viernes, 30 de agosto de 2013

Luces rojas: ¿pequeño homenaje a Matheson y La casa infernal?

Hace unas semanas reseñé un libro del escritor estadounidense recientemente fallecido Richard Matheson, La casa infernal (Hell house en su título original). A los pocos días de acabarlo me puse a ver Luces rojas, del director Rodrigo Cortés, y cuál es mi sorpresa cuando, todavía con el libro reciente en mi cabeza, empiezo a ver alusiones al mismo en la película por todas partes. Vaya, vaya, ¿así que Luces rojas homenajea a La casa infernal?

No voy a realizar una crítica de la cinta, a la cual en mi opinión le falta algo de ritmo, sólo voy a comentaros las referencias que me ha parecido que el film hace al libro. 

Lo primero, decir que se trata sobre todo de pequeños guiños, pues los argumentos no son similares: la obra cinematográfica trata sobre unos investigadores que estudian los fenómenos paranormales científicamente desenmascarando por el camino a inteligentes estafadores sin escrúpulos. No nos encontramos en la película, sin embargo, ni maldiciones, ni mansiones encantadas, ni fantasmas crueles, leitmotiv de La casa infernal.

El pequeño homenaje de Luces Rojas empieza con el apellido de la protagonista femenina del film, una tenaz investigadora de parapsicología interpretada por la siempre brillante Sigourney Weaver: ese apellido es Matheson. El personaje de la doctora Margaret Matheson recuerda profundamente al personaje del doctor Barrett (uno de los principales personajes de La casa infernal): almas científicas que por diferentes motivaciones buscan conocer la verdad acerca de los fenómenos paranormales ayudándose de la única herramienta en la que pueden confiar, la ciencia.

Pero ¿por qué la doctora Matheson está empeñada en conocer la verdad detrás de estos temas? Su motivación tiene más que ver con la de otro personaje, secundario, de la obra de Matheson: el millonario Rolf Rudolph Deutsch. La muerte se cierne sobre ambos (directa o indirectamente) y necesitan saber qué hay más allá para calmar sus almas atormentadas.

Una de las primeras escenas de la película es la realización de una sesión espiritista controlada por medios técnicos, midiéndose la variación de temperatura (a todos los que nos gusta el género de terror sabemos lo importante que es esto, siempre que entra un fantasma en escena la habitación se hiela… cosas del mas allá), y también la presión por medio de un dinamómetro. Una escena muy similar (salvando las distancias de los diferentes escenarios) ocurre en el libro. En éste el encargado de las mediciones es el doctor Barrett, en la película el doctor Buckley.

Si quisiéramos, podriamos incluso hilar más fino (¿tal vez demasiado?) y pensar que el título Luces rojas está inspirado en la novela, en una de cuyas escenas, en medio de una sesión espiritista, podemos leer:

Se sorprendió al ver que Lionel le había soltado la mano. Oyó el crujido de su ropa y se sorprendió de nuevo al ver aparecer una luz roja en el lugar en donde estaba sentado. Se había sacado del bolsillo una linterna diminuta (…) Edith vio que la lucecita roja se movía por encima de la mesa …

Parece no caber duda de que Cortés, o su equipo, con estos guiños a una de las obras más famosas de Matheson, decidieron homenajear a uno de los escritores y guionistas de terror y ciencia-ficción más renombrados de los últimos tiempos.

viernes, 23 de agosto de 2013

La llamada de Cthulhu (H. P. Lovecraft)

AUTOR: H. P. Lovecraft
TÍTULO ORIGINAL: The Call of Cthulhu
GÉNERO: Terror
AÑO: 1926

RESUMEN: A la muerte del profesor Angell, autoridad en inscripciones antiguas, su sobrino se ve obligado como único heredero, a examinar sus pertenencias. Entre ellas encuentra unos documentos y un extraño bajorrelieve. La investigación sobre su origen le revelan una verdad oculta y olvidada, tan terrible que pondrá en riesgo su propia vida y su cordura: la existencia de unos seres oscuros que amenazan la supervivencia de la humanidad. 

TEMAS: El relato promueve la apertura de nuestra mente a la existencia de otros mundos, otras civilizaciones, otras formas de vida más allá de nuestros conocimientos, acercándonos a lo que sólo la encendida imaginación puede crear. Las culturas ancestrales cobran la importancia de ser depositarias de esta información y su salvación del olvido.

H. P. Lovecraft muestra la banalidad y fragilidad de nuestra existencia, de la que no somos conscientes, o no queremos ser. Tal vez nuestra vida no sea más que una gota de agua en el cosmos y nuestra existencia no tenga ninguna importancia en el universo infinito. Sólo nuestra vanidad nos hace creer lo contrario.

OPINIÓN PERSONAL: La llamada de Cthulhu es el primer relato de Lovecraft que leo y ya puedo asegurar que no será el último. Para una fanática de la literatura de terror como yo es difícil explicar cómo es posible que no haya leído antes nada de este autor, pero qué queréis, más vale tarde… En esta novela corta los extraños primigenios y sus oscuras intenciones han obrado en mí igual que en el protagonista del relato: seguiré investigando por este atávico universo.

Lovecraft es uno de los escritores más importantes de la época contemporánea. Se le considera un renovador del cuento de terror al que aleja de la tradicional temática sobrenatural para incorporar elementos de ciencia-ficción, alumbrando el horror cósmico. Los Mitos de Cthulhu conforman sus obras más conocidas, y en ellos participaron también otros escritores que formaban parte de lo que se conoce como Circulo de Lovecraft.

En este relato aparece por primera vez la criatura Cthulhu, figura central de la serie de Los Mitos. Algunos críticos aseguran que sus relatos acaban por ser predecibles y que de entre todos ellos destacan, en realidad, únicamente unos pocos. Eso será algo que voy a juzgar por mí misma porque me he quedado con ganas de más. No sé cuándo acabará otro mito en mis manos, pero seguro, seguro que cae.

Bosquejo de la criatura Cthulhu realizado por H. P. Lovecraft. Fuente de imagen: Wikipedia

En cuanto a este relato en particular, creo que la atmósfera creada por el autor es sin duda lo mejor de la obra, me ha provocado el desasosiego de sentir estar en un sueño donde la realidad deja de seguir las normas acostumbradas y toma su propio camino. Sus profundas descripciones aberrantes y oníricas, su lenguaje arcaico, me han hechizado.

El de Providence logra una unión perfecta entre terror y ciencia-ficción bailando con lo gótico. De momento me he convertido en una más de los muchos que alaban su obra. 

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, sobre todo a los adictos al género del terror. 

VALORACIÓN: 

jueves, 15 de agosto de 2013

Las poseidas de Stepford (Ira Levin)

AUTOR: Ira Levin
TÍTULO ORIGINAL: The Stepford Wives
GÉNERO: Ciencia-Ficción
AÑO: 1972

RESUMEN: Walter y Joanna acaban de mudarse a Stepford. Ambos forman un matrimonio moderno compartiendo las tareas domésticas y el cuidado de sus hijos. Sin embargo, esto no es común en Stepford. Allí las mujeres se dedican en exclusiva a estos quehaceres y se encargan de tener la casa limpia, a sus maridos contentos y un maquillaje perfecto, todo lo cual les absorve todo su tiempo: no tienen  hobbies, ni tan siquiera un momento para ir a tomar un café. Joanna y su amiga Bobbie se dan cuenta de este extraño fenómeno que atrapa únicamente a las mujeres de Stepford y en un tiempo máximo de cuatro meses. Mudarse del “encantador” pueblo antes de que se cumpla ese plazo parece ser la única posibilidad de salvación para evitar caer bajo el hechizo de la irresistible fregona.

TEMAS: El tema principal sobre el que gira esta fábula es la aceptación total por parte del hombre de la igualdad real de la mujer. La obra fue escrita en los años 70, en medio de un fuerte movimiento feminista llamado la segunda oleada. La denominada primera oleada fue el movimiento feminista surgido entre el siglo XIX y primeros del XX que buscaba lograr la equiparación legal de la mujer. Una vez conseguida, la segunda oleada buscaba la igualdad real, ya que si bien en teoría hombre y mujer eran iguales, ésta seguía de facto discriminada. A partir de los años 90 se habla de la tercera oleada, continuación de la lucha de la segunda.

Ante todos estos cambios vividos por una sociedad dominada históricamente por el sexo masculino, este libro abre la pregunta de cómo la liberación de la mujer es en realidad aceptada y vivida por el varón. En estos tiempos parece que la mayoría de los hombres apoyan esta lucha y asumen en la sociedad contemporánea nuevos roles que hasta no hace mucho eran ocupados en exclusiva por la mujer. Sin embargo, Ira Levin nos pregunta: ¿es esto sincero o por el contrario no asistimos más que a la resignación?

El libro empieza con un texto extraído de El segundo sexo, escrito de la feminista Simone de Beauvoir, que refleja el tono subsiguiente de la obra:

"Hoy la lucha toma una forma diferente: en vez de pretender encerrar al hombre en una prisión, la mujer intenta escapar de otra; ya no procura arrastrarlo al ámbito de la inmanencia, sino emerger ella misma a la luz de la trascendencia. Pero la actitud de los varones crea ahora un nuevo conflicto: el hombre se muestra reacio a dejarla escapar."

OPINIÓN PERSONAL: Lo primero que quiero comentar es que lo que menos me gustó del libro ha sido la traducción de la edición que he conseguido (editorial Plaza & Janés, 1978.) Estaba llena de expresiones comprensibles pero que no se escuchan habitualmente, lo que me hace pensar en el español hispanoamericano. Por ejemplo: “la lavadora se descompuso” en vez de “la lavadora se estropeó”, “comercial” en vez de “anuncio”, “living” en lugar de “salón”... Estas expresiones rompían el ritmo de lectura y han conseguido que no acabara tan satisfecha con la narración como creo que de otro modo hubiera sido.

El libro es corto y sin grandes descripciones, se lee rápidamente sin apenas darse uno cuenta. Es el tercer libro de Ira Levin que leo, tras El bebé de Rosmary (más conocido como La semilla del Diablo) y Los niños del Brasil, y aunque éstos me hayan gustado más, Las poseídas de Stepford no hace sino afianzar mi impresión de que Levin fue un escritor de desbordante imaginación y un gran creador de historias que atrapan desde el primer momento.

No desvelaré el final pero ya os adelanto que no está bañado en azúcar. De este libro se han realizado dos versiones cinematográficas en los años 1975 y 2004. No he visto ninguna de ellas pero por lo que he oído, en la más reciente (titulada Las mujeres perfectas, protagonizada por Nicole Kidman), Hollywood se encarga de darle el toque ñoño y cargarse con ello parte del encanto de la obra, motivo por el que no tuvo buenas críticas.

Antiguo anuncio de vitaminas que reza:
    "Cuanto más duro trabaja una esposa, más atractiva está".
Fuente de imagen: Boredpanda.com
El planteamiento del libro es totalmente actual. Vivimos en un mundo donde la mujer sigue luchando por la consecución de la igualdad real. Y esto en el mejor de los casos, ya que en el peor la lucha se centra aún en la erradicación de desigualdades legales o la abolición de torturas como la ablación del clítoris.

Ira Levin muestra una visión bastante pesimista de su sexo en esta fábula, mostrando hombres que prefieren una pechugona y perfecta ama de casa que no tengan ninguna aspiración más que su hogar. Para ellos el sentido del humor, la visión personal de la vida, los sentimientos, parecen ser en todo punto secundarios.

Para que os hagáis una idea de cómo son las mujeres de Stepford, tan deseadas por los hombres del relato, aquí os dejo unos extractos:

"-¡Qué suaves y blancas salen estas cosas!-contestó Kit. Puso la camiseta doblada en la canasta de la ropa, sonriendo. Parecía la actriz de un comercial. Y eso era, pensó Joanna de pronto. Ella y las demás, todas las casadas de Stepford eran eso: actrices de comerciales complacidas con detergentes y ceras para el piso, con productos de limpieza, champús y desodorantes. Hermosas actrices, abundantes de busto pero escasas de talento, tan exageradas en su papel de amas de casa de un pueblo suburbano, que le quitaban toda realidad." 

Otro fragmento es el siguiente: 

"Del otro lado de la calle, junto a la ventana del living de su casa, estaba sentada Donna Claybrook, lustrando algo que parecía un trofeo deportivo, pule que te pule, con movimientos automáticamente regulados. Joanna la observó y meneó la cabeza. «Las casadas de Stepford no paran un momento», se dijo. Sonaba como un poema (…)«Las casadas de Stepford no paran un momento, como robots trabajan hasta el último aliento»."



Un libro que da que pensar y te deja con la mosca detrás de la oreja: ¿latirá en el corazón de los hombres de hoy el espíritu de los maridos de Stepford?

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí.

VALORACIÓN:

miércoles, 7 de agosto de 2013

Sherlock Holmes en el Museo de Londres

Es probable que no haya detective más conocido en el mundo que el tenaz y díscolo Sherlock Holmes, creado por Sir Arthur Conan Doyle en el siglo XIX y convertido desde entonces en icono de la investigación cerebral. Ha sido protagonista de 4 novelas, 56 relatos y llevado al cine en múltiples ocasiones, entre las que cabe destacar El sabueso de los Baskerville (1959) de Terence Fisher y protagonizada por Christopher Lee y Peter Cushin, y La vida privada de Sherlock Holmes (1970) de Billy Wilder. En los últimos tiempos la serie de televisión británica Sherlock, protagonizada por  Benedit Cumberbatch y Martin Freeman (Sherlock y Watson respectivamente), ha devuelto a esta figura todo su esplendor con una puesta en escena contemporánea.

Este investigador se inspira en el quizá menos popular, pero no menos sagaz, chevalier Dupin (creación de Edgar Allan Poe), sin el cual no solamente no existiría Sherlock Holmes, sino tampoco Hercules Poirot o Colombo. A. C. Doyle, totalmente consciente de ello, llega a homenajear a Dupin mencionándolo a través de sus personajes en Estudio en escarlata

Estatua de Sherlock Holmes en Edimburgo. Fuente de imagen Wikipedia
Si bien es cierto que Sherlock Holmes ya cuenta con su propio museo en Londres, situado en el 221b de Baker Street (hogar del detective en la ficción), el Museo de Londres está preparando para el 2014 una exposición sobre él con la cual espera conseguir el mismo éxito obtenido en 2012 con la del escritor Charles Dickens. Manuscritos, fotografías, y objetos relacionados con Holmes se expondrán junto con otros elementos propios de Londres para explorar cómo era la ciudad en la época en la trascurren las historias del detective y cómo era su método analítico.

La exposición se abrirá en otoño, así que si sois fanáticos de Holmes marcad en el calendario esta fecha e id consultando disponibilidad de hotel y avión... si los tiempos que corren os lo permiten.