lunes, 28 de julio de 2014

CERRADO POR VACACIONES


En Septiembre más Quijote, más Harry Potter, y por supuesto, más Stephen King...


¡¡PASADLO BIEN Y LEED MUCHO!! :-)




jueves, 24 de julio de 2014

Ensayos, de George Orwell

George Orwell, cuyo nombre verdadero era Anthur Blake, fue uno de los escritores más influyentes del siglo pasado con importantes obras en su haber como son Rebelión en la granja y 1984. Además de novelista fue también fue un gran e importante autor de ensayos, entre los que siempre se destacan Matar a un elefante, El león y el unicornio, o En el vientre de la ballena

Desde que leí Rebelión en la granja, Orwell siempre ha estado fluyendo por mí pensamiento, y tras leer, hace relativamente poco, 1984, se convirtió en uno de esos autores a los que siempre vuelvo a releer algunos pasajes. 

Cuando vi que Debate sacó una obra con todos sus ensayos, no tuve la más mínima duda de que tenía que leer ese libro, y que debía de ser en breve.

Esta recopilación que nos presenta la editorial son casi 1000 páginas de pensamientos del autor en tapa dura, y aquí voy a dejar mi opinión personal sobre la edición: creo que mejor hubieran sido dos tomos, porque es un libro tan gordo que en cuanto lo mueves un poco más de la cuenta se desloma con facilidad, al menos eso ha sucedido con mi ejemplar (no precisamente barato).

Ensayos, recoge las opiniones de Orwell ordenadas por fecha. Todos los ensayos son subjetivos, evidentemente, y muestran su propia opinión, con la que no siempre estoy de acuerdo. Pero una cosa es cierta, son pensamientos claros, cortantes, a veces hirientes, pero siempre sinceros. Habla de todos los temas sin tapujos, sin importar de qué se trate, y sin tener en cuenta lo "políticamente correcto".

A menudo me pregunté si alguno de ellos llegó a darse cuenta de lo que hice tan solo para no quedar como un idiota”. (Matar a un elefante)

Las piezas son muchas y tratan los temas más diversos, desde la Guerra Civil Española (en la cual luchó y en la que vivió muy de cerca las luchas cainitas entre los opositores a Franco) hasta su propia visión de Ghandi, pasando por la Segunda Guerra Mundial, la molestia de los trajes de noche, la cocina inglesa o los pasos a seguir para preparar el mejor té posible. Entre la heterogeneidad de temas tratados no todos me han resultado igual de interesantes. Un pequeño handicap personal es que en muchas ocasiones los ensayos hacen referencia a personajes o sucesos de la época, con los que no estoy familiarizada, por lo cual decaía mi interés o no llegaba a entender todos los matices de la obra.

En cuanto a los reseñadores, tendrían que ser personas a las que de veras les importase el arte de la novela (y eso probablemente signifique no que sean de cultura alta, ni de la baja cultura, ni de la cultura media, sino de cultura elástica), personas interesadas en la técnica narrativa y aún más interesadas en descubrir de qué trata un libro (…). Por cierto, sería bueno que los aficionados hicieran más reseñas de novelas. Un hombre que no es un escritor hecho y derecho, sino que simplemente ha leído un libro que le ha impresionado hondamente, tiene más posibilidades de contarnos de qué trata que un profesional competente, pero sumamente aburrido”. (En defensa de la novela)

La palabra «fascismo» no tiene ahora significado propio, salvo en la medida en que signifique «algo que no es deseable». Las palabras «democracia» «socialismo» «libertad» «patriótico» o «justicia» tienen todas ellas varios sentidos diferentes e irreconciliables entre sí. En el caso particular de una palabra como «democracia», no solo no existe una definición consensuada, sino que cualquier intento por establecerla halla resistencia por todos lados”. (La política y la lengua inglesa)

La letrina de tipo latino, en la que uno tiene que acuclillarse, es en el mejor de los casos bastante mala, pero aquellas estaban hechas de alguna clase de piedra pulida, tan resbaladiza que lo más que podía hacerse era intentar mantenerse en pie. Para colmo, siempre estaban atascadas. A estas alturas, guardo muchos otros recuerdos repugnantes en la memoria (…). Más tarde, otras muchas cosas reforzaron aquella impresión, como, por ejemplo, el tedio y el hambre animal que acompañaban la vida en las trincheras, las mezquinas intrigas por las sobras de la comida …”. (Recuerdos de la guerra de España)

Hay varios ensayos sobre escritores, contemporáneos suyos o no. En este sentido me gustaron especialmente los dedicados a Dickens, a Jonathan Swiff, a Tolstoi y Shakespeare.

Entre sus pensamientos hay un odio intenso contra todo lo que significa el totalitarismo político y 
G. Orwell. Fuente de imagen: Wikipedia
 podemos intuir ideas reflejadas en su novela 1984.

Un estado totalitario es, de hecho, una teocracia, y para conservar su puesto, la casta gobernante necesita que la consideren infalible. Pero como, en la práctica, nadie lo es, resulta necesario reescribir el pasado para aparentar que nunca se cometió tal o cual error o que tal o cual triunfo imaginario sucedió en realidad (…) El totalitarismo exige, de hecho, la alteración continua del pasado y , a largo plazo, probablemente la falta de fe en la existencia misma de la verdad objetiva”. (La destrucción de la literatura)

Un libro con muchos puntos interesantes, que ayuda a conocer un poco más a este autor, rebelde y valiente, y que recomendaría a todo el que sienta una predilección por su obra.

Si algo significa la libertad, es el derecho a decirle a la gente lo que no quiere oír”. (La libertad de prensa, Rebelión en la granja)”

miércoles, 16 de julio de 2014

Harry Potter y la cámara secreta (J. K. Rowling )

AUTOR: J. K. Rowling
TÍTULO ORIGINAL: Harry Potter and the chamber of secrets
GÉNERO: Fantasía
AÑO: 1998

RESUMEN: Harry espera impaciente en casa de sus insoportables tíos el inicio del segundo curso del colegio Hogwarts. Sin embargo, la espera dura poco, pues un elfo doméstico aparece en su habitación y le advierte que correrá peligro si regresa a la escuela. En Hogwarts una amenaza se cierne sobre los estudiantes: la cámara de los secretos ha sido abierta.

TEMAS: Cuestiones tan importantes como el clasismo, el racismo y la xenofobia, son expuestos claramente incluyendo la utilización de términos como "sangre sucia".

El pequeño elfo doméstico Dobby nos habla de la esclavitud. A pesar de que podamos creer que es una lacra ya superada, en la actualidad todavía hay millones de esclavos en nuestro mundo.

Es un símbolo de la esclavitud del elfo doméstico, señor. A Dobby sólo podrán liberarlo sus dueños un día si le dan alguna prenda”.

Tenemos libre albedrío, libertad de elección. Las opciones personales, la valía y el ejercicio de nuestra propia libertad configuran y revelan nuestro carácter.

Son nuestras elecciones, Harry, las que muestran lo que somos, mucho más que nuestras habilidades”.

OPINIÓN PERSONAL: Tras leer el primer libro de Harry Potter, me quedé con ganas de seguir con la serie, y no ha pasado mucho hasta que he leído el segundo.

Me ha llamado la atención la claridad con la que son tratados algunas cuestiones como la xenofobia y el clasismo, pues a pesar de ser una novela para niños estos temas están reflejados con bastante adultez. J. K. R. no trata a los niños como tontos, y eso está muy bien.

En el primer libro (Harry Potter y la piedra filosofal) los protagonistas fueron presentados. En este, la autora profundiza en ellos perfilando mejor sus papeles. También nos muestra más seres y características del magnífico universo que ha creado alrededor de Hogwarts, como el sauce boxeador o los elfos domésticos.

Personalmente, este libro me ha gustado más que el anterior. Tiene más misterio e intriga, más acción.

Estoy deseando ponerme con el siguiente…

¿LO RECOMENDARÍA?
: Sí. A niños, jóvenes y adultos.

VALORACIÓN:

jueves, 10 de julio de 2014

NOS4A2 (Nosferatu) (Joe Hill)

AUTOR: Joe Hill
TÍTULO ORIGINAL: NOS4A2
GÉNERO: Terror
AÑO: 2013

RESUMEN: Victoria McQueen tiene un don especial para encontrar cosas. Con su bicicleta puede atravesar un mágico puente que, en cuestión de momentos, la lleva adonde necesita ir. Charles Manx también tiene su propio don: lleva a los niños a dar un paseo en su Rolls-Royce de 1938 con matrícula NOS4A2 (Nosferatu). Con su viejo coche puede salir sin problemas del mundo cotidiano hacia las carreteras ocultas que los transportarán al terrorífico paraíso de la diversión que él llama «Christmasland». Y entonces llega el día en que Vic sale en busca de problemas... y encuentra a Manx.

TEMAS:
La imaginación y la realidad, la realidad y la locura; el mundo interior es tan importante en nuestra vida como su escenario exterior. Nuestras creaciones imaginarias pueden ser tan reales como la realidad misma. Dónde empiezan unas y dónde acaba la otra es a veces algo sutil. Las personas más imaginativas de la Historia han ido en ocasiones un paso por delante del resto y se les ha denominado visionarias, en otras ocasiones sus ideas han sido calificadas de locuras…

Era extraño lo rápido que se había aclimatado a la idea, lo poco que le había costado aceptar la explicación a su supuesta locura. Aunque quizá no era tan increíble. Hacía mucho tiempo que Lou había aceptado que cada uno lleva dentro su propio mundo tan real como el mundo que todos compartimos, pero inaccesible excepto para su dueño”.

Las drogas y su relación con la imaginación y la locura también encuentran lugar en las páginas de Joe Hill.

OPINIÓN PERSONAL: Joe Hill, hijo de Stephen King, es el autor de esta novela de terror. De Hill he leído casi toda su obra. De su libro de relatos, Fantasmas, algunas piezas me parecieron geniales, y otras horribles (y no en el buen sentido). El traje del muerto me resultó una novela muy entretenida pero cuyo final cojea un poco. Cuernos es un libro un tanto desigual, posee un argumento muy bueno, sin embargo algo en él no acaba de cuajar. Con NOS4A2, creo que Joe Hill acaba de madurar totalmente su estilo, y es la obra que más me ha gustado hasta el momento del autor, quizá porque de alguna forma me recuerda a Stephen King.

Hill hace en esta novela, algunos guiños a conocidas creaciones de su padre y de otros autores como H. P. Lovecraft. Además de estas referencias explícitas, he de decir que a veces me he sentido como si caminara cerca de Boo`ya Moon, y a veces como si Christine estuviera de vuelta.

NOS4A2 es un libro un tanto complejo, aunque no en el sentido de poseer una complicada trama o numerosos personajes. Como dije anteriormente es un libro sobre la imaginación, la locura y la realidad, y las explicaciones que nos da Hill necesitan de nuestra complicidad si se quiere entender del todo. Esa es una de las razones de que me haya gustado el libro, que trata la relación entre la imaginación y la realidad, de la fina línea que separa ambos mundos. Es un tema por el que siempre he sentido predilección.

Hill parece haber heredado de su padre la capacidad para manejar a los personajes y hacerlos creíbles y dotarlos de personalidad. De hecho, son quizá los secundarios, y no la protagonista, los que más me han calado. Hill crea unos personajes en NOS4A2 muy lejos de la perfección, con vidas duras y numerosos defectos, con relaciones y caracteres rotos y desesperados. Mi preferido ha sido, Maggie. Apenas nos brinda tres apariciones, pero le cogí mucho cariño.

Se supone que no me puedo quedar a dormir en la bibliot-t-teca, pero la señora Howard me deja si es solo de vez en cuando. Le doy pena porque soy huérfana y un poco rara. No pasa nada, me da igual. La gente piensa que dar pena es una cosa horrible, pero yo me digo: ¡Oye! ¡Duermo en una biblioteca y puedo pasarme la noche leyendo! ¿Qué sería de mí si no diera pena? Soy t-t-totalmente adicta a la pena”.

Aunque posiblemente lo mejor de la novela sea su lado oscuro. Los villanos Manx y Bing son horripilantes,  no sabría decir cuál de los dos me ha provocado más desazón. Y en cuanto a Christmasland... es un lugar escalofriante que viene a ser una suerte de Nunca Jamás pervertido y perverso. Un lugar que podéis conocer un poco mejor, si os apetece después de leer el libro, a través de una precuela que Hill ha sacado en forma de novela gráfica (ilustrada por C. P. Wilson) llamada Wraith: Welcome to Christmasland (Espectro: Bienvenido a Christmasland), aunque de momento no está editada en español.

Rolls-Royce Espectro. Un verdadero protagonista de NOS4A2.
Fuente de imagen: Motorfan


Me ha parecido muy original la forma en que el autor une algunos capítulos, cuyo título completa la frase final inconclusa del precedente, y que siempre es el lugar en el que empieza a transcurrir la acción. Hay personas a las que esto le provoca una sensación de repetición y lentitud, pero ese no ha sido mi caso.

Para terminar voy a haceros dos advertencias. La primera es que este libro no es de vampiros, como se podría suponer (yo lo supuse) por el título. No, al menos, en el sentido típico de la palabra: no esperéis encontrar chupasangres. El “vampiro” es de otro estilo, si bien Hill mantiene parte de la simbología cercana a este mito. Por ejemplo los murciélagos, o los colmillos afilados.

Segunda advertencia: si leéis el libro, no dejéis pasar los agradecimientos, porque si no a lo mejor un día recibís una invitación no deseada y pasa a buscaros un Rolls-Royce Espectro…

¿LO RECOMENDARÍA?: A todos lo que gusten de la literatura de terror.

VALORACIÓN:

lunes, 7 de julio de 2014

El Quijote. Reto. (Capítulos 14-26)

 Capítulo 26
 
Ya intuía yo que la cosa se podía complicar para el Caballero de la Triste Figura. Y parece que así va a ser.

Tras ser enviado Sancho por don Quijote a hablar con su dama, nuestro escudero se encuentra con el cura y con el barbero y les cuenta las aventuras de don Quijote, incluso les da a conocer su propio deseo de heredar el gobierno de un país, pero sin ínsulas.

"Dijo también como su señor, en trayendo que le trujese buen despacho de la señora Dulcinea del Toboso, se había de poner en camino a procurar cómo ser emperador, o, por lo menos, monarca; que así lo tenían concertado entre los dos, y era cosa muy fácil venir a serlo, según el valor de la persona y la fuerza de su brazo; y que, siéndolo, le había de casar a él, porque ya sería viudo, que no podía ser menos, y le había de dar por mujer a una docella de la emperatriz, heredera de un rico y grande estado de tierra firme, sin ínsulos ni ínsulas, que ya no las quería".

Ante semejantes disparates, el cura y el barbero planean un ardid con el que engañar a don Quijote para traerlo de vuelta a su hogar y curarlo de su locura, aprovechándose de su buena voluntad. Uno se vestirá de doncella y el otro de escudero y de ese modo le pedirán ayuda. Si tienen o no suerte es algo que sabremos próximamente.

 Capítulo 25

Parece que nos vamos a quedar sin saber qué le pasó a nuestro loco de Sierra Morena, porque en este capítulo la aventura va a transcurrir por otros caminos. Don Quijote, exaltado por su encuentro, se pone celoso de algunas aventuras que sucenden a los más grandes caballeros de todos los tiempos, y decide que ha de volverse loco de amor él también. Así que, mientras él permanece en la sierra desnudo y dándose de cabezazos contra las peñas, manda a Sancho a hablar con su Dulcinea del Toboso para que ella le declare su amor y pueda recuperar nuevamente su cordura.

Me parece que la cosa no tiene visos de salir bien...

 Capítulo 24

Nada. Nos quedamos con la intriga. El cabrero, Sancho y don Quijote empiezan a escuchar de los labios del loco su historia de amor, pero nuestro caballero no tiene mejor idea que interrumpirle y tras esto se quedan sin saber el final y el loco les abandona. Pero nuestros amigos continuarán buscándole y seguro que conoceremos el motivo de la tristeza y la locura de este hombre.


Capítulo 23

Este capítulo abre una historia de lo más intrigante.
Tras la última desventura que sufrieron don Quijote y Sancho, este último le da unos consejos a su señor para no terminar por los suelos tan a menudo, y esta vez, el hidalgo promete tenerlos en cuenta. Continuan su camino por Sierra Morena y adentrándose en los montes se topan con una bolsa vieja con dinero, Sancho se pone muy contento con el hallazgo y se hace con él. Pero don Quijote quiere indagar un poco más sobre su dueño. Tras encontrar un diario y hablar con un cabrero llegan a la conclusión de que el dueño es un joven de familia acomodada que se ha adentrado en el bosque y que vive allí solo, pidiendo comida a los pastores o robándosela, y que está un poco loco e incluso a veces es un poco agresivo.

Pero la historia continuará y para resolver los interrogantes habrá que esperar un poquito más.

Capítulo 22

Ya eran demasiadas aventuras sin que nuestro hidalgo y su amigo recibieran unos cuantos palos...
Don Quijote se encuentra con unos presos que están siendo conducidos a galeras. Tal esclavitud no le parece nada bien al Caballero de la Triste Figura, así que los libera valientemente. Pero los reos son bastante desagredecidos y acaban dándole una tunda a él y a su escudero. ¡Qué injusticia!

Capítulo 21

Don Quijote y Sancho Panza prosiguen en este capítulo con sus aventuras, en las que en esta ocasión despojan a un pobre barbero de su bacía y de sus alforjas. Aunque lo que más me ha llamado la atención es un resumen, el cual realiza don Quijote relatándoselo a su escudero, de aquello que ha de acontecer a un caballero, compendio de todo lo que ha leído en las novelas de caballerías, y que muestra como las aventuras de los cabelleros son predecibles y siempren ocurren del mismo modo.


Capítulo 20

En este capítulo tenemos un poco de todo. Un poco de humor escatológico para empezar. Pero también conoceremos un cuento sin final que nos relata Sancho, y que bien podría ser una versión temprana del "Cuento de la Buena Pipa". Además, nuestos amigos también pasan algo de miedo (sobre todo el escudero, como ya os imaginareís), cuando oyen unos ruidos terribles en medio de la noche oscura. A la mañana siguiente, don Quijote acude todo envalentonado a hacer frente a esos peligrosos ruidos, pero cuando descubren que no son más que unos batanes, Sancho se ríe de mala manera de su señor, que no se toma muy bien eso de que se rían de él.


 Capítulo 19

Con este capítulo me he reido bastante, ya que nuestro hidalgo tiene unas réplicas muy graciosas en la boca. 

A don Quijote y a Sancho les pilla la noche haciendo camino cuando empiezan a ver unas luces que se les acercan. Sancho tiembla solo de pensar que puedan ser fantasmas, mas al acercarse comprueban que son hombres que escoltan una litera con un muerto. Don Quijote acaba peleándose con esta singular comitiva que él toma por hombres de armas pero que, en verdad, son clérigos. En la escaramuza, un pobre bachiller acaba con la pierna rota y cuando don Quijote le confiesa que su oficio es "andar por el mundo enderezando tuertos y desfaciendo agravios", el muchacho le contesta que no sabe cómo será eso posible "pues a mí de derecho me habéis vuelto tuerto, dejándome una pierna quebrada, la cual no se verá derecha en todos los días de su vida; y el agravio que en mí habéis deshecho, ha sido dejarme agraviado de manera que me quedaré agraviado para siempre; y harta desventura ha sido para vos, que vais buscando aventuras". Pero don Quijote le replica que la culpa ha sido de él: "El daño estuvo, señor bachiller Alonso López, en venir, como veníades, de noche, vestidos con aquellas sobrepilledes, con las hachas encendidas, rezando, cubiertos de lutos, que propiamente semejábades cosa mala y del otro mundo; y así no puede dejar de cumplir con mi obligación acometiéndoos".

Antes de irse el bachiller dijo a don Quijote que estaba "...descomulgado por haber puesto las manos violentamente en cosa sagrada". Pero el caballero le asegura que no será así, pues el sabe que jamás le puso las manos encima ni a él ni a nada que lo acompañara: ..."mas yo se bien no puse las manos, sino este lanzón".

Además, don Quijote se pone a sí mismo un sobrenombre: el Caballero de la Triste Figura.


Capítulo 18

Tras marcharse de la "venta encantada", don Quijote se encuentra con un rebaño de ovejas y carneros y en él cree ver a dos ejércitos en guerra, incluso en su ciega locura llega a distingir varios personajes que toman parte en la contienda. Desoyendo, como siempre, las advertencias del fiel Sancho, acude presto a la supuesta batalla que allí se libra. Pero al final resulta malparado y con varios dientes menos. Ante tamañas desgracias Sancho empieza a plantearse dejar la empresa en la que se ha embarcado y volver a su hogar.


Capítulo 17

Continuamos con la aventura de la venta, que sigue siendo muy cómica: don Quijote ha creído que estaba en un castillo encantado:

"(...)-Púedeslo creer ansí, sin duda -respondió don Quijote-, porque, o yo sé poco, o este castillo es encantado. Porque has de saber... Mas, esto que ahora quiero decirte hasme de jurar que lo tendrás secreto haste después de mi muerte.
-Sí juro-respondió Sancho.
-Dígolo -replicó don Quijote-, porque soy enemigo de que se quite la honra a nadie.
-Digo que sí juro -tornó a decir Sancho- que lo calleré hasta después de los días de vuestra merced, y plega a Dios que lo pueda descubrir mañana.
-¿Tan malas obras te hago, Sancho -respondió don Quijote-, que me querrías ver muerto con tanta brevedad?
-No es por eso-respondió Sancho, sino porque soy enemigo de guardar mucho las cosas, y no querría que se pudriese de guardadas".

El pobre Sancho en este capítulo lo pasa bastante mal. Se bebe un remedio, igual que don Quijote, para curarse de los golpes que han venido llevando, y aunque parece que al hidalgo el compuesto le va bien, él por su parte a punto está de morirse.

"Yo creo, Sancho, que todo este mal te viene de no ser armado caballero, porque tengo para mí que este licor no debe de aprovechar a los que no lo son".


Capítulo 16

Este capítulo es bastante divertido, a pesar de que Sancho y don Quijote acaban recibiendo unos buenos golpes.

Tras lo mal parados que acabaron nuestros amigos anteriormente, se acercan a una venta a recuperarse, aunque para don Quijote no se trata de una venta sino de un castillo. El problema surge cuando una sirvienta asturiana acude a una cita con uno de los huéspedes, un arriero. Don Quijote cree que acude a sus brazos y el arriero, todo celoso, empieza una pelea en la que acaban metidos, además de ellos dos, Sancho, la moza y el ventero, y todos dándose golpes los unos a los otros:

"Y así como suele decirse: el gato al rato, el rato a la cuerda, la cuerda al palo, daba el arriero a Sancho, Sancho a la moza, la moza a él, el ventero a la moza, y todos menudeaban con tanta priesa que no se daban punto de reposo; y fue lo bueno que al ventero se le apagó el candil, y, como quedaron ascuras, dábanse tan sin compasión todos a bulto que, a donquiera que ponían la mano, no dejaban cosa sana".

Capítulo 15

¡Pobres aventureros! ¡En este capítulo acaban todos zurrados de lo lindo! Hasta el caballo que, en verdad, no tiene culpa de nada. Todo empieza cuando Rocinante se va detrás de unas jacas y sus dueños no se lo toman bien y le dan una tunda. Don Quijote, como no podía ser de otro modo, va en ayuda de su fiel corcél junto con Sancho. Los tres acaban por los suelos sin apenas poder levantarse.

Finalmente retoman su camino y llegan a una venta que don Quijote toma por un castillo. De lo que allí suceda todavía no tenemos pistas.


Capítulo 14

Este capítulo del Quijote me ha gustado especialmente. En él se pone fin a la historia de la pastora Marcela y del estudiante Grisóstomo. Lo interesante de este capítulo es la reinvidicación de Marcela de su libertad.

Marcela acude al entierro del estudiante y allí, después de que se leyeran unos versos en honor del muerto, la pastora deja muy claro un par de cosas a través de un monólogo lleno de fuerza y atrevimiento. Da su versión del desamor de Grisóstomo y explica que nada tiene que ver con su muerte pues siempre fue sincera con él. Además proclama su derecho a amar o no a quien ella quiera y el que nadie puede obligarla a ello, y declara que, ante todo, es libre y libre quiere seguir siendo, no necesita ni quiere marido: solo ansía conservar su libertad. Los hombres, que habían acudido al entierro y que no debían de estar acostumbrados a tales reinvindicaciones y razones en una mujer, se quedan atónitos (y enamorados) al oirla hablar así. Incluso a mí me ha dejado Marcela boquiabierta con ese discurso tan "feminista" que puso Cervantes en boca de una muchacha de su siglo. ¡Olé por Marcela! (y por Cervantes, claro).

"Yo conozco, con el natural entendimiento que Dios me ha dado, que todo lo hermoso es amable; mas no alcanzo que, por razón de ser amado, esté obligado lo que es amado por hermoso a amar a quien le ama (...) Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos. Los árboles destas montañas son mi compañia, las claras aguas destos arroyos mis espejos.

Con este capítulo nos adentramos en el segundo cuarto del libro. Todavía nos quedan muchas aventuras quijotescas que vivir.
 

jueves, 3 de julio de 2014

De cine: El coleccionista de huesos

Hoy quería hablaros de la versión cinematográfica de un libro que he reseñado hace poco, El coleccionista de huesos. La película, que lleva el mismo nombre que la novela, es del año 1999, está dirigida por Phillip Noyce y protagonizada por dos grandes de Hollywood como son Denzel Washington y Angelina Jolie. La verdad es que aunque está bien y es un aceptable thriller, también es uno de esos numerosos casos en los que resulta inevitable decir: “el libro está mejor”. 

Aunque el hilo argumental es el mismo que en la novela, hay bastantes diferencias con ella. Algunas se refieren a pequeños detalles que no he llegado a entender del todo, pues apenas tiene sentido su existencia, como cambiar el nombre y los apellidos de diversos personajes, o su sexo. Otras diferencias no se refieren a pequeños detalles, como las partes que han sido eliminadas claramente por la necesidad de ajustar la duración del largometraje, como es el caso de todo lo que tiene que ver con una reunión de la ONU en Nueva York. La verdad es que esperaba que esto sucediera pues, en realidad, para el desarrollo de la acción, el típico reto entre dos mentes brillantes, una criminal y una policial, esa pequeña subtrama era superflua. 

Otro tema que queda prácticamente aparcado en la película es el de la eutanasia, que no aparece más que de refilón en el film, mientras que en el libro se le da bastantes vueltas, con varios diálogos entre los personajes acerca del asunto.

Pero son otros cambios, o eliminaciones más bien, del largometraje lo que creo que empobrece la trama. La simplificación de los crímenes, no solo en su número sino también en su ejecución y resolución, rebaja una parte importante de la atracción del argumento, restando tanto intriga como un conocimiento más profundo de la mente del asesino.

La película tiene una duración de 115 minutos, pero creo que se merecía otros 20, los habría tolerado perfectamente y habría ganado mucho ahondando en los crímenes, ya que parece que el film, comparándolo con la novela, cojea algo.