Moore está genial, me ha convencido totalmente como madre loca. Chloë Grace Moretz no tanto. Cuando interpreta a la Carrie modosita me parece que está bastante bien, pero cuando se produce el cambio a la Carrie telequinética es cuando no me convence en absoluto: prefiero sin duda con la interpretación de Sissy Spacek.

Aunque si me ha quedado una sensación después de ver la película de Peirce, es la de que se ha desaprovechado la oportunidad de hacer una versión más fiel al libro. Sin embargo (exceptuando alguna escena) no ha sido así. Se mantiene la muerte de la madre compuesta por Brian de Palma, y no se recrea toda la magnitud de la venganza de Carrie, que en el libro no termina en la escuela.

Una película que no está mal, y aunque me quedó en general con la versión del 1976, es un remake bastante decente.

jueves, 15 de mayo de 2014

La guía del autoestopista galáctico (Douglas Adams)

AUTOR: Douglas Adams
TÍTULO ORIGINAL: The hitch hiker´s guide to the galaxy
GÉNERO: Ciencia-Ficción
AÑO: 1979

RESUMEN: Un jueves, la Tierra es demolida para poder construir una nueva autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo que esa misma mañana ha visto cómo echaban abajo su propia casa, es el único humano que escapa de la tragedia. Arthur huirá de la Tierra junto a un amigo suyo, Ford Prefect, que resulta ser un extraterrestre emparentado con Zaphod Beeblebrox, un pirata esquizoide de dos cabezas, en cuya nave conocerá al resto de personajes que lo acompañarán: un androide paranoide y una terrícola que había abandonado el planeta anteriormente.

TEMAS: Entre risa y sarcasmo, hay en las páginas de La guía del autoestopista galáctico una sátira cómica sobre la sociedad y sus costumbres. 

(…) un pequeño planeta totalmente insignificante de color azul verdoso, cuyos pobladores, descendientes de los simios, son tan asombrosamente primitivos que aún creen que los relojes de lectura directa son de muy buen gusto. Este planeta tiene, o mejor dicho, tenía el problema siguiente: la mayoría de sus habitantes eran infelices durante casi todo el tiempo. Muchas soluciones se sugirieron con tal problema, pero la mayor parte de ellas se referían principalmente a los movimientos de pequeños trozos de papel verde; cosa extraña, ya que los pequeños trozos de papel verde no eran precisamente quienes se sentían infelices (...) Cada vez eran más los que pensaban que, en primer lugar, habían cometido un gran error al bajar de los árboles. Y algunos afirmaban que lo de los árboles había sido una equivocación, y que nadie debería haber salido de los mares”.

OPINIÓN PERSONAL: Tenía muchas ganas de leer esta novela desde hace tiempo, ya que es una de las obras de ciencia-ficción más recomendadas, pero me he llevado una chasco. Este es uno de esos libros que levantan pasiones, tanto en contra como, sobre todo, a favor (de hecho, el 25 de mayo se celebra "El Día de la Toalla", en el cual los fans de esta obra salen con una toalla a la calle a modo de homenaje), así que a lo mejor me cae algún toallazo cibernético (las toallas son muy importantes para los autoestopistas galácticos, tenedlo en cuenta porque si un día os vais de viaje estelar es mejor que llevéis una).

La guía del autoestopista galáctico es un libro de ciencia-ficción que pretende ser escrito con mucho humor. Al principio lo logra, una
Douglas Adams.
Fuente de imagen: Wikipedia
fina ironía y un cómico sinsentido hacía que cada poco me riera de las ocurrencias del autor. ¿Dónde está el problema? En dos cosas. Se me hizo tremendamente repetitivo, los chistes, los juegos de palabras, acaban siendo los mismos y la frescura del principio se acaba convirtiendo en aburrimiento. El otro problema es la cantidad de objetos que Adams se inventa para recrear sociedades extraterrestres, hablando de ellos de la manera más natural: al principio tiene también su gracia, pero tras unas cuantas páginas es un fastidio ver tantas palabras sin sentido.


"Un estrépito de música gunk inundó la cabina del Corazón de oro mientras Zaphod buscaba en la radio subeta noticias de sí mismo".

"Beeblebrox, el hombre que inventó el detonador gargárico pangaláctico, ex estafador, descrito en una ocasión por Excéntrica Galtumbits como..."

Además, pasamos de un escenario a otro (una nave espacial vogona, un lejano planeta) sin apenas descripciones, en mi opinión porque en realidad no son lo importante de la obra, pero yo las eché de menos.

"Doscientos treinta y nueve mil huevos poco fritos cayeron a su vez, materializándose en un enorme montón tembloroso en la tierra Poghril, que sufría el azote del hambre, en el sistema Pansel".

La guía del autoestopista galáctico es una charada que si bien al principio me atrajo, acabo resultándome muy cansada de leer, aunque quizá os guste si os encantan los Monty Python.

En varias ocasiones estuve tentada de cerrar el libro y devolverlo al estante de mi biblioteca junto al fuego sin acabarlo. Si finalmente continué con su lectura, fue solo porque es un libro corto que no llega a las 300 páginas. De todas formas no me arrepiento de haberlo terminado. La cuestión de los ratones del final es muy buena.

La guía del autoestopista galáctico es la primera de una serie de novelas (que por cierto, comenzaron como radionovelas) compuesta por cinco libros en la que no me seguiré adentrando.


¿LO RECOMENDARÍA?: Más bien no.

VALORACIÓN: 

martes, 13 de mayo de 2014

¿Eres Kingmaníaco? Yo sí

Me encanta Stephen King, es uno de mis autores preferidos junto con Poe, P. K. Dick, y Orwell.

Lo bueno de King es que siempre ha sido bastante prolífico, y continúa siéndolo a pesar de tener más de 65 años. Lleva escritos alrededor de 71 libros, sumando las colecciones de relatos y las obras de no-ficción, y todos los años nos sorprende con una novela más, o incluso dos (de hecho, este 2014 se van a publicar Mr. Mercedes y Revival). No me he leído toda su obra, ni de lejos, pero sí que llevo unas cuantas en el equipaje (34, si no me he equivocado al contar).

Muchas de las obras de King, transcurren en Maine.
Fuente de imagen: ProfessorNature

He querido hacer una lista con las novelas que más me han gustado hasta ahora y las que menos, y compartirla con vosotros. La mayoría de mis novelas preferidas se encuadran en su primer periodo como escritor, al que suele denominarse su periodo "clásico" y en el que sus obras eran de un terror más puro y con un estilo de prosa diferente. Sin embargo, la novela que leería sin cansarme, la que calificaría como su mejor obra, es bastante reciente: La historia de Lisey, del año 2006. Es una novela casi mágica, habla de la imaginación y la locura. Os la recomiendo a todos.

Y aquí os dejo mi lista. Creo que os sorprenderá alguna inclusión y alguna exclusión en cada categoría. ¿Qué puedo decir? Si todos pensáramos lo mismo, el mundo sería terriblemente aburrido.

    Las 8 novelas que más me han gustado

1.    La historia de Lisey. Año 2006
2.    22/11/63. Año 2011
3.    El umbral de la noche. Año 1978
4.    El resplandor. Año 1977
5.    It. Año 1986
6.    Misery. Año 1987
7.    Cujo. Año 1981
8.    La zona muerta. Año 1979

Las 4 novelas que menos me han gustado

1.    Buick 8. Año 2002
2.    Cell. Año 2006
3.    La cúpula. Año 2009
4.    Apocalipsis (esta no la he leído, pero he usado mi resplandor y sé que no me va a gustar). Año 1990

Espero leerme la obra completa del autor, comparar entonces mi lista y ver si ha cambiado. Y si mi resplandor funciona :-)

¿Y vosotros? ¿Sois Kingmaníacos? ¡Os invito a que me contéis vuestra lista!

jueves, 8 de mayo de 2014

Al otro lado del cristal, Juan Manuel Peñate Rodriguez

Hoy quiero hablaros del libro Al otro lado del cristal, publicado en 2013 y opera prima de su autor, quien ha sido tan amable de enviármelo y al que, primero de todo, quiero dar las gracias.

Al otro lado del cristal, está formado por 7 relatos, aunque sería más correcto decir que está formado por cuatro relatos y tres novelas cortas, una de las cuales da título al libro. Las historias son muy diferentes entre sí y no todas las narraciones encajarían en el mismo género: En la celda de colores es una historia de terror, Al otro lado del cristal se mueve en el terreno de la ciencia-ficción, y otras, como Dios Roco, son difícilmente encuadrables. Los temas que trata cada pieza son igualmente diversos y cada una de ellas se mueve en su propio eje, pero tal vez los dos más recurrentes sean la pequeñez del ser humano y la futilidad de su vida, y la existencia de misterios arcanos más allá del conocimiento del hombre.

Las historias creadas por el autor en su primer libro son atractivas, originales e imaginativas. En mi opinión sólo haría falta pulir el estilo y algunos detalles. Creo que así ganarían unas narraciones que me han parecido interesantes y sorprendentes.

Voy a hablaros un poco de las impresiones que me han dejado cada una de ellas:

-La pala: este relato corto es la pieza que más me gustó. Sumamente breve, el final me dejó un pequeño regusto a Stephen King. Lo malo es que es un aperitivo muy corto y me he quedado con ganas de saber más sobre lo que esconde. Así que espero un spin-off en forma de novela en breve, porque me ha enganchado y la trama creo que puede dar para una historia muy interesante.

Bajo ese radiante sol en su ascenso, las copas de los árboles eran mecidas por el viento estival. Las ramas más cercanas, entrelazadas en ese suave vals, podían oírse crujir en la quietud de aquel vasto paraje. Aunque si hubiera que nombrar a un sonido como protagonista de la mañana, ese era el de la pala”.

-Dios Roco: un breve relato que nos habla de nuestro pequeño lugar en el cosmos a través de una historia cómica. Una particular visión del universo que el autor comparte con nosotros.

Juan Manuel Peñate.
-Al otro lado del cristal: esta es la primera novela corta que encontramos y la que da nombre al libro, por lo cual supongo que el autor le tendrá especial apego. A mí, sin embargo, fue la que menos me gustó. Me pareció inferior a los demás relatos, previsible e inverosímil. En casi todos los libros de relatos hay uno que no nos gusta: este es el mío.

-El jugador pesimista: la siguiente novela corta. Es un relato que se mueve en el mismo tema que Saw (2004, James Wan), aunque en un terreno cercano a la fantasía y no tan violento. Una historia francamente psicodélica, y aunque el final sea imaginable es, tal vez, el más correcto. Una pieza eficaz.

-Tercera planta, por favor: un relato espeluznante que nos baja a los infiernos. Extravagante y gratamente sorprendente.

-En la celda de colores: la última novela corta. Tras La pala, es la historia que más me ha gustado. Se mueve en el terror clásico, partiendo de una de las ubicaciones con más fama en el terreno de lo paranormal: la prisión de Alcatraz. Tomando como base un lugar de semejantes características, apoyándose en una leyenda e iniciando la acción en un psiquiátrico, el autor crea una golosa historia que no pude soltar hasta el final.

-Touchdown: la mejor manera de calificar este relato es tal y como aparece en el blog del autor: una muestra de que la estupidez humana no tiene límites. Una "tragicomedia" con cuyo final no supe si reír o llorar.

Si os apetece echar un vistazo más allá e ir al otro lado del cristal, podéis obtener más información en el siguiente enlace: