jueves, 30 de julio de 2015

El mal camino (Mikel Santiago)

TÍTULO: El mal camino
AUTOR: Mikel Santiago
GÉNERO: Novela policiaca
AÑO: 2015

RESUMEN: Una noche, con algunas copas de más, Chucks, un famoso rockero, atropella a un hombre en un camino poco transitado de un idílico paraje de la Provenza francesa. Dándolo por muerto, lo abandona en el camino. Tras llegar a casa decide volver a buscarlo pero no hay cadáver ni ninguna señal de atropello. Asustado le pide ayuda a su amigo, el escritor Amandale, pero la duda sobre lo que pasó aquella noche empieza a instalarse en ellos. 

OPINIÓN PERSONAL Y TEMAS: Este libro tuve la suerte de ganarlo en el sorteo que organizó Francisco en su blog Un lector indiscreto, a quien desde aquí quiero dar las gracias :-)

Llevaba tiempo con ganas de esta novela, ya que, reseña tras reseña, todas coincidían en que era una lectura más que recomendable, así que quería hincarle el diente. Ahora que por fin lo he probado no puedo más que estar de acuerdo: me lo he pasado muy bien con la propuesta de Mikel Santiago conduciendo por El mal camino.

En esta novela de suspense la tensión empieza desde el principio, sin dilación nos metemos de lleno en un misterio. Este inicio me pareció una mezcla entre la típica historia de miedo del autoestopista atropellado (y desaparecido) y el inicio de El hombre que sabía demasiado (Alfred Hitchcock, 1956). ¿Os parece sugerente? A mi sí. Después  la historia va desenvolviéndose entre los hallazgos, las pruebas y las dudas.

Aunque el argumento no es original (ya que va recorriendo un camino claramente dibujado por muchas historias anteriores), funciona perfectamente, con un ritmo marcado y bien administrado. Mikel Santiago juega durante toda la historia con la cordura y la duda, con la realidad y la alucinación, para hacernos dudar a nosotros mismos y que queramos continuar hasta el final, que es de infarto, y aunque es muy posible que el lector se imagine lo que va a suceder, Mikel -aun así-, consigue acelerar el corazón y no dar tregua hasta que pasamos la última página.

La novela está narrada en primera persona por Amandale, nuestro escritor protagonista, en un tono muy
M. Santiago. Fuente
de imagen: mikelsantiago.com
coloquial que, a pesar de encajar perfectamente con la obra, a mí es lo que menos me gustó, como si el autor nos cogiera un día en un bar y nos dijera: “Espera que te voy a contar una historia que lo vas a flipar, no te estoy vacilando”.  Y eso sí, lo flipamos seguro. Amandale me ha recordado a muchos de los personajes de Stephen King: escritores con un pasado (cuando no presente) marcado por los coqueteos (o algo más) con el alcohol.

Sin embargo, hay una obra literaria que está muy presente en El mal camino y no es de King, sino de otro (a mi parecer) genio de las historias: Ira Levin. Y es que ese pueblecito idílico en la Provenza es más de lo que parece, igual que ocurría en Las mujeres perfectas (The Stepford Wives).

Lo que más me ha gustado de la novela es el tema continuo de los sueños: febriles, proféticos, pesadillas engañosas… Atávicos. 

"Al filo de la madrugada es cuando las ideas se presentan sin trucos, tal y como son. Nuestro consciente está desactivado y todas las protecciones mentales, dormidas. Por eso soñamos; porque la realidad sería demaiado terrible para ser presentada per se a nuestros ojos".

No he leído la primera novela del autor, La última noche en Tremore Beach, pero tras la buena experiencia que he tenido con esta, estoy segura de que acabaré por hacerlo.

¿LO RECOMENDARÍA?:

VALORACIÓN: 

lunes, 27 de julio de 2015

El Quijote. 2ª parte. (Capítulos 50-59). Reto

Capítulo 59

En este capítulo la desesperación de don Quijote empieza a ser importante. Tras el episodio de los toros está muy triste y es incapaz de comer, pero Sancho no muestra este remilgo y además le incita a no desesperarse, a comer y a dormir.

 “Yo, Sancho, nací para vivir muriendo y tú para morir comiendo”. 

Continuando rumbo a Zaragoza, ven una venta y paran a comer allí, pero al contrario de lo que es habitual, don Quijote no la confunde con un castillo, sino que la ve tal cual es, una simple venta. ¿Por qué será? ¿Acaso estará recobrando el juicio?

En esta venta tiene lugar un episodio de los que más me han hecho reír:

Llegóse la hora del cenar; recogiéronse a su estancia; preguntó Sancho al huésped que qué tenía para darles de cenar. A lo que el huésped respondió que su boca sería medida; y así, que pidiese lo que quisiese: que de las pajaricas del aire, de las aves de la tierra y de los pescados del mar estaba proveída aquella venta. 
-No es menester tanto -respondió Sancho-, que con un par de pollos que nos asen tendremos lo suficiente, porque mi señor es delicado y come poco, y yo no soy tragantón en demasía.
Respondióle el huésped que no tenía pollos, porque los milanos los tenían asolados. 
-Pues mande el señor huésped -dijo Sancho- asar una polla que sea tierna.
-¿Polla? ¡Mi padre! -respondió el huésped-. En verdad que envié ayer a la ciudad a vender más de cincuenta; pero, fuera de pollas, pida vuestra merced lo que quisiere.
-Desa manera -dijo Sancho-, no faltará ternera o cabrito. 
-En casa, por ahora -respondió el huésped-, no lo hay, porque se ha acabado; pero la semana que viene lo habrá de sobra. 
-¡Medrados estamos con eso! -respondió Sancho-. Yo pondré que se vienen a resumirse todas estas faltas en las sobras que debe de haber de tocino y huevos. 
-¡Por Dios -respondió el huésped-, que es gentil relente el que mi huésped tiene!, pues hele dicho que ni tengo pollas ni gallinas, y ¿quiere que tenga huevos? Discurra, si quisiere, por otras delicadezas, y déjese de pedir gallinas. 
-Resolvámonos, cuerpo de mí -dijo Sancho-, y dígame finalmente lo que tiene, y déjese de descurrimientos, señor huésped. 
Dijo el ventero: 
-Lo que real y verdaderamente tengo son dos uñas de vaca que parecen manos de ternera, o dos manos de ternera que parecen uñas de vaca; están cocidas con sus garbanzos, cebollas y tocino, y la hora de ahora están diciendo: ''¡Coméme! ¡Coméme!'' 
-Por mías las marco desde aquí -dijo Sancho-; y nadie las toque”

No se irán de la venta sin que Sancho le diga al ventero que “alabase menos la provisión de su venta, o la tuviese más proveída.”

En este capítulo Cervantes se despacha contra el Qujote de Avellaneda. Después de cenar, don Quijote y Sancho Panza tienen conocimiento de que alguien ha escrito la segunda parte de las hazañas del valeroso don Quijote de la Mancha, entre las que se dice que el caballero se desenamora de Dulcinea o que Sancho es un borracho. Don Quijote, todo ofendido, cuando sabe que también se asegura en esa falsa historia que entrará en Zaragoza, decide cambiar de rumbo y jura no poner un pie en esa ciudad.

-Por el mismo caso -respondió don Quijote-, no pondré los pies en Zaragoza, y así sacaré a la plaza del mundo la mentira dese historiador moderno, y echarán de ver las gentes como yo no soy el don Quijote que él dice. 
-Hará muy bien -dijo don Jerónimo-; y otras justas hay en Barcelona, donde podrá el señor don Quijote mostrar su valor. 
-Así lo pienso hacer -dijo don Quijote-”.

 Capítulo 58

Tras haber dejado a los duques, don Quijote y Sancho ponen rumbo a Zaragoza mientras hablan de diversos temas, como la libertad y el amor. De la libertad opina Cervantes (a través de don Quijote) que: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres”. Cervantes debía de saber bien lo que era la falta de libertad pues había estado cautivo cuatro años en Argel.

Del amor opina que: "(...) ni mira respetos ni guarda términos de razón en sus discursos, y tiene la misma condición que la muerte, que así acomete los altos alcázares de los reyes como las humildes chozas de los pastores, y cuando toma entera posesión de un alma, lo primero que hace es quitarle el temor y la vergüenza”.

Cambiando de tema, Sancho le confiesa que lo que a él le intriga es saber cómo es posible que Altisidora se hubiera podido enamorar de su señor, pues don Quijote tiene “más cosas para espantar que para enamorar”.  ¡Ay! Este Sancho…

Siguiendo su camino se encuentran con unas muchachas que con unos amigos estaban intentando recrear el ambiente pastoril de una nueva Arcadia. Y aquí tenemos una aventura de la que el Caballero de los Leones vuelve a salir mal parado ya que cuando se pone en medio de un camino a proclamar la belleza de estas zagalas le pasa (y a Sancho, y a sus dos monturas) una manada de toros por encima…

Capítulo 57

Este capítulo es muy cortito, y en él se cuenta cómo don Qujote abandona junto a Sancho el castillo de los duques cansado de tanta holgazanería, y pone rumbo a Zaragoza.

  Capítulo 56

Llega el día en que ha de luchar don Quijote en buena lid contra el supuesto caballero que había deshonrado a la hija de la Rodríguez, pero cuando el farsante ve a la muchacha se enamora de ella, se niega a luchar y accede a casarse. Al quitarse el casco todos ven que no se trata del burlador, pero don Quijote les aclara que eso será cosa del encantandor que le persigue, que gusta de mudar a las personas en otras como hizo con Dulcinea y con el bachiller Carrasco. El duque, algo enfadado por cómo se han desarrollado los acontecimientos, lejos de lo que él había querido, decide encerrarlo quince días antes de que pueda casarse con la muchacha.


 Capítulo 55

Cuando cae la noche, Sancho se aparta del camino para descansar, pero con tan mala fortuna que cae junto con su burro por una sima de la que no puede salir. Dándose por muerto le pide perdón a su amigo de cuatro patas y le promete que si salen de esa le dará piensos doblados y le pondrá una corona de laurel. Compara con tristeza su mala suerte con la de don Quijote en la cueva de Montesinos donde todo le fue bien. Entonces encuentra un agujero que se abre a una galería en la profundidad y caminando por él empieza a pedir socorro. Don Quijote, que estaba entrenando para su liza, le oye y acude a socorrrele tras buscar ayuda y sogas en el castillo. Cuando, una vez fuera, le preguntan por su gobierno, Sancho se empieza a quejar de su mala experiencia y de que no pudo ni comer ni enriquecerse, a lo que don Quijote le responde que:

 " - (...) Si el gobernador sale rico de su gobierno, dicen dél que ha sido un ladrón, y si sale pobre, que ha sido un para poco y un mentecato.
-A buen seguro -respondió Sancho- que por esta vez antes me han de tener por tonto que por ladrón".

 Capítulo 54

Mientras don Quijote espera que tenga lugar su duelo contra el chico que engañó a la hija de la Rodriguez, sin saber que finalmente este duelo será con un falso contricante, pues "Resolviéronse el duque y la duquesa de que el desafío que don Quijote hizo a su vasallo, por la causa ya referida, pasase adelante; y puesto que el mozo estaba en Flandes, adonde había ido huyendo por no tener por suegra a doña Rodriguez, ordenaron de poner en su lugar a un lacayo gascón, que se llamaba Tosolinos", Sancho emprende el camino de vuelta con su amo tras dejar el gobierno de la ínsula. 
Por el camino el exgobernador de Barataria se encuentra con seis peregrinos entre los que resulta que él conoce a un viejo amigo, el morisco Ricote, expulsado de España al igual que todos los de su nación. Aquí Cervantes expresa su acuerdo con tal resolución del rey (tal vez por convicción, tal vez porque no había otra que estar de acuerdo), y también habla del dolor del destierro de los que fueron expulsados. 
Ricote le dice a Sancho que ha vuelto a España para desenterrar un tesoro, y cuando le ofrece 200 escudos por ayudarle a recuperarlo, este se niega pues le dice que eso sería traicionar a su rey y además no es codicioso. 
Después se separan para continuar cada uno su camino.

 Capítulo 53

En este capítulo se acaba el gobierno de Sancho en su ínsula.

Sancho se depierta en plena noche por unos ruidos. Cuando se asoma a ver qué pasa, ve un montón de hombres corriendo y le dicen que en la ínsula han entrado enemigos y que hay que luchar. Le colocan entre dos paveses (escudos oblongos que cubren casi todo el cuerpo) y lo dejan encerrado como si fuera un galápago. Se cae al suelo y no puede levantarse ni tomar parte en la batalla que, tras un tiempo, sus burladores le aseguran haber ganado. Tras acabar esa supuesta batalla, Sancho se viste y se va con su rucio y dándole un beso en la frente le habla de la infelicidad que puede traer la ambición:

"-Venid vos acá, compañero mío y amigo mío, y conllevador de mis trabajos y miserias: cuando yo me avenía con vos y no tenía otros pensamientos que los que me daban los cuidados de remedar vuestros aparejos y de sustenar vuestro corpezuelo, dichosas eran mis horas, mis días y mis años; pero, después que os dejé y me subía sobre las torres de la ambición y de la soberbia, se me han entrado por el alma adentro mil miserias, mil trabajos y cuatro mil desasosiegos".

Después se dirige a los que había con él y les dice que deja el gobierno y que se va a vivir en paz:

 "-... dejadme que vaya a buscar la vida pasada, para que me resucite de esta muerte presente".

Capítulo 52

Don Quijote está preocupado por la vida ociosa y despreocupada que lleva en el castillo de los duques, tan alejada de la vida de los caballeros andantes, así que toma la decisión de irse cuanto antes. Sin embargo, antes de que llegue a hacerlo la dueña Rodríguez y su hija acuden a él recordándole la promesa que había hecho de ayudar a que el hijo del labrador se casase con la hija. Don Quijote reta en duelo al muchacho y el duque se compromete a obligarlo a aceptar el duelo, que se realizará de ahí en seis días.

También llegan dos cartas de Teresa Panza, una para la duquesa y otra para su marido, cartas que muestran el lenguaje campesino de la mujer. Los duques leen y disfrutan entre risas de estas cartas.

 Capítulo 51

Sancho vuelve a sufrir los regímenes del doctor Recio, quuien le convence para comer poco asegurándole que eso aumenta el ingenio.

"Con esa sofistería padecía hambre Sancho, y tal, que en su secreto maldecía el gobierno y aun a quien se le había dado".

El primer caso que ha de juzgar ese día Sancho es casi un acertijo:

"Señor, un caudaloso río dividía dos términos de un mesmo señorío (...), sobre este río estaba una puente, y al cabo della, una horca y una como casa de audiencia, en la cual de ordinario había cuatro jueces que juzgaban la ley que puso el dueño del río, de la puente y del señorío, que era en esta forma: «Si alguno pasare por esta puente de una parte a otra, ha de jurar primero adónde y a qué va; y si jurare verdad, déjenle pasar; y si dijere mentira, muera por ello ahorcado en la horca que allí se muestra, sin remisión alguna». Sabida esta ley y la rigurosa condición della, pasaban muchos, y luego en lo que juraban se echaba de ver que decían verdad, y los jueces los dejaban pasar libremente. Sucedió, pues, que, tomando juramento a un hombre, juró y dijo que para el juramento que hacía, que iba a morir en aquella horca que allí estaba, y no a otra cosa. Repararon los jueces en el juramento y dijeron  «Si a este hombre le dejamos pasar libremente, mintió en su juramento, y, conforme a la ley, debe morir; y si le ahorcamos, él juró que iba a morir en aquella horca, y, habiendo jurado verdad, por la misa ley debe ser libre». Pídese a vuesa merced, señor gobernador, qué harán los jueces de tal hombre".

Tras darle intricadas vueltas Sancho, y no habiendo un juicio claro, acaba sentenciando que lo dejen pasar libremente porque entre los consejos que le dio don Quijote estaba que "cuando la justicia estuviese en duda, me decantase y acogiese a la misericordia ".

Al doctor le parece tan acertado su juicio que le dice que puede comer lo que quiera. Después le llega a Sancho una carta de don Quijote donde le sigue dando consejos sobre el buen gobierno. Sancho toma buena nota de ellos y después de contestarle con otra carta, dedica la tarde a hacer algunas ordenanzas, como por ejemplo: moderar el precio del calzado, poner tasa en los salarios,... y a todos les parecen tan buenas que "hasta hoy se guardan en aquel lugar, y se nombran. Las constituciones del gran gobernador Sancho Panza".

Capítulo 50

Lo primero que sabemos en este capítulo es quiénes fueron los fantasmas que golpearon a don Quijote y a la dueña Rodríguez. No fueron fantasmas, como ya esperábamos, sino la duquesa y Altisidora que estaban espiando la conversación de la dueña con el caballero. Cuando la duquesa oyó que la Rodríguez revelaba su secreto (que tenía fuentes en las piernas -que, por lo que he encontrado, parece que significa que tenía llagas en las extremidades-), entró con Altisidora para vengarse de la dueña.

Después de esta revelación vamos hasta el pueblo de la mujer de Sancho, Teresa Panza, y de su hija, Sanchita, donde un paje les entrega una carta de la duquesa, que les confirma que Sancho es por fin gobernador de la  ínsula de Barataria y en la que pide que Sanchita acuda a su castillo. Además les entrega un collar de coral y un fino traje de Sancho, y les pide de regalo simplemente unas bellotas. La humildad de la duquesa asombra a las Panza, que la comparan con la desmesurada arrogancia de las hidalgas de su pueblo. Mujer e hija están muy contentas con los acontecimientos y lo demuestran regalando una gran sarta de refranes tal y como suele hacer Sancho Panza (se ve que es cosa de familia). Le enseñan la carta al cura y al bachiller Carrasco quienes se huelen que hay algo que no cuadra en esa historia. El cura invita al paje a comer su casa.



jueves, 23 de julio de 2015

A ciegas (Josh Malerman )

TÍTULO: A ciegas
AUTOR: Josh Malerman
TÍTULO ORIGINAL: Bird Box
GÉNERO: Terror, Ciencia-Ficción
AÑO: 2015

RESUMEN: Hay algo ahí fuera. Algo espantoso, que hace que la gente enloquezca y se suicide ante su sola visión. Nadie sabe qué es ni de dónde viene. Cinco años después de que diera comienzo la pesadilla, los pocos supervivientes que quedan viven refugiados en el interior de casas y edificios, protegidos por puertas cerradas y ventanas con las cortinas echadas. Malorie, que ha conseguido sobrevivir en una casa abandonada junto a sus dos hijos, decide abandonar la seguridad de su refugio para emprender un viaje por el río hacia un lugar mejor. En esta peligrosa odisea a ciegas, Malorie sólo podrá confiar en su instinto y en el entrenado oído de los niños, que no tardarán en descubrir que algo los sigue.

OPINIÓN PERSONAL Y TEMAS: Este libro he podido disfrutarlo gracias al sorteo de Mientras Leo del blog Entre montones de libros: ¡Muchas gracias, Mientras Leo!

A ciegas es un libro de terror que se mueve en el terreno de la ciencia ficción: algo ha sucedido en el mundo, no se sabe qué es pero hay algo en el planeta capaz de volver loco hasta el suicidio y el asesinato a aquellos que lo ven. El peligro acecha en cada esquina, y la supervivencia depende de prescindir del sentido de la vista, el sentido a través del cual el ser humano recibe la mayor parte de la información de su alrededor. Así pues, la interacción con el entorno tendrá que basarse en otros sentidos, pero el problema es que no estamos adaptados para ello, y ante esta situación no se puede más que avanzar dando palos de ciego

Y así los lectores, al igual que los personajes de la historia, no sabemos qué hay fuera. Solo que hay algo que, si lo ves, hace que enloquezcas  hasta la muerte. Pero ¿qué será? ¿Nuevas criaturas? ¿Hay pruebas de ello?  ¿Y los locos, estarán a salvo de esta situación o su locura se agravará? ¿Y los pájaros? ¿Los perros? ¿Los gatos? ¿Los animales también enloquecerán? Todos estos interrogantes los tendremos a lo largo de las páginas en un ambiente estresante que para mí está muy bien conseguido por parte del autor, de hecho lo mejor de la novela para mí es el ambiente agobiante que crea Malerman.

Según avanza la lectura este miedo se bifurca en dos direcciones, pues además del miedo a lo que sea la causa de la extraña locura, aparece el miedo a los humanos, a nuestros semejantes. Nace la desconfianza. ¿Y qué puedes hacer cuando tu supervivencia depende de otras personas en las que no puedes confiar?

Josh Malerman usa una narración peculiar. Para empezar utiliza frases cortas, bruscas, párrafos también cortos, muchas veces de media línea, remarcando la ansiedad del momento. Además, en la historia, que está contada desde el punto de vista de Malorie, se alternan los capítulos del pasado con los del presente, pero ambos están escritos en tiempo presente: esto es algo que al principio me descolocaba un poco, la verdad.

En los capítulos del pasado vamos conociendo cómo Malorie llegó hasta la situación actual (viajando a un nuevo destino con sus hijos) desde que se inició “el Problema” (que fue como se denominó al fenómeno de las muertes tras el “contacto” con ese “algo nuevo”). En este viaje que inicia Malorie, su mejor ayuda serán sus hijos, a quienes ha entrenado para que su oído sea lo más fino posible y para que no abran los ojos cuando no deban hacerlo: de ello depende su supervivencia, y para lograrlo ha recurrido a las más duras condiciones y ejercicios. 

En este sentido creo que el autor se apoya demasiado en el sentido del oído, y desaprovecha otros, como podría haber sido el olfato. A mí me ha llamado la atención cómo los niños en su primera incursión fuera de su casa no se sienten abrumados por los sonidos y olores que no habían experimentado hasta ese momento.

El ambiente es tan desesperante y estresante que Malorie ni siquiera ha puesto nombre a sus hijos, los llama el niño y la niña. Nada más. En varias ocasiones somos testigos de su desesperación y de las preguntas incesantes que la acosan: ¿merece vivirse una vida en la que no se puede ver el cielo, o el verde del bosque? ¿Durante todo este tiempo ha hecho lo correcto con sus hijos?

Cuando despertaban y abrían los ojos les daba un golpe fuerte en el brazo. Lloraban. Malorie se inclinaba para cerrarles los ojos con los dedos. Si mantenían los ojos cerrados, se levantaba la blusa y les daba el pecho. Recompensa”.

J. Malerman
El final es abierto pues quedan muchos interrogantes sin respuesta. Personalmente, aunque puede que fuera el mejor final para la historia, echo de menos las explicaciones porque hay cosas que no acaban de cuadrarme del todo.  Pero quién sabe, quizá llegará una segunda parte con más respuestas.

El instante que media entre tomar la decisión de abrir los ojos y hacerlo finalmente es una de las cosas más aterradoras que existen en el mundo”.

A ciegas, sin pensar, lanzo un golpe con el remo a la proa”.

Para acabar quiero referirme a lo primero que me llamó la atención del libro: su portada. Blanca, simplemente con el título y el nombre del autor. Pero no solo escrito con letras sino también en Braille. Lo mismo pasa en la contraportada en la que la frase “No abras los ojos” también aparece en Braille. En cuanto al título, no se parece en nada al original (Bird Box –aunque pueda parecer que no tiene sentido, está muy unido con la historia-), pero en este caso prefiero el español.

¿LO RECOMENDARÍA?:
Sí.

VALORACIÓN:

martes, 21 de julio de 2015

El secreto de Vesalio (Jordi Llobregat)

TÍTULO: El secreto de Vesalio
AUTOR: Jordi Llobregat
GÉNERO: Thriller
AÑO: 2015

RESUMEN: Barcelona, mayo de 1888. A pocos días de inaugurarse la primera Exposición Universal del país, aparecen los cuerpos horriblemente mutilados de varias muchachas. Sus heridas recuerdan a una antigua maldición de la ciudad largo tiempo olvidada. Daniel Amat, joven profesor residente en Oxford, recibe la noticia de que su padre ha muerto, lo que le obliga a volver a Barcelona después de años de ausencia. A partir de ese momento, se verá arrastrado a la persecución de un despiadado asesino mientras se enfrenta a las consecuencias de su propio pasado. Bernat Fleixa, reportero del Correo de Barcelona, cuyo único interés es conseguir una noticia que le haga famoso, y Pau Gilbert, un enigmático estudiante de medicina que oculta un secreto, se unirán a Amat en busca de un antiguo manuscrito anatómico que puede cambiar la historia del conocimiento y que resulta ser el principal objetivo del asesino. Secretos, traiciones y pasiones prohibidas en la Barcelona convulsa y fascinante de finales de siglo XIX, donde nada es lo que parece, ni nadie está a salvo del pasado.

TEMAS: Tal vez sean los secretos el principal tema de la novela, aquello que  da vida a la historia. Todos los personajes tienen secretos, unos más peligrosos que otros, unos más importantes que otros. En parte esto los hace más humanos, todos tenemos los nuestros.

Personalmente hay otros temas que me han interesado mucho como la situación de la mujer en la época y los avances científicos. 

La mujer no tenía los mismos derechos que el hombre, por ejemplo no podía ir a la universidad. Ya sabéis, la cabecita femenina no está amueblada para esas cosas. Menos mal que hubo mujeres y hombres valientes e inteligentes que lucharon por cambiar esa situación. Es lamentable que tales actitudes puedan seguir existiendo hoy en día en algún lugar del mundo:

Pensó en su esposa y su optimismo se agrietó. (...) Desde que contrajeron matrimonio se había mostrado rebelde y lo que era peor, ¡con opinión propia! Leía, una costumbre poco decente para una mujer”.

Vesalio, además de ser el genio que permite el desarrollo de la trama, representa la investigación científica. El conocimiento (en general) y la medicina han sido lastradas durante siglos por la creencias religiosas, morales, e incluso por las supersticiones de la humanidad. Hoy día la moralidad y la religiosidad siguen lastrando tanto la investigación como el reconocimiento de las verdades que una ciencia objetiva no podría ni negar ni esquivar. Muchos han sido los hombres que se han atrevido a desobedecer las imposiciones a las que se veían sometidos, lamentablemente no siempre saliendo bien parados de ello. 

En aquella época, todo lo que contraviniera a Dios no solo era falso sino obra del demonio, y,  en consecuencia, debía prohibirse y combatirse. En ese estado de cosas, Vesalio preconizó que las obras de Galeno se habían erigido en el equivalente científico de la Biblia, rompió con todo ello y abrió el camino a un nuevo método para el estudio de la anatomía. Ya pueden imaginar el resultado: una conmoción de las bases de la medicina”.

OPINIÓN PERSONAL: Con este libro me ha pasado algo muy similar a lo que me pasó con La verdad sobre el caso Harry Quebert (Joël Dicker). Un montón de buenas opiniones que me hacían temer una decepción. Así que lo cogí con cierto temor, lo abrí con la esperanza de equivocarme y finalmente lo cerré tras haberlo disfrutado muchísimo.

El secreto de Vesalio es un libro de misterio y suspense con un regusto del Romanticismo oscuro y la novela gótica, pero también tiene una parte importante de novela histórica. La trama transcurre en Barcelona, en 1888, lugar y momento en el que se va a celebrar la Exposición Universal. La historia está salpicada de hechos históricos que tuvieron lugar en esos años, muchos de los cuales desconocía.

—Barcelona es una ciudad repleta de asesinos, prostitutas y anarquistas. Tengo suficientes preocupaciones que atender, como los rumores de que varios obreros quieren constituir una especie de asociación, la Unión General de Trabajadores le llaman, ¿se imagina?

Pero además de destacar la trama altamente intrigante y su lograda ambientación, también destacan sus personajes que son tan buenos como el suspense que encierra la historia. Es el conjunto de los tres lo que me ha mantenido pegada a las páginas.

En la novela hay un trío protagonista. Mi preferido, Pau Gilbert, un estudiante de medicina, valiente y audaz. Fleixa, un periodista gruñón y resabiado que me sedujo el corazón. Y Amat, tal vez el que tiene más peso de los tres pero que para mí es el menos atractivo (a pesar de tener un pasado y una historia muy interesante): es el típico hombre que huye tras una tragedia y que regresa obligado cuando cree haberse olvidado de su pasado.

Los tres son grandes personajes por los que nos angustiaremos, al menos a mí así me ha ocurrido: no hubo ninguno del que me diera más o menos igual su posible suerte.
De humani corporis fabrica.
Fuente de imagen: Wikipedia

Pero hay otros dos protagonistas que están siempre presentes de fondo en la novela. Uno es Vesalio, un médico que desafió las reglas de su siglo y abordó el estudio de la anatomía humana de una nueva forma, plasmando sus conocimientos en una obra que se convertiría en uno de los más influyentes tratados de anatomía, De humani corporis fabrica, la cual contiene unas láminas con dibujos impactantes. La verdad es que desconocía a este hombre y me asombra que haya pasado tan desapercibido para la Historia.

El otro protagonista es la misma ciudad de Barcelona del 1888. El autor logra trasladar al lector a esa época de forma magnífica. Me pareció caminar entre las calles sucias de la ciudad, entre el peligro de la enfermedad y de los callejones, entre veloces landós y mujeres con chales sobre los hombros. 

Al llegar a la plaza de Cataluña, pasaban ya de las nueve. Un tendero le informó de que había perdido el último tranvía, por lo que no tuvo más remedio que echar a andar. (…) Algunas semanas prefería ahorrarse los veinte céntimos que costaba el billete y disfrutar del ajetreo de las calles. Le entusiasmaba sobre todo el paseo por las Ramblas, con aquellas señoras elegantes y aquellos circunspectos caballeros en coches descubiertos camino del Liceo o el Principal. Tampoco quería perderse el animado mercado de la Boquería, las tiendas concurridas y los cafés iluminados, llenos de ruido. Se impregnaba de los olores, los colores y el movimientos incesante de de la gente”.

Una ciudad moviéndose entre dos siglos, entre la ciencia y la superstición, entre el progreso y el anclaje al pasado. Una ciudad que caminaba hacia el despertar del siglo XX saliendo del XIX lenta pero decididamente. Y este viaje a 1888 lo logra tanto por una perfecta ambientación como por un manejo del estilo y del léxico perfecto, faceta que destaca en la novela.

No quiero dejar el apartado de los personajes sin mencionar a uno que me gustó mucho, a pesar de su limitada aparición en la obra: La Negra. Siempre me seducen los personajes de carácter ambiguo con los que nunca sabes a qué atenerte, si a lo bueno o a lo malo, y La Negra es uno de ellos.

El final me ha  gustado mucho, cosa que he agradecido después de encadenar varias lecturas en las que el final no me satisfizo del todo. Lo que más me gustó del desenlace fue la honestidad del autor, pues a pesar de que hay una (o varias) revelación que tiende a lo inesperado no se trata de un giro brusco y forzado que no haya por donde coger para dejarnos boquiabiertos, sino que Llobregat nos ha suministrado a lo largo del libro al menos dos pistas importantes para que por nosotros mismos hayamos podido descubrir la solución del misterio.

Un apunte sobre el desenlace: me ha parecido perfecta la aparición en escena de unos personajillos la mar de… majos: las ratas. ¡Eh! No pongáis esas caras, mi autor preferido es Stephen King… por algo será :-D

Tuve la suerte de asistir a una presentación de la novela por parte del autor,
donde confesó que su personaje preferido era Pau Gilbert.
Además tuvo la amabilidad de firmar ejemplares de su libro.

En fin, que me quedo impaciente esperando el próximo libro del autor y deseando que Llobregat sea tan prolífico como Stephen King.

Si lo tuviese en mi fondo de armario, me quitaría el canotier ante El secreto de Vesalio.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí

VALORACIÓN: 

viernes, 17 de julio de 2015

Premio Cuéntame tus secretos

Hoy os traigo un premio al que Ray, del blog Érase una vez, me ha nominado hace ya un tiempo. ¡Muchas gracias Ray! :-)

La verdad es que es un premio muy curioso porque no hay preguntas específicas, como es lo más común, sino que consiste en contar siete secretos, manías o caprichos del nominado, libremente. Además hay que mencionar al blog que te nominó y nominar a seis blogs.

Pues aquí os dejo siete cositas sobre mí:

1- Soy ovolacteovegetariana. No tomo ni carne, ni pescado, ni apenas leche. Además intento llevar un estilo de vida vegano y no compro nada que tenga procedencia animal como cualquier tipo de piel (ni siquiera cinturones, bolsos, carteras, o zapatos) o maquillaje que contenga carmín. Tampoco uso ningún producto que provenga de una empresa que teste alguno de sus productos en animales como es el caso de las grandes multinacionales tipo Henkel, Proter&Gamble y demás.

2- Me tiño con henna. La henna es un planta natural que da unos reflejos preciosos al pelo pero que sinceramente es un poco engorrosa de usar, pues hay que tenerla en el pelo al menos tres horas. Sin embargo, al contrario de lo que sudece con los tintes químicos da al pelo un brillo que no se pierde con los lavados y fortalece el cabello cada vez que la usas. Solo uso la henna de la marca Lush pues muchas hennas aseguran ser puras y no es verdad y de esa me fío.

3- Mi temperatura ideal son unos 30ºC, así que ahora cuando a mi alrededor muchos están asfixiados yo estoy en mi salsa. Claro que no deja de tener su gracia verme salir a la calle con cazadora cuando todo el mundo va de tirantes. Y sí, en invierno lo paso fatal.

4- Mi otra pasión además de leer, es la naturaleza. Los fines de semana soy poco activa por los blogs y las redes sociales porque es cuando suelo perderme en los bosques y montes en busca de la compañía de camachuelos, águilas culebreras, tritones, corzos...

Camachuelo. Fuente de imagen: Wikipedia

5-Mi edición más deseada de un libro sería una de La historia interminable (M. Ende) en tapa dura que tuviera en la cubierta en metal (no solo en dibujo) el Áurin.

6- Mi nick es Atalanta ¿por qué? Por varios motivos, pero sobre todo porque atalantar significa agradar, enamorarse, y hay que atalantarse con la literatura. También me gusta la mitología griega y el mito de Atalanta es de los que más me gusta. Además es un mariposa preciosa del género de las vanesas, la cual es conocida como el almirante rojo.


7- ¿Playa o montaña? ¿Dulce o salado? ¿Color preferido? Montaña. Salado. Verde agua.


Para finalizar mis blogs nominados son:

Bookeandoconmangeles
Boy with letters
Las palabras soñadas
Lecturópata
Nosololeo
Obsesión por la lectura


¿Y vosotros?¿Podéis compartir algún secreto? Así en la intimidad, sin que nadie se entere :-)

jueves, 16 de julio de 2015

Extraños en el tren nocturno (Emily Barr)

TÍTULO: Extraños en el tren nocturno
AUTOR: Emily Barr
TÍTULO ORIGINAL: The sleeper
GÉNERO: Novela policiaca
AÑO: 2013

RESUMEN: Lara vive una mentira. Todo el mundo asume que es feliz en Cornualles al lado del tranquilo Sam, pero en realidad está desencantada, por lo que acepta sin dudar un trabajo en Londres, ya que representa pasar cinco días fuera de su casa. Durante sus viajes semanales conoce a Guy, con quien inicia un romance secreto. Un viernes, de regreso a Cornualles, Lara desaparece sin dejar rastro. Iris, una amiga de Lara, empieza a investigar por su cuenta. Pronto descubrirá algunos hechos más que sorprendentes en el pasado de Lara, lo que supone el principio de un viaje que la llevará más lejos de lo que nunca había pensado.

OPINIÓN PERSONAL Y TEMAS: Como cada mes Susurros de Bibliotecas propuso una lectura en su blog. Este mes le tocó a los viajes en tren y las propuestas eran La chica del tren de Paula Hawkins, y Extraños en el tren nocturno de Emily Barr. Como solo tenía tiempo para leer una y había visto buenas opiniones de las dos elegí la segunda principalmente porque el título recuerda a la novela de Extraños en un tren de Patricia Highsmith, novela que me gustó mucho y cuya adaptación cinematográfica a manos de Alfred Hitchcock  es simplemente genial. Si me hubiera fijado en el título en inglés (The sleeper) quizá no la hubiera escogido, y hubiera sido mejor, porque creo que me equivoqué. Extraños en el tren nocturno es una novela que no está del todo mal pero que se queda bastante lejos de lo que esperaba. Casi todas las opiniones sobre este libro coinciden en señalar su semejanza con Hitchcock, pero la verdad es que yo no la he visto, será que me ha pillado en una época de miopía profunda.

El libro está contado en primera persona y en presente (este es un tiempo narrativo que no es mi preferido, creo que hay que saber manejarlo muy bien para que logre su objetivo -tengo dudas de que este haya sido el caso-) por dos personajes: nuestras dos protagonistas, Iris y Lara. Ambas son mujeres con pasados traumáticos y un presente altamente mejorable. Al principio me costaba entenderlas, sobre todo a Lara, pero al ir conociendo sus historias personales su modo de actuar empezaba a cuadrarme. Por ejemplo, Lara vive un matrimonio feliz con el hombre más ideal del mundo… o eso es lo que creen todos, porque en realidad está harta de su marido, de sonreírle y de ser como él espera que sea. Y yo me preguntaba ¿esta mujer sabe que existe el divorcio? Según avancé en las páginas entendí a Lara.

La novela comienza con la voz de Lara  presentando a los personajes en un comienzo que se me hizo bastante lento pero que me animó a seguir leyendo pues se veían resquicios de intriga y misterio. Después, llega una segunda parte en la que Iris toma el relevo de la narración y a partir de aquí la historia tenía todos los visos de mejorar, y de hecho lo hace, pero nunca fue capaz de atraparme del todo. La trama arde en pequeñas ascuas que en mí nunca llegaron a prender en una hoguera de intriga. Tras esta segunda parte llega el final (en el que las narraciones de Iris y Lara se alternan) que me ha parecido demasiado apresurado: busca un giro sorprendente pero lo hace de forma brusca, poco fina, y se desarrolla como a trompicones. Si no hubiera sido por este final creo que el libro me hubiera gustado más de lo que ha llegado a hacerlo.

De todas formas, la intriga me ha parecido en muchas ocasiones casi un tema secundario en la novela. La mayor parte del libro me ha parecido que más que intentar ser una historia de intriga ha pretendido ser un libro de relaciones personales, de cómo no todo es lo que parece, de la doble vida que pueden llevar las personas que conocemos sin que tengamos la menor idea de ello. 

Tengo ganas de gritar, y a veces lo hago. En ocasiones, chillo con todas mis fuerzas, pero nunca cuando Sam está en casa. Cuando él ronda cerca, reprimo la angustia y me la guardo dentro. No puedo contarle nada cercano a la verdad y por eso, supongo, nuestro matrimonio no es lo que él se piensa. Sam cree que estamos profundamente enamorados (…). Yo preferiría estar soltera”.

Y algunas de esas relaciones, o más bien como se establecieron, son lo que menos me gustó del libro. Todas partían de un amor o una amistad a primera vista. Creo que está bien y es creíble que pase alguna vez, pero que todos se hagan amigos y decidan pasar juntos el resto de la vida así de sopetón, nada más conocerse… 

En fin, Extraños en el tren nocturno no es la novela que esperaba pero como lectura ligerita sin complicaciones puede ser una opción.

¿LO RECOMENDARÍA?: Yo la recomendaría solo como lectura ligera.

VALORACIÓN: 

martes, 14 de julio de 2015

Wayward Pines. El paraíso (Blake Crouch)

TÍTULO: Wayward Pines. El paraíso
AUTOR: Blake Crouch
TÍTULO ORIGINAL: Pines
GÉNERO: Misterio ¿?
AÑO: 2012

RESUMEN: El agente secreto Ethan Burke tiene un accidente de coche cuando está viajando al idílico pueblo de Wayward Pines junto con su compañero con el objetivo de encontrar a dos colegas desaparecidos. Se despierta en el pueblo con problemas para recordar quién es. Cuando recobra la memoria e intenta comunicarse con su familia empieza a pensar que ese pequeño pueblo es más de lo que parece. 

TEMAS: En Wayward Pines los secretos, las apariencias son algo más que un hecho oculto a las personas conocidas, son una forma de vida, la esencia misma de la existencia y de la supervivencia. 

La naturaleza humana es compleja, en todos anidan pequeñas semillas de oscuridad y violencia.  La paz puede no ser más que una apariencia lograda con un alto precio a pagar.

Había visto fotos de Wayward Pines antes de salir de Seattle, pero ninguna conseguía hacer justicia a ese pequeño valle. Sin embargo, él estaba allí. Y gracias a este hecho, o mejor dicho, por su culpa, ese lugar no era perfecto. En su experiencia, allí donde se congregaban seres humanos, había un lado oscuro. Así era el mundo. La perfección era algo superficial. Epidérmico. Si uno rascaba un poco, comenzaba a ver tonalidades más oscuras. Al llegar al hueso, la oscuridad era total”. 

Últimamente voy encontrándome lecturas en las que el tema de la paranoia está presente, y es un tema que me gusta: ¿cuánto se puede confiar en la mente de uno mismo? 

—No. Me refiero al pueblo. A su gente. A usted. Hay algo extraño, y va listo si cree que me voy a quedar aquí sentado para dejar que me sigan dando por el culo…
—No le estoy dando por el culo, Ethan. Nadie aquí lo está haciendo. ¿No se da cuenta de lo paranoico que suena eso? Sólo estoy intentando determinar si está sufriendo un episodio psicótico
”.

OPINIÓN PERSONAL:
Gracias a la recomendación de Susurros de Bibliotecas de la serie de televisión, descubrí esta novela y nada más ver la sinopsis me dije: "¡Uy! Este cae pero ya, ni siquiera va a mi lista de pendientes".

El libro es autoconclusivo, pero es el primero de una trilogía de la que se ha realizado una serie (titulada Wayward Pines, protagonizada por Matt Dillon y producida por Night Shyamalan) basada en el conjunto de los tres libros. Todavía no la he visto pero después de leer el libro me ha quedado claro que tengo que hacerlo.

Wayward Pines viene precedido de comparaciones con grandes series de televisión entre las que destaca Twin Peaks. De hecho, el mismo autor asegura que escribió este libro para intentar recordar las fascinantes sensaciones que en él despertó la obra de David Lynch pues es un fan de la serie. Como a mí me pasa lo mismo (para mí, sin duda, una de las mejores de todos los tiempos) tenía que leerlo. Sin embargo, si bien al principio sí que me ha recordado algo a Twin Peaks conservando parte de su aroma, el desarrollo al avanzar la trama me ha recordado más a otras series como Expediente X o Perdidos, lo cual no es algo negativo en mi caso pues ambas me gustaron mucho (sobre todo Expediente X –estoy deseando ver la nueva temporada que están grabando en estos momentos-).

Centrándonos en Wayward Pines, la novela tiene básicamente dos protagonistas, Ethan Burke y el propio Wayward Pines, un pueblo tan especial que cobra vida por sí mismo. Los demás personajes del libro son bastante secundarios (aunque no por ello carentes de importancia en la historia), como Theresa (la esposa de Burke –a la pobre veo que la ponen a caer de un burro en casi todas las reseñas, yo no tengo nada especial que decir de ella-), el sheriff Pope, Beverly, Jenkins… 

Cartel de bienvenida de Wayward Pines:
"Bienvenido a Wayward Pines. Donde el paraíso es un hogar"
Fuente de imagen: Brainstomping

La novela puede dividirse en tres partes. La primera abarcaría la primera mitad (quizá algo más) y es la que más me ha gustado. En ella la intriga es el eje de la trama y no podía parar de leer para saber qué es lo que pasaba en ese endiablado pueblo, un lugar donde el tiempo no parece correr exactamente igual que en el resto del mundo. Ethan Burke se va encontrando con acontecimientos y pistas que no tienen ni pies ni cabeza. Hay un montón de piezas de puzle que encajar, el mismo pueblo es otro puzle, y no hay manera de crear una imagen coherente con todas esas piezas. Los intentos de Burke de salir del pueblo y comunicarse con su familia serán totalmente infructuosos y la locura empezará a planear sobre él.

Que estés paranoico no significa que no vayan a por ti. (Joseph Heller)”.

Después, en la segunda mitad, cambia el registro y Burke se verá sometido a una gran persecución en la que no tendrá descanso, se convertirá en un fugitivo asediado que habrá de recurrir a todas sus fuerzas para intentar escapar. Esta parte me gustó menos, la verdad, ya que prima la acción sobre el misterio. 

Y así, entre sucesos y descubrimientos cada vez más extraños, llegamos al desenlace con la explicación final. Todavía estoy madurando si me gustó o no. Por una parte la explicación se basa en un tema que me encanta (del que no he querido, ni quiero, hablar ni un poco porque puedo destriparlo entero). Pero por otra parte me esperaba algo más, no sé… ¿fantasioso? En cualquier caso el final queda cerrado explicando todo lo que el lector ha vivido hasta ese momento, aunque faltan detalles que dejan flecos sueltos del tipo “pero entonces ¿cómo es posible que…?”, o “pero ¿cómo hacía para…?”. Aunque hay un aspecto de la trama que me chirría bastante y tiene que ver con la aceptación, con la actuación de las personas del pueblo, que simplemente no me acabo de creer. No me parece “real”.

De todas formas este es el primer libro de una trilogía, como ya he dicho, y puede que en los siguientes volúmenes den algunos detalles más y me quede más tranquila. Porque ¿seguiré leyendo? Pues probablemente sí. Tengo curiosidad por saber cómo el autor decide continuar la historia.

Antes de terminar una pequeña cosa. En Género he etiquetado la novela como Misterio y he añadido interrogantes. ¿Por qué? Pues porque en realidad ese no es el género que más se ajusta al libro, pero afinar más sería chafar un poco la historia en mi opinión. Como veis es un libro del que no conviene revelar más de la cuenta, espero no haberlo hecho.

Resumiendo, en este agradable pueblo nada es lo que parece, como en Twin Peaks, pero aquí no hay Abetos Douglas (los icónicos árboles de la serie de D. Lynch), sino que es el aroma de las agujas de pino el que acompaña esta lectura ¿Cuál es el secreto que se esconde entre estas coníferas? Viajad hasta Wayward para descubrirlo.

El agua estaba limpia y fluía veloz entre las rocas que sobresalían. A su lado del río, se alzaba un acantilado de más de trescientos metros. A lo largo de las cornisas, crecían los pinos. Su olor y el del agua dulce inundaban el aire”.

¿LO RECOMENDARÍA?:

VALORACIÓN:


jueves, 9 de julio de 2015

La travesía del Viajero del Alba (Crónicas de Narmia V) (C. S. Lewis)

TÍTULO: La travesía del Viajero del Alba
AUTOR: C. S. Lewis
TÍTULO ORIGINAL: The Voyage of the Dawn Treader
GÉNERO: Fantasía
AÑO: 1954

RESUMEN: Caspian inicia un viaje al este, más allá de toda tierra conocida. No esperaba tener con él, en un viaje tan peligroso, la compañía de sus dos amigos, Edmund y Lucy, y de un nuevo compañero desconocido, Eustace, un niño gruñón y algo malicioso.

TEMAS: Después de los dos libros anteriores (El caballo y el muchacho y -en menor medida- El príncipe Caspian) donde el tema religioso estaba menos presente y no era tan evidente, aquí vuelve a cobrar fuerza. Son muchas las connotaciones cristianas que aparecen en la obra: el bautismo y la nueva vida que logra el bautizado, referencias continuas a los pecados capitales, o las imágenes de Aslan como cordero y como monarca de un reino que no es de este mundo.

—(…) y después de todo eso está el país de Aslan. Aunque se encuentra más allá del final del mundo y no se puede llegar a él”.

El autor reivindica la fantasía sobre la ciencia y la tecnología, y la tradición contra los nuevos modos de vida respecto a los que parece tener algún problema (vegetarianismo, feminismo, republicanismo…)

—Pero sería dar marcha atrás al reloj —resolló el gobernador—. ¿Es que no comprendéis lo que es el progreso, el desarrollo?
—He visto ambas cosas en un huevo —respondió Caspian—. A eso lo llamamos «estropearse» en Narnia
”.

OPINIÓN PERSONAL: Pues he vuelto de un nuevo viaje a Narnia. En esta ocasión, no ha sido gracias a un armario o a unos anillos mágicos, sino gracias a un cuadro. Así que ahora estaré muy ocupada investigando concienzudamente además de todos los armarios, todos los cuadros.

La travesía del Viajero del Alba, al igual que me sucedió con El muchacho y el caballo, me parece que es más un libro de aventuras que de fantasía. Es de hecho una auténtica aventura náutica. Subidos a bordo de la nave El viajero del Alba iremos en busca del fin del mundo en un periplo en el que encontraremos peligrosas islas inexploradas que no son lo que parecen, y donde tendremos que enfrentarnos a encantamientos y seres fantásticos y peligrosos.

En esta ocasión son solo dos de los hermanos Pevensie, Lucy y Edmund, quienes nos acompañarán en esta aventura en la que nos reencontraremos con algunos de los personajes del libro anterior como Reepicheep o el propio Caspian. También conoceremos al primo de los Pevensie, Eustace, que tendrá un papel importante en la historia.

Este hubiera sido de los libros de la serie que más me hubiera gustado, pero me ha fallado el final. Después de vivir una aventura tras otra el desenlace me parece que no acompaña al resto de la historia: demasiado lento y doctrinario para mi gusto.

La portada del libro es de las que más me gusta, con El viajero del Alba, un barco con forma de dragón y una preciosa vela púrpura sobre cuyo cielo se ven las constelaciones narnianas, y la entrada a una de las peligrosas islas que visitaran los protagonistas.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí.

VALORACIÓN:


martes, 7 de julio de 2015

Salvar a Mozart (Raphaël Jerusalmy)

TÍTULO: Salvar a Mozart
AUTOR: Raphaël Jerusalmy
TÍTULO ORIGINAL: Sauver Mozart
GÉNERO: Drama
AÑO: 2012

RESUMEN: Steiner es un crítico de música de ascendencia judía que lleva un diario durante su estancia en un hospital entre julio de 1939 y agosto de 1940.

OPINIÓN PERSONAL Y TEMAS: Tenía muchas ganas de leer este libro y he podido hacerlo gracias al sorteo que hizo Mientras Leo en su blog Entre montones de libros, a quien desde aquí doy las gracias.

Lo primero que quiero comentar es la edición (de la colección Los Ineludibles, de Navona) porque es muy bonita. Forrada en tela gris y con un marcador de tela me recuerda a los libros antiguos. Preciosa.

Salvar a Mozart es un libro que me ha gustado mucho, ¿y por qué? Pues creo que sobre todo por los sentimientos que me ha llegado a trasmitir. Este librito tiene solo 168 páginas pero a pesar de su brevedad cuenta una historia plena. La historia de un hombre. La historia de un país, la historia de una guerra.

Porque para mí, además de un libro sobre la época de la Segunda Guerra Mundial, es una historia sobre los ideales, la lealtad con uno mismo, las rayas que uno no puede traspasar sin sufrir las consecuencias de su traición. Lo que uno está dispuesto a hacer, a luchar, por sus principios. Mozart es una meta, una línea. Un objetivo tan fuerte como para morir por él, o incluso (y más doloroso), para vivir por él. Pero son muchas más las facetas escondidas en esta historia. La vergüenza de la enfermedad, de los hospitales, de la suciedad, del hambre. El miedo a morir, el miedo a seguir viviendo…Y la música, no puedo olvidarme de la música: Tchaikovski, Karajan, Mozart.

Nunca había comprendido tan bien la música como desde que ya no la escucho. Desde que he sido privado de ella por la fuerza de las cosas. Pero ella tiene otros medios para hacerse oír”.

Mozarteum, Salzburgo. Fuente de imagen: Fundación musical

La pequeña novela (que transcurre durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial) es el diario de Otto Steiner, desde julio de 1939 hasta agosto de 1940 mientras este hombre, amante de la música, está ingresado en un hospital para enfermos de tuberculosis. Allí lo único que le queda es su música, Mozart, y su diario, el cual se convertirá en nuestro vínculo con él.

Seguimos sin tener derecho a bajar. Para no contagiar a los heridos. La suciedad no ayuda a la causa. La basura se acumula. El personal está desbordado. No hay tiempo para ocuparse de nosotros, los civiles”.


A pesar de que puede parecer que estamos limitados por muros que nos ocultan la realidad —la exclusiva visión de los acontecimientos de Otto, o las paredes físicas del hospital—, la locura, la muerte y el miedo de esos años consiguen filtrarse a través de estos muros… Al principio, durante los primeros meses de diario, serán solo pinceladas, pero poco a poco la realidad del mundo exterior se colará en la pequeña “cárcel” de Otto y aumentará la intensidad, la realidad de la guerra.

He bajado a escuchar la radio. Nuestros submarinos han hundido varios barcos de mercancías, franceses, noruegos, británicos. En adelante, los judíos no tendrán derecho a tomar el tren”.

Salvar a Mozart no es una lectura cruel que ahonde en las iniquidades cometidas por los nazis, pero en ocasiones es dura, se sienten las humillaciones, el dolor, el miedo, la vergüenza, el asco.

Miércoles 6 de diciembre de 1939
Unos detectives han venido a registrar nuestras habitaciones. Y la biblioteca. Buscaban obras decadentes. Al principio, pensé que querían decir obras de los románticos. Pero no, no han tocado mis ediciones del siglo XIX. Tampoco parecía que mis libretos de operetas italianas les interesaran. Más bien las ediciones francesas. Les he dicho que Anatole France era un profesor del conservatorio. Mi colección está consagrada sobre todo a la música. Han revisado rápidamente algunos de mis discos y luego se han ido. ¡Heil Hitler! Ha sido la primera vez que me dirigen un saludo oficial, con el brazo extendido al frente
”.

El estilo de Otto (en el que incluso él dice no reconocerse) es directo, con frases cortas, contundentes, atraviesan el papel. Otto es un personaje (casi no me atrevo a llamarle personaje) inolvidable: un poco misántropo, un poco hostil, un poco egoísta y, en realidad, sumamente frágil.

Debería haberle preguntado su nombre, para poder olvidarlo mejor”.

El final del libro es perfecto, un desenlace que se mece entre la pena, el resarcimiento, la ironía, la astucia, la alegría, todo junto.

No sé si Salvar a Mozart es una obra maestra pero, desde luego, sí que es un libro… ineludible.

Viernes 7 de julio de 1939
Le tengo horror al viernes. Filete de bacalao y patatas cocidas
”.

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí.

VALORACIÓN:

viernes, 3 de julio de 2015

Reto 5 Líneas: Julio 2015

Adella Brac, desde su blog Las palabras soñadas nos propone un reto todos los meses. Escribir un pequeño relato de no más de 5 líneas compuesto con tres palabras elegidas al azar (si queréis participar pinchad aquí para ver todas las normas).

Las palabras este mes son: escritor, fácil y lugares. Aquí os dejo mi relato:


—¿Eh?¿Me oyes?¿Dónde estás? Te estoy hablando —Estoy aquí,  a tu lado y en mil lugares a mil kilómetros de distancia. —¿Cómo lo haces? —Es fácil, soy escritor. —¿Y qué haces allí? —Vivir. —Querrás decir soñar. —¿No es lo mismo?


Fuente de imagen: Nautalia

jueves, 2 de julio de 2015

El jardín olvidado (Kate Morton)

TÍTULO: El jardín olvidado
AUTOR: Kate Morton
TÍTULO ORIGINAL: The Forgotten Garden
GÉNERO: Drama
AÑO: 2009

RESUMEN: Una niña pequeña es abandonada en un barco que viaja de Inglaterra hacia Australia. Años después, al cumplir veintiuno, Nell descubre que es adoptada. Mucho tiempo después decide investigar sobre su pasado y su búsqueda la lleva a Cornualles. Tras su muerte, su nieta Casandra recibe en herencia una cabaña en Cornualles hasta donde irá para descubrir toda la verdad sobre su familia.

TEMAS: El libro nos habla de los secretos familiares y de la importancia de la familia, de los lazos de sangre. La importancia del pasado y de la herencia.

— (…) Me he percatado de que las cosas que damos por supuestas son importantes. Ya sabes, la familia, el parentesco, el pasado… Ésas son las cosas que nos hacen ser quienes somos…”

“Más aún, si lo que sus tías habían dicho era cierto, la maleta no era sólo un mero artefacto histórico: era un ancla. Era todo lo que Nell tuvo como vínculo con su pasado”.

Otro tema que me parece muy importante en El jardín olvidado, es la maternidad. Será este sentimiento, este instinto convertido a veces en necesidad, el que irá tejiendo la historia de sus páginas.

OPINIÓN PERSONAL: Este libro nunca me había llamado mucho la atención. Se trata de una novela de sagas familiares y secretos generacionales, que no suele ser algo que me atraiga. Sin embargo, había visto tan buenas opiniones que finalmente me propuse leerlo. En este caso mi instinto no me fallaba, no es un libro para mí, y eso no significa que no sea un buen libro y que incluso lo llegue a recomendar.

La verdad es que el estilo de Kate Morton es precioso, fino y delicado, lleno de matices. La
Kate Morton.
Fuente de imagen: PacMacmillan
ambientación en cada época (pues la novela transcurre en tres épocas) está muy lograda y consigue trasportar al lector a cada fecha. Sus personajes tienen personalidades perfectamente perfiladas. Pero el problema es que la trama no ha llegado a engancharme en ningún momento. La historia se enreda formando un ovillo que en mi caso nunca ha despertado vivamente el interés de querer desenredarlo. El argumento, simplemente, no me atraía demasiado.

La casa parecía saber que su dueña se había marchado, y si bien no lamentaba exactamente su perdida, se había refugiado en un obstinado silencio”.

Como ya he dicho, El jardín olvidado está ambientado en tres épocas distintas que se alternan a lo largo de la narración. Al comienzo de cada capítulo tenemos el lugar y el año en que va a transcurrir la acción para ayudar al lector a no perderse. Estos tres tiempos son: primeros años del siglo XX (1900-1913), año 1975, y año 2005. En cada uno será una mujer la protagonista, todas ellas arrastran hechos importantes y tristes en su pasado que las han marcado y moldeado. Casandra en el 2005, Nell en 1975, y Eliza a principios de siglo.

La única de estas tres mujeres con la que sentí cierta unión fue con Eliza. Con Casandra nunca llegué a compenetrarme y su historia de amor me pareció algo forzada. De Nell sentí pena, una mujer que nunca llega a superar el hecho de saberse adoptada.

La memoria es una amante cruel con la que todos debemos aprender a bailar”.

Pero Eliza sí me gustó. Una joven que a pesar de su infancia dura desborda fantasía e inventa universos de historias para expresarse a través de ellos. Es por medio de ella que el libro nos da una pequeña (muy pequeña) dosis de fantasía, pues Eliza es una hacedora de historias y crea hermosos y tristes cuentos de hadas. A mí, estas narraciones intercaladas en el grueso, es lo que más me ha gustado. Me han parecido muy bonitas y creo que a Morton no se le dan mal los cuentos de hadas.

«Pero ¿por qué debo traer tres hebras del cabello de la Reina de las Hadas? —preguntó el príncipe a la bruja—. ¿Por qué no otro número, por qué no dos, o cuatro?»
La bruja se inclinó hacia delante sin dejar de hilar. «No hay otro número, mi niño. Tres es el número de la familia, ¿acaso no hablamos de madre, padre e hijo? Tres es el número de las hadas, ¿acaso no buscamos entre el roble, la ceniza y la espina?»
El joven príncipe asintió, porque la sabia bruja había hablado con verdad.
«Por ello debo poseer tres hebras, para tejer mi trenza mágica»
                                                             La trenza del hada, Eliza Makepeace

Esa es la única parte que disfruté plenamente, pero creo que a quienes les gusten las sagas familiares encontraran en estas páginas una buena lectura.

¿LO RECOMENDARÍA?: A quienes gusten de los libros de sagas y secretos familiares (yo he descubierto que no son lo mío).

VALORACIÓN: