lunes, 14 de noviembre de 2016

Muerte de una heroína roja (Qiu Xiaolong)

TÍTULO: Muerte de una heroína roja
AUTOR: Qiu Xiaolong
TÍTULO ORIGINAL: Death of a red heroine
AÑO: 2000
EDICIÓN: Almuzara, 2006
GÉNERO: Novela policiaca

RESUMEN: Chen Cao acaba de ser ascendido a inspector jefe en la ciudad de Shangai en 1990. Algunos mandos superiores se han fijado en él como un hombre de futuro prometedor dentro de la policía. Sin embargo, el cadáver de una joven trabajadora modelo nacional es encontrado en un río y las posibles consecuencias políticas del caso pueden suponer su caída en desgracia. Chen Cao deberá sopesar hasta dónde está dispuesto a llegar por resolver el crimen.

OPINIÓN PERSONAL: Muerte de una heroína roja es una novela policiaca, la primera de la serie del inspector jefe Chen Cao, personaje que comparte algunos rasgos con el propio autor que le ha dado vida (como ser poeta). 

Además de un relato policiaco es, incluso de manera más clara, una novela que trata aspectos sociales y, sobre todo, políticos de la China de los 90, años convulsos en los que el país se empezaba a abrir al mercado privado y a la economía capitalista. Adquiere así un lugar muy relevante la descripción de la historia política de ese país en el siglo XX (haciéndose referencia a hechos como la Revolución Cultural) y de la vida de la sociedad. Los datos que facilita Xiaolong a lo largo de la trama nunca me resultaron abrumadores y siempre fueron interesantes, por ejemplo, saber que en China estaba prohibido bailar hasta los años 80, o conocer la existencia de trabajadores modelos; sin embargo, también es cierto que, al tener tanto peso estos aspectos en la novela, el crimen queda en segundo plano en muchas ocasiones, impidiendo que sea una lectura rápida y ligera, aunque tampoco me ha parecido una novela lenta.

China estaba cambiando rápidamente, pero ahora que a los intelectuales se los consideraba «los más pobres y más tontos», la situación era inquietante”.

Además del tema político otro aspecto importante en la novelas es la poesía y la literatura. Chen además de “poli” es poeta, y aprovechando esta circunstancia cada poco aparecen mencionados versos y poemas (ya sea de la creación de Chen o de otros escritores chinos -a los que no había oído mencionar jamás-). Esto también ralentiza la lectura, aunque yo, este tema metaliterario, lo disfruté bastante, sobre todo las referencias al Sueño en el Pabellón Rojo, libro que lleva en mi lista de pendientes demasiado tiempo. 

Han pasado veinte años como un sueño.
Es un milagro que sigamos aquí juntos.
El inspector  jefe Chen recordó aquellos dos versos de Chen Yuyi, un poeta de la dinastía Song
”.

Otro aspecto destacable en Muerte de una heroína roja son las múltiples referencias culinarias, pero en este caso, yo (por motivos personales) no las he disfrutado en absoluto.

 “Tortilla con almejas de río, albóndigas Cuatro Alegrías, anguilas de arrozal fritas, tomates con relleno de camarones pelados, arroz Ocho Tesoros, sopa de aleta de tiburón, y una tortuga entera con salsa agridulce y tofu relleno con carne de cangrejo”.

De la mano de Xiaolong nos adentramos en la ciudad de Shangai de los años noventa. Una ciudad dentro de un estado corrupto que privilegia a aquellos con contactos o que son “hijos de” (bueno, esto no es nuevo, quien tiene padrino se bautiza, y quien no… ya sabemos) y que maneja y presiona a todas las instituciones (policía, periodistas…) para que apoyen sus ideas. Aunque claro, todo eso es por el bien del Partido… 

A finales de los años sesenta un mote como «Chino de Ultramar» no podía traer nada bueno. De hecho, se usaba para señalar a personas en las que no se podía confiar políticamente, proclives a todo lo occidental, y a las que se atribuía un estilo burgués y extravagante”.

Un país y una época en que los superiores decidían el lugar donde vivían los ciudadanos (una familia entera en muchas ocasiones había de residir en una sola habitación con cocina y baño comunitario) y en dónde trabajaban. 

Cada acto y cada palabra habían de ser medidos pues todo era susceptible de una visión política… La verdad y la justicia tenían poca importancia en esos juegos de control; conceptos quizá que solo quedaran para… los poetas.

 “La justicia era como las bolas de colores en las manos de un mago: cambiaba de tonos y formas a la luz de la política”.

Una última cosa que quiero mencionar es que en esta edición he encontrado varias erratas más de las que me suele gustar encontrar. Si podéis elegir una edición posterior es posible que ya estén corregidas.

La idea surgió cerca del puente de Waibaidu, allí donde confluyen las aguas del río Suzhou y del río Huangpu, cuya línea divisoria puede verse a la luz del sol. El Suzhou estaba todavía más contaminado que el Huangpu; parecía una lona alquitranada que contrastaba con el azul del cielo”. (Al leer esto me resultó imposible no pensar en el ficticio y muy contaminado río Ankh que fluye por Mundodisco) :-)

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, sobre todo a quienes no les disgusten las novelas policiacas que no tengan un ritmo intenso o a quienes tengan curiosidad por conocer algo de la historia reciente de China.

VALORACIÓN: 

29 comentarios:

  1. Hola.

    No soy muy de poesía y se que si ralentizan la trama voy a acabar por agobiarme. A mi me gustan los libros policíacos con un buen ritmo y adictivos. Es una pena los de las erratas, es verdad que muchas veces encuentras unas pocas, que eso no dificulta la lectura, pero cuando son muchas si.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  2. Esta vez lo dejo pasar, no me atrae...
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Podría gustarme. Leí una que me recuerda mucho, policíaca pero relacionada con Corea y con un ritmo algo lento y la disfruté mucho, así que me la anoto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. No termina de convencerme la trama. La dejo pasar hoy.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Este no me lo llevo, no disfruto de la literatura oriental, por lo menos no lo hice de los libros que he leído y no me suelen atraer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Pues no he leído nada escrito por un Chino, si alguna historia relacionada con China, claro... así que igual me lo guardo para futuras ocasiones. De esas veces que me gusta leer algo diferente.
    Un besazo.
    P.d. Veo que estás leyendo la segunda parte de Miss Peregrine, así que estoy deseando leer tu reseña a ver qué tal.

    ResponderEliminar
  7. Me gustan mucho las novelas policíacas pero es que con los autores orientales no termino de conectar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Me gusta lo que cuentas de la novela. No me importa que no tenga un ritmo rápido de lectura, lo que me importa es que me atrape la historia y creo que podría disfrutar con su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  9. La leí el año pasado y me gustó bastante; en cambio este año he leído El dragón de Shanghai, también del autor y con el inspector Cao como protagonista, y me aburrió soberanamente.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Para mí este libro fue toda una sorpresa, quizá porque lo leí el año pasado, con intención de completar el reto de la A a la Z pero sin demasiadas expectativas y quizá por eso, me encantó. A pesar de ser lenta como dices, a pesar de las referencias culinarias (jajaja, yo tampoco las disfruté para nada) y de las referencias literarias que a veces se me antojaron un poco densas, me pareció un retrato brutal de una sociedad y una época muy particulares. Quiero leer el segundo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. No se si me animaría con esta lectura pero desde hace u npar de años leo reseñas de este autor y tengo curiosidad en él.

    ResponderEliminar
  12. Me aburren hasta la saciedad las novelas en la que se tratan temas políticos por lo que creo que la voy a dejar pasar. Besos

    ResponderEliminar
  13. Lo tengo pendiente de leer :) Eso de las erratas es un... en fin, veremos :P
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Viendo de qué trata la historia no creo que me fuese a gustar, y tratándose de una saga, ni me lo pienso. Lo dejo pasar.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!
    sinceramente no soy de leer poesía, no me llama la atención jeje y además no estoy para comenzar nuevas sagas con la de libros que tengo pendientes jeje, pero me ha gustado mucho la reseña, tan sincera como siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Este señor poco a poco me ha ido ganando la batalla. Recuerdo el primer libro suyo que leí que comencé perdidísima entre calles y nombres y ahora, ya acostumbrada disfruto mucho con ese ritmo pausado que comentas
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Un poli poeta!!! Eso es muy tentador :) En la literatura oriental siempre cuento con que será una lectura de ritmo pausado, así que eso no será obstáculo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. En este ya me había fijado por alguna otra reseña, no me importaría leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  19. La literatura oriental siempre ha sido mi asignatura pendiente. Pero esta que reseñas me ha picado la curiosidad, así que me la anoto.
    Gracias, Atalanta

    ResponderEliminar
  20. A mi la literatura oriental me cuesta aunque este libro tiene algo que me atrae. No me iré a buscarlo, pero si cae en mis manos lo leeré.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Interesante por ciertos aspectos, aunque a mi me cuesta bastante entrar en la tradición oriental si no es de terror o manga. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
  22. La temática la tengo algo abandonada, he leído algún libro pero siempre acabo cayendo en romance o juvenil, me gusta el tema pero más en series televisivas que siempre que puedo veo algún capítulo suelto. Gracias por el descubrimiento.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que la ambientación no me atrae nada así que lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Yo leí algo del autor y la verdad es que no me terminó de calar su estilo. Besos

    ResponderEliminar
  25. Hola! no conocía este libro y, aunque me encanta la literatura oriental, no sé si este sería mi libro. Por un lado, me gusta la novela policíaca y conocer la cultura china de los años noventa porque no sé mucho sobre el tema, pero por otro me da miedo que eso ralentice la lectura, puesto que seguramente lo que más me atraería es el caso policíaco XD. Y otra cosa que no me ha gustado son las referencias culinarias, odio que en los libros se pongan a describir cómo hacen las comidas, me parece relleno total!! XDD

    De momento, no creo que lo lea.

    besos

    ResponderEliminar
  26. Buen miércoles Atalanta! Soy tu nueva seguidora, N°307. Felicidades por el blog :) No estoy acostumbrada a leer libros orientales pero tengo muchas ganas de adentrarme en esta clase de literatura. Creo que como lectora es mi próximo reto.

    Más abajo te dejo mi blog por si querés que nos sigamos mutuamente.

    Un beso grande

    Nati
    http://khaleesigeek.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  27. Hola!
    Me llama mucho la atención y es que las investigaciones policiales siempre lograr cautivarme, además que me gusta que trate sobre aspectos políticos y sociales de China en esa época tan trascendental y que género tantos cambios.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Hola Atalanta mis impresiones con el libro también fueron muy parecidas a las tuyas. Más que policíaco yo lo veo histórico, sociológico, hubo muchos aspectos de la sociedad china que me impactaron. En esa línea continúa en el segundo libro aunque si que hay más parte de investigación pero continúa retratando la sociedad. Sobre la poesía me gustó esa parte y también las referencias literarias, e incluso lo de la comida aunque no me apeteciera probarla pero por el hecho de saber lo que comían y como disfrutaba Chen Cao con cada plato. Seguro que el segundo libro te gustará, no es tan pausado como el primero, a mí me resultó muy interesante. Gracias por la reseña y me alegro que hayas disfrutado con la lectura.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.