jueves, 7 de noviembre de 2013

Me he unido al Club Corazones Solidarios

Gandhi nos enseña que "La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que sus animales son tratados". Y Kant que "Podemos juzgar el corazón de una persona por la forma en que trata a los animales".

Acabo de unirme a la iniciativa que propuso Mocca, del blog Sintonía literaria, para expresar mi sentida repulsa y mi más fuerte oposición a cualquier tipo de maltrato animal. La iniciativa que propone Mocca se llama Corazones Solidarios y uniéndome a ella me comprometo a una serie de acciones que, en realidad, no me van a suponer ningún esfuerzo:

-No maltratar a los animales, sea cual sea su especie o su raza, independientemente de su color, pelaje, originalidad, etc.
 
-No tratar a los animales como objetos  ni como juguetes.

-No abandonar a nuestras mascotas.

-Socorrer animales en peligro cuando nos sea posible.

-No vestir prendas confeccionadas a partir de pieles animales.

-No ensalzar eventos que atenten contra los valores del club, es decir, la lucha contra el agravio a los animales.

Y como plus: me comprometo a seguir siendo vegetariana.

Si vosotros también estáis en contra de todo maltrato animal, y queréis uniros al club podéis hacerlo en el Club Corazones Solidarios.

Al igual que Gandhi y Kant, creo que se puede juzgar sin temor a equivocarse a un hombre (o mujer, en este terreno tanto da) por su forma de tratar a los animales. Pero ellos no fueron los únicos que lo vieron claro. Aquí os dejo otras afirmaciones de algunas otras mentes preclaras:

Los franceses ya han descubierto que la negrura de la piel no es razón para abandonar a un ser humano al capricho de su torturador. Quizá llegue el día en que se reconozca que el número de patas, la pilosidad de la piel o la terminación del hueso sacro son razones igualmente insuficientes para abandonar a un ser sensitivo al mismo destino. Jeremy Bentham

La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral. Arthur Schopenhauer

A veces me preguntan: ¿Por qué inviertes todo ese tiempo y dinero hablando de la amabilidad para con los animales cuando existe tanta crueldad hacia el hombre? A lo que yo respondo: Estoy trabajando en las raíces. George T. Angell




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.