viernes, 21 de febrero de 2014

El efecto de las crisis económicas en la literatura

Biblioteca de Montserrat. Fuente de imagen: Wikipedia
Un equipo de investigadores británicos ha realizado un estudio en el que han concluido que el vocabulario que usan los libros después de una grave crisis económica difiere del resto.

Encontraron en EE.UU. una fuerte correlación entre lo que ellos denominaron el índice literario de miseria de un libro (la frecuencia de palabras tales como enojo, asco, miedo, tristeza) y el índice de miseria económica (una medida de desempleo e inflación)  durante los diez años que precedieron a su publicación.

Para ello analizaron unos cinco millones de libros escritos en inglés y vieron que en EE.UU. la miseria literaria alcanzó su punto máximo a principios de 1940, justo después de la Gran Depresión. Bajó durante los años 50, tras el boom económico, y luego, lentamente, se elevó otra vez durante los años 70 y 80, después de años de estancamiento económico y desempleo creciente.  Hay varias razones posibles para el retraso que existe de diez años. Una de las investigadoras, Alex Bentley, propone que: “Tal vez este 'efecto década' refleja el desfase entre la infancia, cuando se forman los recuerdos fuertes, y la edad adulta, cuando los autores pueden comenzar a escribir libros”.

Por si la correlación entre la miseria literaria y la económica en EE. UU. hubiese sido una coincidencia, los investigadores también realizaron el mismo análisis en un catálogo de unos 650.000 libros alemanes. Al compararlo con la situación económica de Alemania, encontraron la misma tendencia.
Kang y Kodos (los famosos extraterrestres de Los Simpsons)
podrían deducir parte de nuestra historia económica únicamente
analizando la frecuencia de determinadas palabras en los libros
Vamos, que si desapareciera la especie humana del planeta Tierra y después llegaran unos alienígenas y se pusieran a leer nuestras bibliotecas (supongo que seres tan inteligentes serán capaces de encontrar fácilmente una piedra de rosetta con la que intrepretar nuestos múltiples idiomas), se harían una idea bastante clara de los ciclos económicos por los que pasaron las sociedades.


Un estudio interesante, aunque la verdad, no sé cómo de sorprendente resulta…

2 comentarios:

  1. Una entrada muy interesante, no lo sabía pero tiene su lógica, supongo que la crisis afecta a todo, hasta a la manera de escribir, y el tema de los libros.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí también me parece bastante lógico, y ahora además tiene demostración científica... por si quedaba alguna duda :-)
      Besos!

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.