jueves, 29 de septiembre de 2016

Jack el Destripador. La leyenda continúa (Gabriel Pombo)

TÍTULO: Jack el Destripador. La leyenda continúa.
AUTOR: Gabriel Pombo
AÑO: 2015
EDICIÓN: Torre del Vigía, 2015
GÉNERO: Divulgación, Ensayo

RESUMEN: A lo largo de nueve capítulos, Gabriel Pombo (escritor y abogado uruguayo conocido por sus libros, charlas y ensayos de asesinos en serie) recoge las hipótesis que a lo largo de los años se han barajado sobre las posibles identidades de Jack el Destripador, uno de los más (quizás el más) famosos criminales de la historia de la humanidad. ¿Se podrá resolver este enigma que ha cautivado a muchos espíritus curiosos? ¿O ya es demasiado tarde para pretender llegar a una conclusión más allá de toda duda razonable?

OPINIÓN PERSONAL: Jack el Destripador. Basta mencionar su nombre para que nuestra mente viaje hasta uno de los suburbios del Londres de finales del siglo XIX, Whitechapel, y recordemos los crímenes perpetrados entre densa niebla y sucias calles de adoquines. Porque nadie pregunta ¿quién es Jack el Destripador? Todos lo sabemos: el asesino en serie más famoso de la historia. 

Aquella madrugada un frío glacial azotaba Londres, y en las calles desiertas la niebla le ganaba espacio a la lánguida luz de las farolas de gas”.

A su fama han contribuido varios hechos, desde la ferocidad de sus crímenes, hasta el que la policía no solo no lograra atraparlo sino que tampoco tuvo nunca una pista seria sobre su identidad. Aunque puede que lo más extraño fuera el hecho de que sus asesinatos cesaron bruscamente, por lo que el destino de tan horrendo criminal sigue siendo una gran incógnita. ¿Murió? ¿Fue apresado por otros delitos? ¿Dio por terminada una misión que le encomendaron? 

El autor de Jack el Destripador. La leyenda contínúa ha logrado una obra entretenida y a la vez altamente interesante, que abarca todas las hipótesis barajadas a lo largo del tiempo sobre este criminal, exponiéndolas con respeto e intentando ser lo más objetivo posible

Jack el Destripador golpeaba repentinamente, cual si de un perverso y fulmíneo ente emergido de la nada se tratase. Agredía a sus presas humanas y les infligía una muerte atroz, sin que aquellas pudiesen oponerle la menor resistencia. 
Nunca había testigos directos presentes durante los feroces ataques, o parecía no haberlos. Obraba con increíble eficacia haciendo alarde de una desconcertante sangre fría, e, igualmente, de un completo desprecio hacia el peligro, como si estuviese convencido de que jamás sería capturado”.

Me he quedado asombrada con todos los nombres que se han llegado a manejar, algunos propuestos por la policía del momento y otros no mencionados más que en tiempo recientes. Algunos de estos sospechosos los conocía ya que por diversas razones son bastante famosos, como el príncipe Víctor Alberto, el médico W. Gull, o Kosminski. Otros, sin embargo, no los había oído mencionar jamás.

(…) Albert Victor había desarrollado una obsesión sádica por la sangre durante sus cacerías en Escocia. Allí habría adquirido el muy básico conocimiento clínico que el destripador habría demostrado poseer a la hora de mutilar”.

Con cada sospechoso se relatan las pruebas que le incriminarían y también las que le exonerarían, además del posible móvil que tendría para cometer los asesinatos. A veces me ha sorprendido la imaginación que han tenido algunos interesados en el tema, ya que ciertamente en muchos casos las pruebas inculpatorias aducidas no parecen más que casualidades, y en otros casos son altamente imaginativas. De hecho algunas teorías me han resultado tan increíbles que el final del libro de Robert Block La noche del destripador (reseña aquí) ya no me parece tan rocambolesco como en su día me pareció.
Ilustración de los crímenes de Jack el Destripador. Fuente de imagen: Qué

Una de las teorías sobre Jack que más me ha impresionado es la posibilidad de que en realidad este asesino en serie nunca haya existido, sino que los crímenes que se le imputan hayan sido en realidad obra de diferentes autores. Las pruebas de esta teoría, al leerlas, no me parecieron tan descabelladas, teniendo en cuenta cómo Jack mató a cada una de sus pobres víctimas y que ni siquiera está totalmente claro cuántos crímenes cometió realmente.

El libro consta de un primer apartado en el que se nos habla de las cinco víctimas (más probables) de Jack el Destripador, pobres prostitutas que tuvieron la mala suerte de toparse con su cuchillo, y de cómo murieron. Después, a lo largo de ocho capítulos, están recogidas en lo que se nota ha sido una extensa y magnífica labor de documentación, las teorías sobre la identidad de Jack y sobre los móviles que pudieron azuzar a este asesino a ejecutar tan horribles crímenes. Además, cada capítulo cuenta con fotos de los implicados en los crímenes que se nos relatan.

Las hipótesis son tan variopintas que me ha parecido una lectura mucho más interesante de lo que esperaba. ¿Sabéis que incluso parece haber pruebas (descubiertas por un grafólogo español) que apuntan al creador de Sherlock Holmes, el británico Arthur Conan Doyle? Esta es solo una hipótesis pero hay muchas más en el interior… 

Muchas gracias al autor por el envío del ejemplar.

¿LO RECOMENDARÍA?:
A todos los interesados en la figura de Jack el Destripador o en los asesinos en serie.

VALORACIÓN:

lunes, 26 de septiembre de 2016

Reto Halloween de libros y cine junto al fuego

Aquí he vuelto para traeros una iniciativa que el año pasado parece que os gustó bastante, así que... ¡repetimos por segundo año Halloween de libros y cine junto al fuego!

Ya sabeís que el terror me encanta y creo que no hay mejor momento para celebrarlo que la fiesta de Halloween. Por eso os propongo nuevamente este reto sencillito de cumplir, para los amantes del terror y para los que no lo son tanto, porque pasar un poco de miedo una vez al año no hace daño :-)

¿En qué consiste la iniciativa? En leer un libro (o un relato) de terror entre los días 1 y 31 de Octubre y publicar la reseña antes del 31 de Octubre a las 23:59. La única condición es que ese libro tiene que haber sido adaptado cinematográficamente (para cine o televisión).  Lo mínimo es leer un libro (o relato), pero no hay máximo, cuantos más mejor, más ideas para pasar miedo.

Si además sois de los valientes, de los que no teméis a brujas, ni a vampiros ni a zombis, el reto tiene una segunda parte opcional, que consiste en ver la adaptación cinematográfica del libro y contarnos cuál resulta más aterrador.

Si no sois muy de terror, no pasa nada, hay auténticas joyas que encajan en este género y que os recomiendo porque son, ante todo, buenos libros, como Drácula (Bram Stoker) o Frankenstein (Mary Shelley) .

Si queréis participar solo tenéis que dejarme un comentario en esta entrada con el enlace a las entradas que vayaís publicando con vuestras lecturas de terror (y de las pelis si os animáis también con ellas). Si además queréis llevaros el banner del reto a vuestro blog sería genial. Para comentar por Twitter todas las impresiones de nuestras lecturas o cuántas luces tenemos que dejar encendidas podemos usar el hashtag #Halloweendelibrosycine

Recogeré, como el año pasado, en una entrada todas las que me dejéis los que hayáis decidio pasar miedo durante el mes del terror, y la publicaré el día 1 de Noviembre (si sobrevivo a la Noche de Brujas, claro) para que tengamos un montón de ideas para pasar auténtico miedo recorriendo los tenebrosos laberintos de la oscuridad.

En principio este año me gustaría leer dos obras: Fantasmas de Dean Koontz, y Pese a todo de Juan de Dios Garduño. Por supuesto, intentaré ver también sus respectivas adaptaciones para pasar el máximo miedo posible.

¿Os animáis a acompañarme?

viernes, 23 de septiembre de 2016

Reto 5 Líneas: Septiembre 2016

Por fin os traigo el relato de septiembre para el Reto 5 líneas (reglas completas aquí) que cada mes nos propone Adella Brac.

Este mes las palabras que debe contener el relato son:  abres, pues y quiero.

Os dejo un relato oscuro. Se nota que se acerca Halloween :-) Espero que os guste.


Buscas, frente a las mismas Puertas del Infierno, la contraseña correcta, la palabra mágica. Finalmente, esta aparece clara en tu mente y la pronuncias en voz alta: QUIERO. La palabra del egoísmo y del yo. Así, abres las puertas y un perro de tres cabezas te invita a entrar. Pero sabes que no es una invitación, sino una orden. Sabes que ya no hay marcha atrás, pues el que busca, encuentra.

Fuente de imagen: Blog Panteon de Buda

jueves, 22 de septiembre de 2016

El monje (Matthew G. Lewis)

TÍTULO: El monje
AUTOR: Matthew G. Lewis
TÍTULO ORIGINAL: The Monk
AÑO: 1796
EDICIÓN: Valdemar, 2009
GÉNERO: Terror gótico

RESUMEN: Ambrosio es un monje español que vive como abad en el monasterio de los capuchinos de Madrid. Todo el mundo lo admira pues parece un hombre sabio y sin tacha moral, además es un gran orador y a oír sus sermones acude gran cantidad de gente. Sin embargo, está envenenado por el orgullo y pronto descubrirá que la lujuria forma parte de sus pecados capitales. Cuando da rienda suelta a sus pasiones será capaz de cualquier cosa con tal de hacer suya a la mujer que ansía.

OPINIÓN PERSONAL: Nuevamente he conseguido sacar este libro de mis eternos pendientes gracias al taller de lectura que propone cada mes el blog de Susurros de Bibliotecas.

El monje es una novela que se encuadra dentro del género gótico y es famosa por varios motivos. El primero es que cuando se publicó, casi en el amanecer del siglo XIX, fue un rotundo éxito de ventas, de boca en boca se convirtió en un best-seller. El segundo es que los críticos de la época no compartían el entusiasmo y la tacharon de inmoral, obscena y atea. Incluso algunos llegaron a acusar al autor del delito de blasfemia, aunque no fue una acusación que prosperara. Lewis revisó el texto y en sucesivas ediciones cambió y eliminó algunos de los pasajes más escabrosos mitigando así las críticas que su obra despertaba.

El monje contiene dos historias principales que se van enlazando poco a poco. Una es la del monje Ambrosio, un hombre orgulloso de su falta de pecado (o eso cree él, porque de vanidad va bien servido) que cuando descubre el sexo de mano de Matilde (una mujer que se ha hecho pasar por monje), deja salir toda la iniquidad que habitaba en su interior. La inocente y joven Antonia será el objeto de sus más bajos deseos y la misma Matilde estará dispuesta a ayudar a Ambrosio a seducir a la muchacha.

—¡Antonia caerá en mi poder! (…) ¿Será efectivamente mía esa dicha? ¿Podré dar rienda suelta a mis deseos, y satisfaré mis ansias locas y tumultuosas?”.

La otra historia es la de Raimundo y su amada Inés. Inés, obligada a tomar los hábitos en el convento de Santa Clara por su familia, se ve separada de su enamorado. Pero se queda embarazada de Raimundo y cuando su secreto es descubierto (por el padre Ambrosio) la madre superiora del convento decide que hará a Inés merecedora del mayor de los castigos, a ella y a su hijo nonato, pues ha deshonrado el buen nombre del convento y sobre todo el suyo propio al dejarla en ridículo ante el gran padre Ambrosio.

Como buena novela gótica, los elementos y escenarios góticos abundan (mazmorras oscuras, espectros, fantasmas…). No obstante, durante parte de la narración, sobre todo al principio, me pareció más bien otro tipo de novela, casi como un folletín. Todo giraba en torno a las historias de amor, desamor y desventuras de Inés y Raimundo y de Antonia y Lorenzo, y en torno a la hipocresía del monje Ambrosio, y creía que no iba a salir de ahí. Pero poco a poco el libro fue tomando cuerpo y cuando llegué al punto en que se narra la historia de La monja sangrienta ya no pude parar hasta el final, a pesar de que el ritmo resulta, ciertamente, un tanto irregular a lo largo de toda la obra (único "pero" que le encuentro al libro).


Fuente de imagen: Blog Madriz

Una cosa curiosa que me sucedió con esta novela es que a ratos me recordaba al Quijote, ya que, como a veces sucede en la obra de Cervantes, las historias contienen otras historias, o poemas, o canciones... con los que nos topamos en medio de la narración principal (supongo que Gaiman diría que los poemas son un regalo), incluso se introducen pequeñas reflexiones sobre algunos temas que salen a colación.

Pues aunque no todos son capaces de escribir libros, todos se consideran capacitados para juzgarlos. Una mala composición lleva en sí mismo el castigo, el menosprecio y el ridículo. Una buena suscita la envidia, y atrae sobre su autor mil mortificaciones”.

La estructura durante parte de la narración, de historias dentro de historias dentro de historias…, me encanta, es como coger una muñeca rusa y preguntarte dónde vas a encontrar la última de ellas.

En cuanto a los personajes, los que más me han impactado han sido los villanos, Ambrosio y la madre superiora del convento de Santa Clara. Cuesta elegir cuál es más ruin, pero yo me quedaría con la segunda. Sus maldades son incalificables. Y estos dos personajes principales, altos miembros de la iglesia, llevados por el orgullo, la hipocresía y la maldad más despiadada convierten la novela en un pequeño compendio de algunas de las más innombrables perfidias del ser humano. Otra malvada con poco protagonismo fue doña Rodolfa, a quien solo mueve la venganza y los celos. Como veis, hay villanos para elegir.

Con todo lo dicho queda claro que el autor expresa en la novela un fuerte sentimiento contra la Iglesia católica (el autor era protestante) y la hipocresía clerical, así como contra el poder de la institución, dejando en evidencia, de paso, la ingenuidad de todos los que creían a pies juntillas en la “santidad” de los sacerdotes, por lo que entiendo perfectamente el revuelo que levantó en la época. Pero es que además no se queda ahí, pues hasta la propia Biblia parece víctima de las opiniones negativas del autor.

Mía es la misión de arrancar el velo de la hipocresía, y mostrar a los extraviados padres a qué peligros está expuesta la mujer que cae bajo el poder del despotismo monástico”.

Una de las cosas que más destacaría de la obra sería la ambientación, sobre todo de los lugares de características góticas como las mazmorras de Santa Clara. Me parece que, en general, es en esos lugares donde más cuerpo coge la novela y el ritmo se vuelve más intenso. Y también destacaría la evolución del padre Ambrosio, que, luchando contra su conciencia, poco a poco se deja llevar por la tentación, sumergiéndose en una espiral de villanía que lo conducirá a renunciar a sus principios más sagrados.

Embriagado de placer, el monje se levantó del lujurioso lecho de la sirena. Ya no sintió vergüenza de su incontinencia, ni temió la venganza de los cielo ofendidos”.

En El monje el lector halla personas de corazón ruin y cobarde así como los sentimientos más innobles en el interior de aquellos que deberían cultivar la bondad y la compasión. Son ellos, más que los elementos sobrenaturales, quienes causan el horror y el miedo. La ira, la venganza, el deseo desatado, y sobre todo el orgullo, serán los hilos conductores de las desgraciadas vidas de los protagonistas hasta que ninguno pueda escapar de su destino.

—(…) ¡Altivo en vuestra virtud hasta ahora inconmovible, habéis despreciado las súplicas de una penitente; pero Dios tendrá piedad, aunque vos no tengáis ninguna! ¿Dónde está el mérito de vuestra cacareada virtud? ¿Qué tentaciones habéis vencido? ¡Cobarde! ¡Vos habéis huido de la seducción, no os habéis enfrentado a ella! ¡Pero ya os llegará el día en que tendréis que poneros a prueba! ¡Oh! ¡Entonces, cuando sucumbáis a las pasiones impetuosas! ¡Cuando sintáis que el hombre es débil, y ha nacido para el error! ¡Cuando, temblando volváis los ojos hacia vuestros crímenes, y supliquéis con terror la misericordia de Dios, en ese espantoso momento, pensad en mí! (…) y perded toda esperanza de perdón”.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, a quienes disfruten de las novelas góticas, de las historias románticas, o simplemente de un buen libro.

VALORACIÓN: 

lunes, 19 de septiembre de 2016

Zig Zag (J. C. Somoza)

TÍTULO: Zig Zag
AUTOR: José Carlos Somoza
AÑO: 2006
EDICIÓN: Debolsillo, 2007
GÉNERO: Ciencia-Ficción, Thriller

RESUMEN: Elisa Robledo es una profesora de física teórica en una universidad privada de Madrid. Guapa y solitaria, guarda un terrible secreto sobre su pasado que nadie puede imaginar. Una mañana, una noticia en el periódico la alerta de que su vida puede correr peligro, por lo que decide revelar ese secreto a Víctor, un compañero de la universidad: cuando era una recién licenciada y trabajó con el gran físico David Blanes, ambos descubrieron que se podía observar el pasado, pero también que el precio a pagar era muy alto.

OPINIÓN PERSONAL: Elegí este libro porque tenía ganas de leer algo del autor, y, como me gusta la ciencia ficción y la física, me pareció una buena elección. Sin embargo, no ha sido un libro que me haya gustado especialmente ni que vaya a recordar después de unos meses, pues aunque es entretenido, también es fácilmente olvidable.

Elisa Robledo es una profesora de física que temiendo por su vida pide ayuda a su amigo Víctor. Asustada y desesperada le cuenta lo que sucedió años atrás mientras trabajaba en un proyecto supersecreto, llamado Zigzag, en una isla perdida en medio de los océanos. Ese proyecto se basaba en que, según el físico David Blanes, la teoría de cuerdas podía permitir ver el pasado. Pero durante los experimentos algo se tuerce y desde ese momento parece que sobre todos los que participaron en la investigación pende una sentencia de muerte.

—(…) Vamos a contemplar lo que ningún ser humano ha visto jamás”.

De la novela he de decir que si bien el principio me pareció prometedor, después, durante gran parte de la narración que hace Elisa a Víctor, me pareció que no sucedía gran cosa. Se me iban dando miguitas como promesas suculentas acerca del secreto que Elisa iba a revelar, pero no acababa de llegar y sentía que el libro no me enganchaba. Además tuve que lidiar con un personaje pervertido llamado Valente al que no soporté. A través de él y de Elisa (principalmente) se desarrolla una trama sexual (no explícita) que no me gustó, y me preguntaba por qué entre todos los caminos por los que podían discurrir las diversas tramas el autor había escogido precisamente ese. Y, si bien esto cobra sentido al avanzar la lectura, me reitero en que a mí no me gustó.

—(…) Ropa interior especial…, quiero decir, provocativa, y siempre de color negro… Quizá te gustase antes usarla o quizá no, pero ahora la usas con mucha frecuencia, ¿verdad? Y a veces no te pones nada… Dime si no es cierto que a veces sales a la calle sin ropa interior, sin haber tenido jamás esa costumbre… Y por las noches… ¿no sueñas con…?”.

Lo bueno es que pasada la mitad de libro, hacia el último tercio, el ritmo crece y yo, aunque creía que tenía todo resuelto desde el principio, me vi sorprendida por varias revelaciones que no podía intuir.

Una furia pura, sin un antes ni un después, sin desarrollo ni evolución, de una intensidad que el ser humano no conocía ni había conocido nunca”.

Aunque no ha sido el libro que esperaba no ha estado mal y el estilo del autor me ha gustado bastante, por lo que probablemente probaré con algún otro de él en el futuro (no inmediato).

La bondad y la maldad no dependen del paso del tiempo”.

¿LO RECOMENDARÍA?: Como lectura ligera y entretenida.

VALORACIÓN: 

jueves, 15 de septiembre de 2016

Material Sensible (Neil Gaiman)

TÍTULO: Material Sensible
AUTOR: Neil Gaiman
TÍTULO ORIGINAL: Trigger Warning
AÑO: 2015
EDICIÓN: Salamandra, 2016
GÉNERO: Fantasía, Terror

RESUMEN: 24 cuentos y poemas de Neil Gaiman, que llevarán al lector a tierras extrañas y oníricas donde encontrará  material sensible y pertubador.

OPINIÓN PERSONAL: Este es el segundo libro de relatos que leo de Neil Gaiman. El primero fue Objetos Frágiles (podéis leer la reseña aquí), el cual, tras terminarlo, me dejó una sensación extraña porque muchos cuentos no me habían dicho nada, pero otros en cambio me habían parecido maravillosos. Así que me acerqué a Material Sensible dubitativa. Tras haber acabado su lectura puedo decir que, en general, me gustó más que el anterior, pero creo que prefiero al Gaiman de las novelas que al cuentista (lo cual no significa que no me guste esa faceta de su arte) ya que me parece más regular, pero al igual que con Objetos frágiles no voy a valorar el libro en su conjunto pues me es muy difícil hacerlo. Acerca de los relatos que se recogen en esta nueva colección puedo decir que la mayoría me gustaron, pero pocos me entusiasmaron tanto como algunos de los que leí en Objetos Frágiles.

Al abrir el libro encontramos una magnífica introducción del propio Gaiman. La verdad es que solo por leer esta parte merece la pena el libro. En ella, además de avisarnos de que sus historias pueden resultar altamente perturbadoras, nos habla de muchas otras cosas, como el motivo de haber elegido el título de Material sensible.

Construimos las historias en nuestra mente. Seleccionamos las palabras,  les otorgamos poder y miramos a través de otros ojos, y de ese modo vemos y experimentamos lo que ven otras personas. Y yo me pregunto: ¿son los relatos de ficción lugares seguros? Y entonces dudo: ¿deberían serlo?”.

Habla del maltratado arte de los relatos cortos y de las máscaras que usamos en nuestras vidas. Y en medio de su disertación nos regala un cuento, pequeño, diminuto, y que a mí me encantó. Es de mis preferidos. Aquí os dejo el comienzo. 

Hay criaturas que cazan. Hay otras que recolectan. Las Sombras acechan. A veces, ciertamente, merodean. Pero sobre todo acechan”. ¿Notáis ya el escalofrío?

En esta introducción también habla un poco de cada relato, de por qué lo escribió o de cómo lo hizo. Estas explicaciones me hacen disfrutar doblemente de la lectura. Yo en vez de leerlas todas seguidas tal y como vienen recogidas en la introducción, las fui leyendo con cada cuento para que no se me olvidaran los detalles.

Los 24 cuentos (incluyendo algún poema) de Material Sensible no pertenecen todos a un mismo género, algunos son de terror, otros de fantasía, alguno hay de humor… pero la mayoría sí que pueden resultar perturbadores... La imaginación de Gaiman es un océano de aguas turbias y poco tranquilas.

Me gustaría destacar alguno de esos cuentos, como suelo hacer con los libros de relatos.

La joven durmiente y el huso: para mí la perla de la colección. Este cuento ya lo había leído porque lo tengo en la preciosa edición ilustrada por Chris Riddel que ha sido publicada en español por la Salamandra. Es una historia inspirada en los cuentos de hadas de Blancanieves y La Bella Durmiente. Podéis pinchar aquí para saber un poco más de esta historia.

-«La verdad es una cueva en las montañas negras…»: esta historia está inspirada en la isla de Skye y las leyendas de las Hébridas. Ganó el premio Shirley Jackson y el premio Locus a la mejor novela corta. Gaiman narra en ella “una historia sobre venganza y viaje, deseos de oro y secretos”.

Me alimento, un poco, me alimento de lo que no necesitan y de lo que no valoran. Un poco de corazón, un lametón y un mordisco de sus buenas conciencias, una pizca del alma”.

El caso de la muerte y la miel: este es un cuento en homenaje a Sherlock Holmes, y con el que el autor intenta buscar una explicación a la afición del detective por la apicultura. No es la primera vez que Gaiman se adentra en el universo sherlockiano, ya lo hizo en el relato Estudio en esmeralda contenido en Objetos frágiles, el cual me gustó bastante más que el presente (de hecho fue de mis preferidos). Con El caso de la muerte y la miel ha sido la única vez que Gaiman ha estado nominado a un premio policiaco, algo que el autor duda mucho que vuelva a producirse.

El hombre que olvidó a Ray Bradbury: Gaiman escribió este cuento como regalo para el noventa cumpleaños de Bradbury. A mí me gustó mucho. Habla de la memoria y del arte, de la escritura, de las historias, de los bomberos que queman libros… 

La nada en punto: este es un homenaje a la serie “Doctor Who”. Uno de los relatos que más he disfrutado y eso que no conozco en absoluto el universo de esta serie tan famosa. Muy recomendable.

Clic-clac, el sonajero: un cuento de terror sencillo, simple y hasta previsible, pero muy efectivo. Y, a ver: ¿quién dijo que solo se puede disfrutar de lo complicado?

El oficio de bruja: este es el poema que más me gustó de los pocos que se incluyen. Empieza así:

La bruja era tan vieja como la morera
Vivía en la casa de los cien relojes
Vendía tormentas y pesares y apaciguaba mareas
Y guardaba su vida en una caja
”.

Black Dog: un viaje gratis para que los que nos quedamos enamorados del universo de American Gods (reseña aquí) podamos reencontrarnos con Sombra, aunque desde luego puede disfrutarlo cualquiera. De mis relatos favoritos sin duda alguna. La mezcla de American Gods con las leyendas de los perros negros es irresistible. Irresistible.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sobre todo a quienes disfruten con los cuentos de fantasía oscura o con la imaginación ingobernable de Neil Gaiman.

lunes, 5 de septiembre de 2016

La granja (John Updike)

TÍTULO: La granja
AUTOR: John Updike
TÍTULO ORIGINAL: Of The Farm
AÑO: 1965
EDICIÓN: RBA, 2013
GÉNERO: Drama

RESUMEN: Durante unos días Joey Robinson, un consultor de empresas neoyorquino, hace un paréntesis en su vida cotidiana para regresar a la granja donde creció y donde aún vive su madre, viuda y ya demasiado mayor para realizar ella sola algunas tareas domésticas. En su viaje lo acompañan su segunda y sensual esposa, con la que se acaba de casar, y el hijo de ella, de once años. Los asuntos pendientes, las diferencias, la tensión, los fantasmas del pasado y las confesiones van emergiendo a lo largo de una visita que difícilmente podrán olvidar.

OPINIÓN PERSONAL: Con La granja nos introducimos en la vida de una familia durante un fin de semana. Nos convertimos en unos fisgones que espían por el ojo de una cerradura las conversaciones de cuatro personas. Y nuestro ojo de cerradura es Joey, quien nos cuenta, desde su punto de vista, lo que sucede en la granja de su madre cuando va a visitarla con su nueva esposa (Peggy) y el hijo de once años de esta (Richard).

–Tengo treinta y cinco años y me han pasado muchas cosas en la vida. No comprendo por qué esa vieja tiene tanto poder sobre mí”.

Y lo que sucede es que vemos una relación cargada de tensión en todas direcciones. Joey con su madre, su madre con Peggy, e incluso, según corre el tiempo, de Joey con Peggy, a pesar de la gran sensualidad que hay en su relación. 

–Yo creo que no se ha enfadado por eso. ¿Por qué habrá de importarle que tu madre sea una flor?
–Lo curioso es que una avispa ha estado a punto de picarla.
–¿A tu madre?
–Le dije que no se moviera, que se quedara quieta. Y la avispa voló a otro sitio sin hacerle nada
”.

Richard es el único que parece un poco a salvo de todo, aunque es un medio que muchas veces usan los tres adultos (sobre todo la madre de Joey) para lanzar cuchillos al rival. Pero Richard es un personaje que me resultó repelente y antinatural (de hecho alguna vez lo llaman pedante), ¿qué niño de once años habla así?:

–Es un género deliciosamente estremecedor
”.

Updike refleja perfectamente, con un preciso y envolvente uso del lenguaje, las tensiones. Las cosas que se dicen, las que no se dicen, los pequeños rencores… Todas esas pequeñas manchas nocivas que forman parte de algunas relaciones humanas. Me parece increíble la perfecta historia familiar que monta Updike en esta corta novela de 186 páginas, en el pequeño espacio de la granja y con solo estos cuatro personajes. 

Lo que más me gustó fue el estilo del autor, certero y consistente en sus descripciones del ambiente y de los sentimientos, así como de la granja misma

–No me extraña que pienses así –dijo mi madre–, viviendo en esa ciudad en la que se necesita aire acondicionado, donde todas las estaciones del año son exactamente iguales. Aquí, en mi granja, cada semana es diferente, cada día es una sorpresa. El campo cambia de aspecto, los pájaros dicen cosas distintas, nada se repite. La naturaleza nunca se repite; esta noche de agosto nunca ha tenido lugar con anterioridad y jamás volverá a estar presente”.

Pero a esta historia le ha faltado algo para que conectara plenamente con ella. No consiguió resultarme entretenida (aunque eso da un poco igual, no creo que ese haya sido su principal objetivo) ni tampoco interesante, así que se me quedó un poco a medias.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí. El estilo de Updike me ha gustado, y la obra es cortita.

VALORACIÓN: