Todos los caminos llevan a los Polos (Ana Alemany)

TÍTULO: Todos los caminos llevan a los Polos
AUTOR: Ana Alemnay
AÑO: 2018
EDICIÓN: Ediciones Casiopea, 2018
GÉNERO: Biografía. Divulgación.

RESUMEN: Ana Alemany nos acerca veinte historias de mujeres que por diferentes motivos decidieron dejar su hogar para adentrarse en los lugares más fríos de la Tierra: los Polos.

OPINIÓN PERSONAL: He leído los tres libros que, hasta el momento, la Editorial Casiopea ha publicado en la colección Todos los caminos. Este último me ha parecido un poco diferente a los dos anteriores, Todos los caminos llevan a África (reseña aquí) y Todos los caminos llevan a la India (reseña aquí), quizá por estar un poco menos centrado en proyectos solidarios, aspecto muy marcado en los otros dos. 

En Todos los caminos llevan a los Polos conoceremos el motivo por el que varias mujeres, veinte en total, han decidido viajar hasta estas inhóspitas regiones del planeta. En principio pueden parecernos muy diferentes, algunas son aventureras, otras científicas, sin embargo, todas tienen algo en común: son resueltas y valientes. Porque valentía hay que tener para ir a una región en la que puedes, y no es una frase hecha, perder las pestañas, como cuenta Chus Lago.

Una cima es perder un sueño y lograr un reto. Lograr y perder, tan distintos, coinciden al mismo tiempo. Eso es lo que averiguó de ella misma, de la vida y del mundo en general. Y se emocionó al descubrirlo. Tanto, que se le escaparon, apenas sin darse cuenta, algunas lágrimas. Craso error, porque a menos de 50 grados bajo cero no es muy recomendable llorar. «Las lágrimas se me helaron, me aprisionaron las pestañas y me quedé sin ver». Casi le provocó un accidente. Se tuvo que quitar los guantes y las gafas, arrancarse las gotas congeladas con las pestañas y descender cuanto antes”.

Mujeres fuertes que no se arredran ante las adversidades y que a pesar de todos los inconvenientes que encuentran en su camino, saben a dónde quieren llegar y se preparan para ello, contra viento y marea, expresión que, en este caso, es literal.

Creo que nunca dejarán de asombrarme las restricciones que hemos sufrido (y seguimos sufriendo según donde vivamos) las mujeres a lo largo del tiempo. Hasta hace poco, el continente donde se encuentra el Polo Sur ha estado vedado a las mujeres. Por lo visto existía la idea de que las féminas eran demasiado débiles para soportar las duras condiciones de la Antártida. Ana Alemany nos desvela que en 1914 tres mujeres solicitaron ser admitidas en una expedición para ir a la Antártida, las tres fueron rechazadas; en 1937 en una nueva expedición las solicitudes de mujeres alcanzaron el número de 1300, fueron rechazadas las 1300. ¡1300 y ninguna era apta! Todavía estoy intentado cerrar la boca.

Precisamente en la primera historia que recoge el libro, la de Josephine Peary, se pueden apreciar las dificultades de la mujer en otras épocas.  Josephine Peary fue, en 1891, la primera mujer que formó parte de una expedición ártica acompañando a su marido. Un tiempo después regresaría a los hielos nuevamente, esta vez embarazada de ocho meses, lo cual provocó una lluvia de críticas sociales que ella ignoró, se decidió a viajar y dio luz allí, en ese frío lugar, a su hija, que fue apodada “El bebé de la nieve”. A pesar de que pasó tantas penalidades como su marido en sus viajes, no fue hasta 1955 cuando alguien le dio a Josephine el reconocimiento que merecía: la sociedad National Geographic le otorgó la Medalla del Logro, su mayor distinción.




Creo que tras leer las veinte historias de las protagonistas de este tercer libro de la serie Todos los caminos, seremos más conscientes de dos cosas.

La primera es que estamos viviendo en un mundo cuyos polos se derriten. En 2013 —nos cuenta Pilar Marcos— Greenpeace hundía una cápsula en el Polo Norte con tres millones firmas (me enorgullece estar entre ellas) que pedían protección para el ártico. Sin embargo, la temperatura no ha dejado de subir y el cambio climático acabará por destruir nuestro mundo. Si ignoramos este hecho constantemente en nuestra vida diaria, dejaremos en herencia un mundo inhabitable a nuestros descendientes, y condenaremos a miles de especies, compuestas por individuos que sienten, a una cruel y trágica muerte. Debemos cambiar, ahora que aún podemos. En este sentido, la historia de Mar Fernández nos dejará huella.

Un oso con el hambre dibujada en sus costillas, balanceándose en una placa de hielo que se deshace. Todos saben que ese animal va a morir. De hambre. Porque no va a encontrar placas desde donde desplazarse a un lugar seguro y cazar”.

«Nos estamos cargando el planeta y es nuestra culpa. Y ese sentimiento, cuando estoy allí, se me viene más arriba. Porque cuando realizas tu vida en Madrid, o en cualquier otro lugar, no lo recuerdas. Lo piensas de vez en cuando, pero si tienes que coger el coche, pues lo coges… total, por una vez más no pasa nada. Pero cuando estás allí, es algo presente. La gota que cae, el trozo de iceberg que se desprende, la placa de hielo que se deshace»”.

El segundo aspecto que queda patente es que debemos creer un poco más en nosotros mismos. Olvidad la edad, los prejuicios, el miedo, olvidad los impedimentos. Y atreveos.

Al pensar en todo lo que tenía que hacer, temió que nunca fuera capaz de lograrlo. Pero el tesón y el entusiasmo se convirtieron en motores que apartaron los inconvenientes. Y concentró toda su fuerza en dar un paso, luego otro, y otro”.




Como siempre, antes de acabar esta pequeña reseña, quiero destacar las hermosas y elegantes fotografías en blanco y negro que acompañan las historias.

El encanto de contemplar la naturaleza hasta el extremo de olvidarse de sacar una fotografía, porque no quieres perder un instante”.

Con este libro, Ana Alemay nos hará partícipes de la magnificencia de los Polos, nos hará sentir el enorme silencio que ruge con el grito agónico de los icebergs al desprenderse. Nos hará pensar en un mundo que aún podemos salvar.

Aquí han descubierto lo que alguna vez alguien les había dicho y no le creyeron: que la vida es sencilla. Mucho más fácil de lo que empeñamos en hacer de ella. No hace falta ir al centro comercial, ni al teatro, ni estrenar zapatos para ser feliz. Simplemente, hay que estar bien con uno mismo”.

Gracias a la Editorial Casiopea por ayudar a que conozcamos los Polos. Porque aquello que se conoce, se ama.




Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí.

VALORACIÓN:


Comentarios

  1. Me parece interesante, me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mira que a mi no me gustan los relatos, pero sí me gustan las historias de mujeres y este con esas fotografías taaaaan preciosas es para tener en cuenta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Pues desde luego es difícil imaginar motivos para dejar todo e irte al Polo me llaman la atención las tres novelas de esta serie.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Unas historias muy interesantes, me apunto el titulo para una futura lectura. Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los relatos no puedo evitar leer todos los que se me ponen por delante, este me parece fantástico y me da hasta rabia que no lo hubiera conocido antes 😂

    Me lo llevo 😘😘😘

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! ^^
    No me va mucho el género biográfico ni los libros de relatos, así que de momento voy a dejarlo pasar. No es lo más me apetece leer en estos momentos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan este tipo de libros. No me importaría echarle un ojo. Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Siempre que te veo hablar de estos libros me dejas interesada pero es que realmente no son el tipo de lectura al que acostumbro... aunque de vez en cuando está bien salir de nuestra zona de confort y los tengo apuntados para uno de esos casos. Me parece alucinante que de 1300 ninguna fuera apta... me da que los que no eran aptos eran los que decidían ¬¬ El fragmento del oso me ha roto el corazón y el siguiente es totalmente cierto, seguimos con nuestras vidas y solo pensamos en estas cosas de vez en cuando, no nos lo tomamos como algo verdaderamente real.
    Gracias por mostrar este libro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que lo veo superinteresante. Tiene migas lo de las mujeres en el Polo Sur. Yo de esto es que no tenía ni idea, pero sí hija, es que nos tratan con la punta del pie en todos sitios...o casi. Me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Me has dejado alucinada con los 1300 rechazos, flipo. Bueno, por no hablar del tema de los Polos, la gente todavía no parece consciente de lo que está pasando, pero no solo con este en concreto, sino con otros temas medioambientales... menudo planeta van a heredar.
    En fin, me ha encantado su frase final.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Hoy no me animo, este tipo de lecturas no son mi fuerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola preciosa!
    Aunque no es el tipo de libro que suelo leer, la verdad que con tu reseña me has dejado con bastante curiosidad por él.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  13. Hola, Atalanta
    Pues no sabía lo de la mujer y el Polo Sur. Me horroriza pero, a la vez, no me sorprende. Y como siempre hay una mujer que tiene que demostrar que podemos hacer lo mismo.
    Me ha parecido muy interesante lo que cuentas así que me apunto a la autora, y, aunque no se si leeré este, algún libro suyo estará asegurado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Lo primero bienvenida. Y además con un libro que desconocía totalmente. Me parece una propuesta interesante, la verdad
    Echaré un ojo con calma
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Uy que interesante, este si que me gustaría leerlo, me gustan este tipo de historias. Me recuerdan a la colección de Testimonios de mujer
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Menuda joya de edición, las elegantes ilustraciones en blanco y negro ya son un plus. Un libro tan desolador como necesario, el deshielo de los Polos es ya una realidad, y a la mayoría parece importarle un pepino, actitud que me irrita mucho. Estupenda reseña.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  17. Ahora mismo he terminado de leer Amores contra el tiempo, una biografía de varias mujeres que tuvieron que sufrir la critica de la sociedad de épocas pasadas solo porque estaban enamoradas de hombres más jóvenes que ellas. Una pasada de libro como pinta este también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fesaro:
      Por lo que me has comentado, por si pudiera interesarte echarle un ojo, creo que podría gustarte "Viajeras de leyenda" -de la misma editorial-, incluso más que este.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar aquellos que contengan spam o los que sean ofensivos.

Entradas populares de este blog

Historia de un perro llamado Leal (Luis Sepúlveda)

Posesión (Stephen King)

El monje (Matthew G. Lewis)