jueves, 28 de julio de 2016

Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal (Stefano Mancuso y Alessandra Viola)

TÍTULO: Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal
AUTOR: Stefano Mancuso y Alessandra Viola
TÍTULO ORIGINAL: Verde brillante. Sensibilitá e intelligenza del mondo vegetale
AÑO: 2013
EDICIÓN: Galaxia Gutenberg, 2015
GÉNERO: Divulgación científica

RESUMEN: Cuando pensamos en las plantas, nos sentimos tentados a atribuirles dos características: inmovilidad e insensibilidad. Pero investigaciones científicas llevadas a cabo durante los últimos cincuenta años han demostrado que las plantas son sensibles (es decir que están dotadas no sólo de los cinco sentidos que posee la especie humana sino de hasta quince sentidos más), se comunican e intercambian información (entre ellas y con los animales), duermen, memorizan, cuidan de sus hijos, tienen su propia personalidad, toman decisiones e incluso son capaces de manipular a otras especies. ¿Cómo negar pues que son inteligentes? 

OPINIÓN PERSONAL: Los vegetales son unos seres vivos tan diferentes a nosotros que a la mayoría de la gente le cuesta creer que puedan tener sensibilidad, y decir que puedan tener inteligencia suena a broma. Sin embargo, las últimas investigaciones han dejado sorprendidos a los científicos, ya que sus resultados han revelado que es así. 

El libro comienza mostrando algunas curiosidades históricas de la relación de los humanos con las plantas y mostrando cómo hemos llegado a ignorar al reino vegetal por completo. Por ejemplo, resulta que según asegura la leyenda, Noé se llevó una pareja de cada animal en el arca, pero en las plantas nadie pensó, ¡qué mal tuvieron que pasarlo los cactus con tanta agua! Otro ejemplo es el de la Inquisición, que abría procesos al ajo y al perejil (todavía estoy boquiabierta).

En el libro queda claro lo mucho que los animales, y el ser humano por tanto, necesitan al reino vegetal, pero lo innecesario que es el reino animal para todo el resto del planeta. A pesar de que el 99.7% del planeta es vegetal, los humanos nos definimos como especie dominante. Los autores nos preguntan si pensaríamos lo mismo en caso de descubrir que en otro planeta (Júpiter, por ejemplo) los animales solo representan el 0.3 %, ¿diríamos entonces que son dominantes? Ja.

El libro, siempre con un leguaje sencillo, nos cuenta los últimos descubrimientos científicos realizados sobre el mundo vegetal y muchos son más que sorprendentes. No quedará duda de que las plantas son inteligentes. No hay otra manera de describirlas: son capaces de resolver problemas de manera muy eficaz. Las plantas respiran sin pulmones, comen sin estómago, ven sin ojos… ¿por qué no iban a pensar sin cerebro?

Una de las cosas que el lector podrá descubrir en la lectura, es que, contrariamente a la idea generalizada hasta ahora, las plantas no siempre compiten entre ellas. Si las que están próximas son parientes no compiten con ellas, sino lo contrario. Es todavía objeto de estudio el proceso exacto de cómo consiguen reconocerse. O la confirmación de que la música realmente mejora el crecimiento de las plantas. Un estudio con vides puso de manifiesto que la música las beneficiaba, y se inauguró una nueva rama de la agricultura biológica: la agricultura fonobiológica. Aunque ”no es el género musical lo que condiciona el crecimiento de las plantas sino las frecuencias sonoras”.

Los resultados fueron sorprendentes: las viñas sometidas a tratamiento musical no sólo crecieron mejor que las que no escuchaban nada, sino que maduraron antes y produjeron una uva más rica en sabor, color y polifenoles. Además la música desorientaba a los insectos, lo que los mantenía alejados. Gracias a ella pudo reducirse de forma drástica el uso de insecticidas”.

Descubrimos además uno de los motivos de la existencia del maíz transgénico: recuperar la inmunidad a un insecto que el maíz ya tenía de manera natural, pero que se perdió a causa de la selección humana. 

Las variedades antiguas de maíz europeo y maíz selvático —ambas muy distintas del que cultivamos hoy en día, fruto de un largo proceso de selección— eran perfectamente capaces de defenderse de la Diabrotica virgifera. Hemos sido nosotros quienes —a través de un proceso de selección de nuevas variedades destinado a obtener plantas muy productivas y con mazorcas de gran tamaño— hemos seleccionado sin saberlo unas plantas que no eran capaces de defenderse por sí solas. Cuando la Diabrotica vigifera depositaba sus larvas cerca de las raíces, las antiguas variedades de maíz producían unas sustancia llamada «cariofilina», cuya única función era la de atraer a  unos gusanos (nematodos) que se alimentaban de las larvas y libraban al maíz de su parásito. Este error involuntario, que ha desembocado en la selección de variedades de maíz indefensas, nos ha costado caro: se estima que, a escala mundial, las pérdidas debidas a este insecto ascienden a unos mil millones de dólares anuales. Durante décadas, la Diabrotica virgifera ha sido uno de los enemigos más temibles del maíz y para combatirla se han gastado cifras enormes y se han esparcido toneladas de insecticidas. Ha sido necesario recurrir a la ingeniería genética para que el maíz recupere su antigua capacidad: hoy, las variedades modernas vuelven a disponer del gen que les permite producir la cariofilina gracias al orégano. Es decir, para devolver al maíz una característica innata hemos tenido que crear una planta transgénica”.

Ophrys apifera. Fuente de imagen: Wikipedia
Las plantas, además, son capaces (muy capaces) de manipular a los animales para su beneficio. Por ejemplo, las orquídeas Ophrys apifera imitan a las hembras de algunos insectos y de ese modo los engañan para que al intentar copular con ellas las polinicen. Esta imitación es tan perfecta que los machos de esas especies de insectos se empeñan en copular con las plantas incluso antes que con sus hembras. Pero ¿quién puede culparlos?, las flores no solo imitan el aspecto visual de las hembras con sus pétalos, sino también la forma, la superficie -incluida la pelusa del animal- y hasta el olor.

En esta relación parece perfectamente claro quién, entre la planta y el insecto, ocupa una posición de dominio con respecto al otro”.

Avanzando un paso más allá podemos preguntarnos si acaso no nos manipulan igualmente a nosotros con sus colores bonitos y sus aromas dulces para que las plantemos, las cuidemos y las extendamos por el mundo. ¡Y nosotros creyendo que somos dominantes!

Desde el punto de vista de las plantas, podrá valer la pena trabar amistad con este extraño bípedo para beneficiarse de sus servicios. Así pues, ¿cómo descartar que hayan usado su habilidad manipuladora también con nosotros, creando flores, frutos, olores, sabores, aromas, y colores agradables a nuestra especie?

Al final de cada pequeño capítulo encontramos un poquito de bibliografía que nos invita a investigar más sobre algunos de los asuntos concretos si han llamado especialmente nuestra atención.

Este pequeño librito (escrito por un neurobiólogo vegetal y por una periodista científica) de 140 páginas se va a convertir en una de mis mejores lecturas del año. Está narrado en un lenguaje sencillo con el objetivo de deslumbrarnos con todo lo que desconocemos de las plantas y todo lo que son capaces de hacer sin moverse del sitio.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí. Sobre todo a cualquier amante de las plantas, la naturaleza, la jardinería, o a cualquier espíritu curioso.

VALORACIÓN:

lunes, 25 de julio de 2016

Todo es eventual (Stephen King)

TÍTULO: Todo es eventual
AUTOR: Stephen King
TÍTULO ORIGINAL: Everything is Eventual
AÑO: 2002
EDICIÓN: RBA Coleccionables, 2007
GÉNERO: Terror

RESUMEN: Una recopilación de 14 relatos de la mano de Stephen King.

OPINIÓN PERSONAL: Creo que ya he dicho en alguna ocasión que si S. King es de mis autores favoritos dentro de la novela, es en los relatos en dónde más gusta. Sus cuentos para no dormir me hacen disfrutar incluso más que sus obras más largas (y eso es difícil, pero él lo consigue).

He leído varios libros de relatos de Stephen King, y después de El umbral de la noche esta es el que más me gusta en su conjunto. Todo es eventual recoge 14 cuentos -de diferente extensión- a los que precede una muy interesante Introducción (como todas las de King) en la que el autor reflexiona sobre la decadencia de este género, el de los relatos, y nos cuenta cómo el titulado Montado en la bala salió a la venta en el año 2000 directamente en formato electrónico reventando el mercado con cientos de miles de copias vendidas en pocas horas. 

El relato breve tampoco es un arte perdido, pero convengo en que está mucho más cerca de la extinción que la poesía”.

Además de esta Introducción cada relato va acompañado de una pequeña explicación de cómo surgió o de alguna otra curiosidad acerca de su creación. Esos pequeños comentarios con los que acompaña King sus cuentos es algo que nos encanta a todos los kingmaniacos que andamos sueltos por el mundo (así, sin camisa de fuerza ni nada).

He visto opiniones que dicen que esta obra carece totalmente de terror. En la mía no es así, hay terror y bastante, solo que creo que hay varios relatos que están más enfocados hacia el suspense, como En la habitación de la muerte.

Terror, suspense, llamémoslo como queramos. El caso es que el miedo está presente en casi todos estos relatos, ese escalofrío que recorre nuestra espalda, ese ritmo cardiaco que se acelera al avanzar la historia. Si bien es cierto que hay algunas historias que careden de ese toque, y otras que están aliñadas con una importante dosis de humor, como el primero que encontramos, Sala de Autopsias número 4, que trata sobre el entierro prematuro.

De los 14 cuentos hay uno que no he leído, Las hermanas de Eluria. El motivo es que es un relato que pertenece a la saga de La torre oscura, y como ese es un mundo que no conozco todavía lo he guardado para cuando haya leído algo de la serie, a pesar de que se puede leer de forma independiente (o eso dice King). De las otras 13 historias solo hubo una que no me gustó demasiado,  La muerte de Jack Hamilton. Es una historia basada en el personaje real Jack (Red) Hamilton, miembro de la banda de John Dillinger, un atracador de bancos famoso de los años 20-30 al estilo de Bonny y Clyde. 

Y ahora, como siempre hago, os destaco algunas historias, las que más me han gustado, que en general creo que son las que tienen el terror más presente:

El hombre del traje negro: Es mi preferida. King dice que le costó mucho escribirla y que no le gusta mucho, pero por lo visto a sus lectores nos encanta y de hecho ha ganado algún premio. La historia nos la cuenta un hombre anciano que recuerda un hecho terrorífico de su vida: cuando de niño se encontró con el Diablo en el bosque. 

Hasta aquel sábado de 1914, había creído que los osos eran los habitantes más temibles del bosque. Pero ahora sabía que no era cierto”.

-Todo es eventual: Es un relato largo, y el que da nombre a la colección. Mi segundo relato preferido. Dinky es un muchacho con un empleo muy peculiar. Cobra muy, muy poco, pero tiene casa y coche y prácticamente cualquier cosa que quiera conseguir. Solo tiene que pedirla a sus empleadores y se la conseguirán. Esto se debe a que tiene un don muy particular y peligroso. Este es de esos relatos que tienen más de suspense que de terror. Nos plantea la bendición (¿o será una maldición?) de la ignorancia. Un relato con muchas preguntas y pocas respuestas. ¿No tiene segunda parte? ¡Necesito saber más!

El virus de la carretera viaja hacia el norte: Como a King, a mí me encantan las historias de los cuadros que cambian, así que este relato no podía dejar de estar entre mis favoritos. Lo más curioso quizá sea que King revela que el cuadro en que se basa existe en realidad, es de su propiedad, y… a nadie de su familia le gusta. La historia cuenta cómo un escritor compra un cuadro en un mercadillo. La pintura representa a un hombre con dientes de caníbal conduciendo por una carretera. Según pasa el tiempo el cuadro cambia, y no cabe la menor duda de que el caníbal avanza en pos del escritor... Tal vez, si leéis este relato, os haga pensaros las cosas dos veces antes de comprar en establecimientos donde no admitan cambios ni devoluciones…

Tom Berenger en la adaptación del relato El virus de la carretera
viaja hacia el norte. Fuente de imagen: El blog de Fran J. Ortiz

1408: Este es el homenaje de King al hotel embrujado. Cuenta la noche que pasa Mike Enslin en el hotel Dolphin. Mike es un escritor que investiga lugares embrujados: él pasa una noche en dichos lugares y luego cuenta su experiencia en un libro. Hasta el momento sus experiencias han sido negativas, no ha visto nada inusual, y realmente no cree que haya nada embrujado, ni encantado en ningún lugar del mundo. La noche que prevé pasar en la habitación 1408 del hotel Dolphin de Nueva York, en teoría embrujada, promete ser una más, pero Olin, el director del hotel, le cuenta y le recalca la gran cantidad de muertes que se asocian a esa habitación. Y no son solo muertes lo que la 1408 puede provocar. En cuanto a este relato, lo que más me gustó fue la primera parte, en la que el director del hotel intenta convencer al periodista de que no entre en la habitación: me dio más miedo que la noche que Mike acaba pasando en ella, que lo que consiguió sobre todo fue marearme. De este relato hay una adaptación a la gran pantalla protagonizada por J. Cusack y por S. L. Jackson del año 2007.

Es una suerte que la habitación 1408 no haya necesitado nunca una tarjeta magnética, porque estoy totalmente convencido de que no funcionaría. Los relojes de pulsera digitales no funcionan en esa habitación. A veces van al revés y a veces se paran, pero en cualquier caso no se sabe qué hora es en la 1408. Lo mismo sucede con las calculadoras de bolsillo y los teléfonos móviles. Si lleva busca, señor Enslin, le recomiendo que lo apague, porque una vez entre en la habitación 1408, empezará a sonar cuando le venga en gana… Aunque a decir verdad, apagarlo tampoco garantiza nada –añadió tras una pausa–, porque puede que vuelva a encenderse solo”.

…Y creo que me paro aquí, porque si no voy a acabar hablando de todos los relatos. Como veis es una colección en la que aparecen muchos de los temas clásicos del terror: el cuadro que cambia, el Diablo, el enterramiento prematuro… y también hay historias de autoestopistas, por supuesto… 

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí. Sobre todo a quienes disfruten de King, o a quienes disfruten de los cuentos. También a los que quieran historias con mucho suspense.

VALORACIÓN: 

jueves, 21 de julio de 2016

Alma (Carlos Sisí)

TÍTULO: Alma
AUTOR: Carlos Sisí
AÑO: 2016
EDICIÓN: Minotauro, 2016
GÉNERO: Terror

RESUMEN: Dos ingenieros que desarrollan un sistema de reconocimiento de voz capaz de detectar sonidos de otra realidad. Una investigadora de lo paranormal que puede ver y oír cosas que no percibe la gente corriente y un periodista interesado en sus trabajos y avances. Un autor que consigue un éxito mundial con su libro La puerta, que habla de experiencia con la tabla ouija. Y detrás de La puerta, seres de otro plano que anhelan devorar las almas de los humanos.

OPINIÓN PERSONAL: La verdad es que la literatura de terror contemporánea en castellano me es bastante desconocida (no tengo perdón), así que me he animado con este libro para conocer así a Carlos Sisí. Me alegro de haber descubierto a este autor al que tenía ganas desde hace tiempo. Tras las numerosas recomendaciones, he leído Alma y me ha gustado. Después de la buena experiencia seguro que leeré algo más del autor, probablemente Troll, o quizá Panteón.

Alma es una historia de terror pero creo que lo es sobre todo a partir de la segunda mitad. La primera mitad, aunque tiene este elemento presente, me pareció más cercana a un suspense sobrenatural. En la segunda parte, las “sombras” me llegaron a dar mucho miedo... Y es que cuando un autor juega con la oscuridad y las sombras, a mí siempre se me acelera el corazón. Aunque eso es en mi caso, he visto varias reseñas que opinan justo lo contrario, que hay mucho más terror en la primera parte, y otras que dicen que no hay terror en ningún sitio: hay temores para todos los gustos :-)

Una de las cosas que me ha gustado del libro han sido las muchas referencias literarias. Las numerosas menciones a King o sus obras, a Michael Crichton, a Lovecraft -de manera tanto explícita como implícita-, a El señor de los anillos o incluso a El perfume.

En el otro extremo de la balanza tenía a Michael Crichton. Su prosa no le entusiasmaba tanto como la de King, pero sus argumentos eran excepcionales”.

(…) era un desquiciante viaje hacia lo sobrenatural, a dimensiones tenebrosas y desconocidas que autores como Lovecraft solo pudieron esbozar”.

Alma es una historia de terror o quizá de suspense con elementos sobrenaturales (puede que dependa de la percepción de cada uno y de su facilidad para asustarse), pero es también, en mi opinión, una reflexión sobre el amor. El Amor. Y el odio, la pena, la ira. Y sobre lo opuesto al amor, que no es el odio, sino la indiferencia. La indiferencia de una sociedad que ve las muertes de niños de hambre en la televisión y una hora después va a por una hamburguesa habiendo olvidado todo el dolor que ha visto tras una pantalla plana. Alma es una reflexión sobre el ego y el apego que frustra la vida del hombre. En este aspecto me pareció bañado de una filosofía oriental que me ha gustado mucho. Se trata de un mensaje muy obvio y muy claramente expresado en el libro, pero no por ello menos interesante.

Carlos Sisí. Fuente de imagen:
 Blog La diseccionadora de libros

Hay dos o tres historias principales en la novela. Por una lado está la historia de Alma, una mujer a la que conocemos de bebé. Ella es muy especial, puede comunicarse con otras realidades que para la mayoría de las personas son invisibles. No es un don fácil de aceptar, pero poco a poco consigue hacerlo y con él ayudar a otras personas. El destino (no la casualidad) envía a trabajar con Alma a Jow, una alegre informática, y a Peter, un periodista que resulta tener la mente más abierta de lo que creyó en un primer momento.

–Los fantasmas son el lado morboso de todo este asunto. Es la parte menos importante, sólo un eco, un recuerdo de cosas que fueron”.

Otro de los hilos argumentales es el del escritor Johnnie Balmori, autor de un libro llamado "La puerta" que ha puesto de moda la ouija, y que además ha revolucionado el antiguo tablero de comunicación con los espíritus añadiéndole unos extraños símbolos. 

La última historia es la del pueblo de Elvenbane. Un hermoso lugar que de un día para otro despierta un interés increíble entre la gente. ¿Por qué será?

Al avanzar la novela  iremos viendo cómo se van juntado estos hilos y qué es lo que los une. 

Los personajes, por su parte, y siendo sincera,  no acabaron de llegarme del todo,  me daba un poco igual que acabaran muertos o no. Sólo Alma en su niñez y juventud me entusiasmó de verdad, siendo además las partes que tratan esa época de su vida de las que más me gustaron. 

He disfrutado de la novela, y he pasado miedo con ella, pero debo decir que también se me hizo un poco larga, como si se extendiera demasiado. El final… tampoco tengo claro a día de hoy si me ha gustado o no.

Alma es una teoría del amor, del odio, del calor humano...Y también es un libro de las sombras y los espíritus. ¿Una puerta quizá...?

Se ama o no se ama, pero el amor no se puede aprender de un día para otro”.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí.

VALORACIÓN: 

miércoles, 20 de julio de 2016

En agosto Tom Wolfe y La hoguera de las vanidades

Cada mes, el blog Susurros de bibliotecas propone un libro para leer en su Taller de lectura (más información aquí). Para participar no hay ninguna norma, ni siquiera tener un blog, solo hay que leer el libro durante el mes.

Gracias a las propuestas de Susurros he conseguido sacar de mi lista de "eternos pendientes" varios libros, como El guardián entre el centerno o A sangre fría.

Y ahora, no he tenido mejor idea que liar a Susurros para que proponga como lectura del mes de agosto La hoguera de las vanidades de Tom Wolfe, novela con la debutó y triunfó el autor. 

Si no la habéis leído y os apetece, os esperamos en agosto. Solo tenéis que dejar un comentario en el enlace anterior del Taller de lectura del blog de Susurros, o en su cuenta de Twitter: @SusurrosdeB

 

lunes, 18 de julio de 2016

Los misterios de la gata Holmes (Jiro Akagawa)

TÍTULO: Los misterios de la gata Holmes
AUTOR: Jiro Akagawa
TÍTULO ORIGINAL: Mikeneko Holmes no Suiri
AÑO: 1978
EDICIÓN: Quaterni, 2015
GÉNERO: Novela Policiaca

RESUMEN: Katayama es un detective con muchas particularidades, tanto que sus compañeros lo apodan “princesita”, y no destaca por ser un gran policía. Cuando tiene que ir a la Universidad Femenina de Hagoromo, donde han asesinado a una muchacha, conocerá a la gata Holmes (la gata del decano) y su vida empezará a ser más interesante y productiva.

OPINIÓN PERSONAL: ¿No me digáis que la portada  no llama la atención con ese minino tan guapo? Me encantan las portadas de esta editorial. Sí, ya sé que puede que no sean lo más importante, pero me encantan igual. 

Pues esta guapa gata es la protagonista de la novela (bueno, ella o una pariente suya, porque en la novela se dice que la gata Holmes tiene la pata delantera derecha negra y en la portada no aparece así) :-(

Después de la buena experiencia que resultó ser la lectura de la novela policiaca japonesa Gokumon-tõ (cuya reseña podéis ver aquí), decidí seguir explorando el mundo de las novelas detectivescas del país del sol naciente.

Los misterios de la gata Holmes es el primer libro de una serie que consta, hasta el momento, de 35 novelas y varios relatos. Espero que la editorial se anime a traducir alguna más de esa serie de 35 porque me ha gustado conocer a la inteligente Holmes y al detective Katayama, los protagonistas de la serie.

Katayama es un detective diferente, bastante diferente. Estamos acostumbrados a que el detective sea un adicto al trabajo, o un jubilado que sigue siendo un adicto al trabajo, o un jubilado que no puede olvidar un caso, o un sociópata inteligentísimo, o alguien con una personalidad difícil debida a los traumas que arrastra desde la infancia... Pero Katayama no es nada de eso. Tiene miedo a la sangre (lo cual es un poco negativo para su trabajo) y también a las alturas; le gusta dormir, no le agrada hablar con mujeres… Un buen número de pequeñas peculiaridades que le han hecho ganarse el apodo de “princesita” entre sus compañeros.

La verdad es que al principio me ponía un poco de los nervios, me parecía un poco vago y no muy avispado. Pero cuando Holmes, la gata calicó (una gata tricolor) llega a su vida, cambia. Parece que con la adopción de Holmes (casi se podría decir que es la gata quien lo adopta a él) Katayama saca lo mejor de sí mismo, despliega su inteligentica y su perspicacia, y su timidez acaba resultando hasta agradable y simpática. 

–Lo tuyo no tiene remedio. Hace muchísimo tiempo que trabajo en la policía, pero jamás había oído que un detective se desmaye cada vez que ve sangre.
–La verdad es que me da muchísima vergüenza
”.

Jiro Akagawa. Fuente de
imagen: Compartelibros
Y es que Katayama se ve envuelto en un misterio para el que hay que usar la lógica. Lo de patear las calles
no le gusta nada, pero lo de los misterios sherlockianos le encanta. Ahí puede lucirse, y poco a poco se descubre que tiene una gran capacidad deductiva y que es más tenaz de lo que en un principio pudiera parecer. Creo que al detective que más me ha recordado es a Colombo, solo que en Colombo su torpeza era una pose y en Katayama no: él es así.

Katayama era un gran aficionado a la novela de misterio. Le gustaban las novelas centradas en la resolución del asesinato en sí. En ese género siempre aparecían detectives célebres que desplegaban famosas deducciones y solucionaban problemas, aparentemente de imposible solución, como si de una larga cadena se tratara. Es decir, que le apasionaban las novelas que eran como puzles. 

Las novelas con detectives corrientes que pateaban la calle  hasta la saciedad y de improviso se topaban con una pista no le agradaban. Seguramente porque se parecían demasiado a sí mism
o”.

Claro que, como digo, si consigue atar cabos es gracias a la gata Holmes. Esta gata tiene un mundo interior muy rico y parece que siempre está pensando, cavilando, meditando sobre la realidad. Y debe de hacerlo, porque con pequeños juegos o gestos, da pistas a Katayama para que pueda resolver los intrincados misterios con los que se encuentra. Claro que podría ser solo casualidad… 

Los forenses de la científica ya se habían marchado y en ese momento tan solo había un oficial de policía frente a la puerta.
–Disculpe…
–No se preocupe, viene conmigo –le respondió Katayama al agente, que se había quedado a cuadros. Holmes venía con él
”.

La novela consta de dos misterios principales. Por un lado un asesino está matando a las estudiantes de una universidad femenina que se prostituyen. Y por otro a lo largo de esa investigación, se descubre una trama de corrupción urbanística. ¿Estarán los dos casos relacionados? Katayama, Holmes y otros compañeros de la comisaría tendrán que investigar estos misterios hasta resolverlos. Y las cosas no resultarán fáciles ni estarán exentas de peligro. La intriga va en aumento hasta la resolución final, que, aunque en algún punto previsible y demasiado rápida, une todos los cabos y depara también alguna sorpresa.

La novela está narrada en tono de humor con situaciones cómicas (que confieso que en algún momento me parecieron un poco absurdas) y un estilo desenfadado por parte del narrador. La novela me ha recordado un poco a otras como las de Sherlock Holmes (el nombre de la gata viene muy a cuento) o las de A. Christie, pero con una dosis de humor y con un detective más peculiar.

Lo que menos me ha gustado de la novela es que Holmes no aparezca más a menudo…

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, sobre todo a los amantes de la novela de detectives.

 VALORACIÓN:

jueves, 14 de julio de 2016

En auto a través de los continentes (1927-1929) (Clärenore Stinnes)

TÍTULO: En auto a través de los continentes (1927-1929)
AUTOR: Clärenore Stinnes
TÍTULO ORIGINAL: Im durch Auto zwei Welten
AÑO: 1929
EDICIÓN: Ediciones Casiopea, 2016
GÉNERO: Autobiografía, Viajes

RESUMEN: En junio de 1929 regresaba a Berlín Clärenore Stinnes, la primera mujer en dar la vuelta al mundo en automóvil. Tras dos años de una aventura sin precedentes, había recorrido el planeta a bordo de un Adler y acompañada del camarógrafo y fotógrafo Carl-Axel Söderström. Lo hizo sin GPS, aire acondicionado, amortiguación, dirección asistida, ni ninguno de los adelantos de hoy, seguida de un vehículo de escolta con dos mecánicos, suministros y herramientas. El libro escrito por Clärenore Im durch Auto zwei Welten narrando aquella hazaña, fue un éxito de ventas. El público quedó conmocionado con las situaciones que tuvieron que afrontar.

OPINIÓN PERSONAL: Clärenore Stinnes fue una mujer que no entendía eso de que “las mujeres no saben conducir”, de hecho era una auténtica especialista en ganar carreteras. Dar la vuelta al mundo probando la resistencia del coche moderno (moderno en 1927, se entiende) le pareció un reto perfecto para ella. Esta aventura en la que se embarcó acompañada de dos mecánicos, del fotógrafo y camarógrafo Carl-Axel Söderström, y de su fiel perro Lord, le llevó 25 meses y 46758 kilómetros. Y así se convirtió en la primera persona en conseguir tal logro. A la vuelta de tan increíble viaje, escribió En auto a través de los continentes

En este libro Stinnes nos cuenta como con 26 años decidió embarcarse en este proyecto y sin dudarlo demasiado eligió el mejor coche y el mejor equipo para dar la vuelta al mundo en automóvil. Al principio todo fue bien, pero según se alejó de Europa las complicaciones surgieron, apareciendo numerosos sinsabores y peligros.

A pesar de ello, se nota por la forma en que está narrado el libro que disfrutó mucho de la experiencia, casi siempre parece tener una sonrisa en la boca. Tenía mucho carácter y sabía reírse de todo, lo cual seguro que fue una ventaja en un viaje tan duro. 

De tal modo habíamos perdido ya la costumbre de los colchones, que nos costó trabajo dormirnos. Aburrida yo de dar vueltas en aquella blandura, salté de la cama, me envolví en las mantas, y me tendí en el santo duro suelo. A los pocos minutos me quedé dormida como un tronco”.

Durante su viaje, al paso de los kilómetros, las alegrías se sucedieron. Conocieron gente normal, humilde, que les ayudó a sacar su coche de los sitios en los que se quedaba atascado, gente que salió a recibirlos alegremente y ansiosa de que contaran a los escolares su odisea.

Pero los problemas también les acompañaron. El coche sufrió averías (y la verdad es que con todos los sitios por dónde tienen la mala idea de meterlo, bien poco me parece que se estropea), a veces tuvieron que esperar durante semanas por una pieza de reemplazo. Otras veces su enemigo fue el clima, pasando del calor de Oriente Medio al frío desgarrador de Rusia y Siberia, para volver al calor extremo de Sudamérica donde a punto estuvieron de morir de sed. 

El tormento de la sed llegó a hacerse verdaderamente insoportable y terminamos por bebernos el agua del refrigerador”.

A lo largo de su viaje contemplaron paisajes exuberantes, escenas naturales maravillosas, conocieron
Adler Standard 6, modelo de coche que condujo Stinnes
en su aventura. Fuente de imagen: Wikipedia
culturas distintas a las suyas y modos de vivir extremadamente pobres y, a veces incluso, extremadamente crueles.

Más afortunados fuimos con las gacelas, ligeros y graciosos animales que vimos a miles. En grupos de 500 ó 600 cabezas, se interponían en nuestro camino, y tan pronto como se consideraban alcanzadas, se lanzaban como flechas a correr”.

Pasaron por lugares tan recónditos que la gente, desconfiada, estaba segura de que eran demonios.

Nos costaba, a veces, algún trabajo convencerles de que los autos no eran un invento del demonio, pero acabábamos por conquistar la confianza de la mayoría. Siempre había, sin embargo,  alguno que se obstinaba en mirarnos con recelo”.

La naturaleza no fue el único problema con el que se enfrentó la expedición. Tan peligroso como la muerte por deshidratación pudieron llegaron a ser los bandidos que los acosaron, y tan incómodas como el barro (puede que este fuera el elemento contra el que más vigorosamente tuvieron con luchar) fueron las trabas diplomáticas. Muy gracioso me pareció cuando un funcionario les invitó a su casa con el único propósito de que se hablara de él en el libro que Stinnes pensaba escribir, y ni siquiera les dio de comer: ahora ha quedado inmortalizado como un rácano.

—¿Escribirá usted un libro sobre este viaje? —me preguntó
—Es muy posible —respondí.
—Por eso le he invitado —me confesó ingenua y paladinamente—. Quiero que mi nombre figure en ese libro.
—Se hará según desea—prometí
”.

El viaje fue tan duro que solo lo hicieron completamente Stinnes y Söderström. Los mecánicos los fueron abandonando y Lord no los acompañó en Sudamérica (y menos mal porque no creo que el pobre perro hubiera sobrevivido). Cuando Lord, Stinnes y Söderström, volvieron a reunirse para continuar la aventura, estuvieron a punto de llorar de alegría.

En Los Ángeles nadie nos esperaba ni tenía la menor noticia de nuestra llegada. El mismo día de recalar fuimos, a eso de la una de la tarde, al hospital de perros en donde había quedado Lord. Nos faltó poco para llorar cuando vimos la alegría del pobre animalito al reconocernos, y escuchamos los ladridos y aullidos con que pretendía expresarnos todo lo que la nostalgia le había hecho sufrir durante nuestra ausencia.
Otra vez en compañía de nuestro buen Lord, emprendimos, por la carretera real, nuestro viaje a Canada
”.

La narración se extiende a lo largo de numerosos países y varios continentes, pero del lugar del que menos aventuras cuenta puede que sea Norteamérica. Allí, en Canadá y los Estados Unidos, con fáciles y perfectas carreteras asfaltadas, Stinnes confiesa que lo que tocaba era disfrutar de miles de kilómetros sin peligro.

En Auto a través de los continentes disfrutamos del viaje de Stinnes por tierras lejanas sufriendo con ella los rigores y las alegrías de esta aventura. 

Muchas gracias a la Editorial Casiopea por el envío del ejemplar.

¿LO RECOMENDARÍA?: A todo amante de los viajes, o a quien le apetezca conocer esta aventura histórica.

VALORACIÓN:

lunes, 11 de julio de 2016

La mujer de papel ( Rabih Alameddine)

TÍTULO: La mujer de papel
AUTOR: Rabih Alameddine
TÍTULO ORIGINAL: An Unnecesary Woman
AÑO: 2012
EDICIÓN: Lumen, 2012
GÉNERO: Drama

RESUMEN: Aaliya tiene ganas de contar su vida, una vida llena de complicaciones en la que los libros son lo más importante para ella. Los lee, los traduce y los ama. Aaliya es una mujer de papel, hecha de libros. Además tiene el pelo azul, un peculiar sentido del humor y unas vecinas muy charlatanas.

OPINIÓN PERSONAL: Llegué a este libro por recomendación de Lecturina del blog No solo leo, y aunque es un libro que se aleja de mi temática habitual lo he disfrutado. He descubierto a este autor del que quiero leer más obras pues me ha gustado su estilo y su prosa, fluida, cuidada y elegante.

El título original de la obra de Alameddine cobra pleno sentido cuando el lector va avanzando en la novela, pero el castellano (así como la portada) dan una idea perfecta de la historia. Libros, una mujer de papel, de páginas, de citas, de historias, de escritores… Creo que este es una de esas novelas que a los amantes de los libros nos encanta leer y del que disfrutamos plenamente.

Por ejemplo, oí hablar por primera vez de la Sinfonía concertante de Mozart en el libro de Styron La decisión de Sophie, una novela hermosa aunque un tanto sensiblera, y una película insufrible”.

Aaliya es una mujer solitaria, sus amigos son sus libros, y ella ve la vida apoyándose en sus lecturas. 

Leí un poema de Edward Hirsch sobre la felicidad que termina con esos versos:
Mi cabeza es como la luz celeste
Mi corazón es como el amanecer.
Creo que a veces, no siempre, cuando estoy traduciendo, mi cabeza es como la luz celeste. Sin ningún esfuerzo por mi parte, me sobreviene la dicha
”.

Es Aaliya la que nos cuenta en primera persona y dirigiéndose a nosotros, sus lectores, su vida en Beirut, un país asolado por numerosas guerras. Nos cuenta cómo creció en una familia donde quedaba muy claro que si no eras varón no valías mucho la pena (su madre se lo dejó bien claro de muchísimas formas), y cómo se convirtió en una peculiar traductora de libros: los traduce solo para ella, solo por el placer de hacerlo, solo porque es innecesario que lo haga.

Aunque no puedo  afirmar que entienda todo lo que implica semejante actitud, sí reconozco que mi actividad traductora es inútil, y sin embargo persisto. El mundo sigue tanto si yo hago lo que hago como si no”.
R. Alameddine. Fuente de
imagen: Rabihalameddine.com

Aaliya va recordando su vida intercalándola con el presente, saltando a un lado y a otro sin parar, hilvanando los temas según se le ocurren. Recuerda cómo dejó de estudiar para casarse, recuerda cómo su madre y sus hermanos querían echarla de su apartamento para quedárselo ellos, recuerda lo feliz que fue trabajando en una librería, recuerda a su única amiga, Hanna. Pero aunque lo que nos confiesa a veces es doloroso, no lo hace nunca compadeciéndose de sí misma. Además tiene un fino sentido del humor que en varias ocasiones consiguió sacarme más de una sonrisa.

Mientras todas las chicas árabes esperaban en fila a que Dios les pusiera el gen de «loca por casarse», yo debía de estar en otro sitio, seguramente enfrascada en la lectura de un libro”.

Y sobre todos estos recuerdos que brotan de Aaliya, siempre sobrevuela la literatura. Nabokov, Pessoa… Las citas se suceden y los autores aparecen ante nuestros ojos. Y no solo escritores, también compositores y filósofos. Artes que completan la vida de esta mujer como no la hacen otra clase de compañeros.

Lamento no haber leído a más autores de los que se mencionan, porque seguro que habría disfrutado todavía más de la lectura y me hubiera sentido más cómplice.

Me encantan las obras de Javier Marías. He traducido dos de sus novelas: Corazón tan blanco y Mañana en la batalla piensa en mí”.

La literatura es la sangre de La mujer de papel; Aaliya es sus libros. “Somos lo que leemos”. Pero además de literatura hay otros temas presentes en la novela, como la soledad, la vejez, la guerra, la amistad, el poder de las decisiones o la marginación.

Mi cuerpo está lleno de frases y momentos, mi corazón repleto de locuciones adorables, pero ni el uno ni el otro se dejan tocar por nadie.
Tengo las neurosis de mis escritores, pero no su talento. En
La mujer del teniente francés, John Fowles, al describir a su personaje, dice que posee un hastío byroniano. Dejadme parafrasearlo.
Vivo en una soledad byroniana, pero no dispongo de las dos válvulas de escape del poeta: la genialidad y el adulteri
o
”.

La mujer de papel es un libro con muchos sentimientos y una gran protagonista que me fue gustando más según avanzaba en la lectura. Es un libro sobre libros y sobre lo importantes que pueden llegar a ser.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, sobre todo a los que disfrutan de la metaliteratura.

VALORACIÓN: 

jueves, 7 de julio de 2016

Más allá del planeta silencioso (C. S. Lewis)

TÍTULO: Más allá del planeta silencioso
AUTOR: C. S. Lewis
TÍTULO ORIGINAL: Out of the Silent Planet
AÑO: 1941
EDICIÓN: Minotauro, 2006
GÉNERO: Ciencia-Ficción

RESUMEN: La mala fortuna quiere que el filólogo Ransom se cruce en el camino de dos hombres malvados, Devine y Weston, quienes lo secuestran y lo llevan al planeta Malacandra. Allí consigue escapar de sus captores y descubre un mundo nuevo habitado por especies diferentes y racionales que no tienen idea de lo que es la maldad.

OPINIÓN PERSONAL: Acabo de terminar de leer Más allá del planeta silencioso, primer libro de la serie La trilogía cósmica, de C. S. Lewis. No tenía ni idea de su existencia. El año pasado disfruté mucho viajando a la mágica Narnia pero no seguí indagando en la obra del autor. Esta trilogía la descubrí cotilleando por la sección juvenil de mi biblioteca; cogí el primero y volveré a por los dos siguientes sin tardar demasiado porque el señor Lewis me ha regalado otra interesante lectura.

Lo primero que quiero comentar es que aunque se trata del inicio de una trilogía, podría leerse de forma independiente, pero quedan cuestiones abiertas cuya respuesta estará en los siguientes libros (supongo yo). Lo segundo es que este libro no es tan infantil como los de Narnia, al menos como los seis primeros (el séptimo y último me pareció bastante más adulto), es más bien para un público juvenil. Creo que un niño, por ejemplo, podría aburrirse con las descripciones de Malacandra que hace el autor.

C. S. Lewis mantiene su estilo narniano, claramente reconocible en esta obra (aunque supongo que lo correcto sería expresarlo al revés, puesto que estos libros son anteriores a su archiconocida heptalogía). Yo al menos creo que si me hubieran ocultado el nombre del autor y me hubieran preguntado quien lo escribió, hubiera respondido sin dudar: C. S. Lewis.

La religión y el cristianismo, la lucha entre el bien y el mal o la aceptación de la muerte están totalmente presentes y son los principales temas del libro, típicos del autor. Aunque también hay otros como lo diferente, la empatía, o la ciencia (que a manos de Lewis no sale muy bien parada). Además se plantea una cuestión muy interesante: los viajes espaciales como continuación de la vida humana fuera del planeta cuando ya no pueda sostenerse. ¿Es esto ético? ¿Por qué?

La vida es más importante que cualquier sistema moral; sus derechos son absolutos. No ha sido gracias a los tabúes tribales y a las máximas de un libro escolar que la vida ha proseguido su marcha incesante desde la ameba hasta el hombre y desde el hombre hasta la civilización”.

Hay mucha filosofía y simbología entre las páginas de Más allá del planeta silencioso, y es muy interesante
C. S. Lewis. Fuente de
imagen: Wikipedia
la conversación que se desarrolla entre Oyarsa y Weston. La verdad es que me hubiera gustado intervenir para darles a los dos mi punto de vista, pero la verdad, no creo que me hubieran escuchado. Por diferentes motivos, ninguno iba a cambiar de opinión.

(…) leyes de piedad y trato correcto y vergüenza y otras por el estilo, y una de ellas es el amor por los de la misma especie. Él te enseñó a violar todas menos ésta, que no es una de las más importantes”.

En cuanto a los personajes, son bastante sencillos. Nuestro protagonista, Ransom, es un hombre de letras que se ve envuelto en un lío por culpa de dos hombres sin escrúpulos, que pueden representar muy bien la avaricia y la ignorancia. No sé cuál de ellos me pareció peor. Por su parte, los malacándricos son unos seres sin corromper, que ignoran la malicia: seres racionales sin marca de pecado, digamos.

El libro me ha gustado mucho. Sin ser un montón de aventuras de supervivencia que imponga un ritmo rápido, Lewis escribe un interesante relato sobre un extraño planeta llenándolo de ricas y detalladas descripciones. Es este aspecto una de las cosas que más me ha gustado de la novela.

En medio del lago se alzaba, como una pirámide baja de suave pendiente o como un pecho de mujer, una isla de color rojo pálido, lisa hasta la cima sobre la que había una bosquecillo de árboles nunca vistos por el hombre. Sus pulidas columnas tenían la forma elegante de las hayas más nobles, pero eran más altas que la torre de un catedral terrestre y arriba se abrían en flores en vez de en follaje: flores doradas brillantes como tulipanes, inmóviles como la roca y enormes como una nube de verano”.

El libro es corto y se lee en un periquete. Solo un apunte más. En la sinopsis de la contracubierta de esta edición se desvela gran parte de la historia: mejor no leerla.

¿LO RECOMENDARÍA?: A todo aquel que disfrute de la ciencia ficción o del estilo de C. S. Lewis

VALORACIÓN: 

miércoles, 6 de julio de 2016

Reto 5 Líneas: Julio 2016

Toca un nuevo relato para el Reto 5 Líneas que Adella Brac nos propone cada mes y cuyas reglas completas podéis ver aquí. Las palabras que el azar ha querido que en esta ocasión deba contener el relato son: barullo, mudanza y acarrear.

Y como ya llevaba unos cuantos meses siendo una niña buena con cuentos amables, he dejado salir otra vez mi lado oscuro. Espero que os guste.


"Sam creyó que la mudanza iba a acarrear el fin de su afición. Pero le trajo un amigo. Tom tenía diez años, como él, y sus mismas aficiones. Destripar gatos, quemar ratones. Tom era especial: olía mal, nadie más lo veía y estaba frío. Tom prometió enseñarle a desmembrar al llorica bebé de la llorica vecina. Debía llevárselo en el barullo de la fiesta. Nadie se daría cuenta hasta que ambos hubieran terminado de jugar. Tom sabía muchas cosas. Tom era genial".


Fuente de imagen: blog Mi reino por un caballo

lunes, 4 de julio de 2016

El nombre del viento (Patrick Rothfuss)

TÍTULO: El nombre del viento
AUTOR: Patrick Rothfuss
TÍTULO ORIGINAL: Name of the wind
AÑO: 2007
EDICIÓN: Plaza y Janés, 2009
GÉNERO: Fantasía

RESUMEN: Kvothe parece un simple posadero, pero es mucho más. Es un hombre con un misterioso pasado y con unas habilidades increíbles que lo han convertido en leyenda. Y por primera vez, va a contar su historia, la verdadera historia de cómo llegó a ser mendigo, mago, ladrón y por qué ahora se esconde tras un nombre falso en una humilde taberna.

OPINIÓN PERSONAL
: Cómo me arrepiento de no haber leído antes este libro, y de haber dudado antes de abrirlo, porque ha sido una gran lectura y una gran historia. Lo bueno es que es sólo el primero de una trilogía (Crónica del asesino de reyes) y me queda mucho por descubrir.

La historia de El nombre del viento empieza narrada en tercera persona, cuando conocemos al sencillo posadero Kote. Es un hombre misterioso y enseguida el lector sospecha que su pasado encierra secretos oscuros. A su posada, tras ser atacado por unas extrañas criaturas (los escrales),  llega un hombre, conocido como el Cronista, esperando oír la historia del gran héroe (del cual se cuenta más de mil leyendas) Kvothe, verdadero nombre del posadero. Kvothe no le defrauda y se la contará.

A partir de aquí será el mismo Kvothe quien en primera persona nos relatará su vida, desde que era un niño hasta que tiene dieciséis años, momento donde su relato se detiene, de modo que habremos de continuar con los siguientes libros si queremos saber más sobre este personaje tan especial.

A lo largo de la novela, la narración de la vida de Kvothe (que es el grueso del libro) se alterna con pequeños interludios que nos devuelven a la posada para contarnos qué está sucediendo en el presente mientras Kvothe recuerda su vida para el Cronista.

P. Rothfuss. Fuente de imagen: Wikipedia

El nombre del viento es sobre todo la historia de Kvothe, de su crecimiento y su aprendizaje, de cómo solventa los problemas con los que se va encontrando ayudándose de su gran inteligencia. De niño vivía feliz con sus padres formando parte de una familia de artistas itinerantes, pero un día, sin que sepa el motivo, su familia y todos sus compañeros son asesinados por los Chandrian (unos seres misteriosos de los que pocas cosas seguras sabremos en este primer libro). Al quedarse huérfano se ve obligado a vivir en la indigencia experimentado unos años realmente duros, sin embargo, gracias a ello su carácter se fortalecerá y también su capacidad de supervivencia. Así malvive unos años hasta que decide ir a la Universidad para llegar a controlar la magia y convertirse en un gran arcanista. En la Universidad, la vida le seguirá resultando una lucha continua, pues habrá de ingeniárselas para pagar las matrículas y conseguir información sobre los asesinos de sus padres. 

Kvothe es un personaje maravilloso. No es perfecto, es muy impetuoso y muchas de sus acciones son orgullosas o impacientes, no mide las consecuencias, pero podemos entender que es normal pues no se trata más que de un muchacho.  De todas formas, sí he de decir que me pareció demasiado maduro para su edad (incluso teniendo en cuenta todas las cosas por las que pasó y que sin duda le marcaron para siempre). 

Aunque es su vida y es él quien nos la cuenta, aparencen otros personajes en la novela, que aunque secundarios son muy importantes. De entre todos ellos, me ha enamorado Auri, una chica un poco “loca” pero muy poética. También me ha gustado mucho Bast (el "extraño" compañero de Kvothe en la posada) y Elodin (un maestro de Kvothe que está un poco loco).

Kvothe tocando el laúd para Auri, por Manweri.
Fuente de imagen: Wikia

Una de las cosas que más me gustó de la novela fue el principio, mientras conocemos al Cronista y vemos como Kvothe lucha contra los escrales (unas criaturas extrañas y peligrosas). Después, cuando Kvothe empieza a contar su propia historia, el libro se me hizo un poco lento ya que esperaba más aventura. Sin embargo, al llegar a la Universidad, sin que la lectura hubiera llegado a ser trepidante en casi ningún momento, me di cuenta de que estaba totalmente enganchada. El nombre del viento es tanto una novela de aventuras como una novela de emociones y decisiones.

Todos los hombres sabios temen tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre apacible”.

La sensibilidad de la música, que es sin duda un tema importante en la novela, creo que será algo que hará disfrutar a todos los amantes de ese arte.  Aunque hay numerosos temas más (la venganza, el amor, el poder de las palabras…) el que más me gustó fue el de las leyendas: la reflexión de cómo las historias se convierten en  leyenda, de cómo las leyendas son mentiras con retales de verdad, y de cómo las mentiras son verdades originales.

Todos los cuentos tienen profundas raíces en la realidad”.

El estilo de Patrick Rotfuss es delicado y elegante, descriptivo. Aunque hay gente a la que le parece excesivo a mí me ha gustado mucho, y ha sido una de mis cosas preferidas de la novela. La narración es pausada e intercala momentos de gran intensidad y emoción con otros más calmados. 

Una gran y compleja historia que promete mucho más en los siguientes años de Kvothe.

¿LO RECOMENDARÍA?: A todo el mundo, le guste o no la fantasía, pues aunque es inevitable decir que El nombre del viento pertenece a ese género, es bastante suave en ese sentido, y es una magnífica historia contada de forma extraordinaria.

VALORACIÓN: